Salud

El Hospital El Tomillar instaura la alta resolución en sus consultas quirúrgicas

  • La implantación del acto único permite al paciente recibir un diagnóstico y una propuesta terapéutica, además de valoración preanestésica en caso de precisar cirugía, a través de una sola visita.

El quirófano del Hospital El Tomillar con la jefa de sección de Cirugía Lourdes Gómez Bujedo (izqda.), acompañada de cirujanos, anestesistas y profesionales de enfermería. El quirófano del Hospital El Tomillar con la jefa de sección de Cirugía Lourdes Gómez Bujedo (izqda.),  acompañada de cirujanos, anestesistas y profesionales de enfermería.

El quirófano del Hospital El Tomillar con la jefa de sección de Cirugía Lourdes Gómez Bujedo (izqda.), acompañada de cirujanos, anestesistas y profesionales de enfermería. / M. G.

La consulta por acto único, o también conocida como consulta única, es una de las claves de la alta resolución y que la pandemia del coronavirus hace más que necesaria para evitar riesgos y potenciar la prevención al reducir las visitas hospitalarias.

En este contexto, y con vistas a mejorar el servicio, el Hospital El Tomillar, adscrito al Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, ha experimentado recientemente una reordenación de la práctica clínica habitual en las consultas quirúrgicas con la que, a través de un sólo acto, el paciente sale del centro con un diagnóstico y una propuesta terapéutica, además de la valoración preanestésica en caso de precisar cirugía. Todo ello en el mismo día y en una sola visita en lugar de los tres citas necesarias hasta ahora en días diferentes (cirujano, radiología y anestesia). 

Esta implementación en este centro se enmarca en la Estrategia de Alta Resolución de la Consejería de Salud y Familias y aporta como valor añadido su materialización en un área de gran dispersión geográfica como el sur de la provincia de Sevilla y el contexto sanitario actual donde es fundamental evitar desplazamientos innecesarios de usuarios a cambio de respuestas asistenciales eficaces

La iniciativa se ha llevado a cabo en el área de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) del hospital, bajo el impulso y coordinación de la jefa de sección de Cirugía del Área Hospitalaria de Valme, Lourdes Gómez Bujedo, y permite que en una sola mañana el paciente sea visto en consulta por el cirujano, se le realicen las pruebas diagnósticas necesarias y se marche a su domicilio con una propuesta terapéutica, que en caso de ser quirúrgica también incluye la valoración preanestésica. Para ello, desde Cirugía se ha establecido una coordinación con los servicios de Radiodiagnóstico y Anestesiología donde se ha potenciado la comunicación entre especialistas en pro de una mayor eficiencia en el proceso diagnóstico.

"Logramos la eficiencia del sistema sanitario, lo cual supone una enorme satisfacción para los profesionales con el trabajo que realizamos", destaca la doctora Gómez Bujedo.

Coordinación entre las especialidades médicas de Cirugía y Radiodiagnóstico para la consulta en acto único. Coordinación entre las especialidades médicas de Cirugía y Radiodiagnóstico para la consulta en acto único.

Coordinación entre las especialidades médicas de Cirugía y Radiodiagnóstico para la consulta en acto único. / M. G.

La cirugía mayor ambulatoria es una modalidad quirúrgica basada en técnicas mínimamente invasivas que evitan el ingreso hospitalario. En el Hospital El Tomillar está integrada por siete cirujanos, cinco anestesistas, 22 enfermeros, 17 auxiliares de enfermería, tres administrativos, celadores y limpiadoras. Como infraestructura cuentan con cuatro quirófanos, una sala de recuperación postanestésica, una sala de readaptación al medio, área de hospitalización de corta estancia y tres consultas.

Anualmente, en el Bloque Quirúrgico del Hospital El Tomillar se realizan cada año cerca del millar de operaciones por CMA. Con la implementación de la alta resolución en las consultas quirúrgicas se podrán beneficiar cerca de 100 pacientes al mes que al acudir en la primera visita a estas consultas deben pasar por los servicios de Radiodiagnóstico, para completar mediante pruebas de imagen las sospechas médicas, y por el servicio de Anestesia, para formalizar la valoración preoperatoria si la cirugía es prescriptiva.

Por lo que respecta a las patologías que se abordan con esta modalidad quirúrgica y que han pasado a beneficiarse de este circuito asistencial más ágil desde las consultas, se incluyen la cirugía de pared abdominal por vía abierta o laparoscópica (tales como hernias, eventraciones, tumores de pared,…), las colecistectomías laparoscópicas, los quistes coxígeos y las cirugías de tumores de partes blandas.  Según Gómez Bujedo, con la reordenación de esta práctica asistencial a través de la alta resolución, el ciudadano y usuario del servicio sanitario se convierte en el "auténtico eje del sistema sanitario". "Es una modalidad que impacta positivamente sobre el paciente, al cual le facilitamos su paso por el hospital simplificándole el circuito asistencial que debe recorrer", señala la doctora, 

De igual modo, la doctora también destaca de esta nueva dinámica el hecho que se acorten los tiempos de espera diagnósticos al agilizarse los mismos mediante el fedd back entre especialistas, los cuales de inmediato dirimen la respuesta entre la sospecha clínica y el resultado de la prueba diagnóstica. En este aspecto, hay que destacar la mejora de la interrelación y comunicación entre estas tres especialidades médicas en beneficio de la asistencia que se realiza. "Como consecuencia, mejora la calidad de la asistencia prestada, optimizando el proceso de la toma de decisiones. y ello repercute en la mejora de la satisfacción percibida por los propios pacientes", añade.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios