Policía Local de Sevilla Luto en el turno de noche

  • Muere José Carlos Téllez, el agente 894 de la Policía Local de Sevilla, tras una larga lucha contra el cáncer

  • Sus compañeros le rinden homenaje de madrugada escoltando el traslado del féretro desde el hospital al tanatorio

El policía local José Carlos Téllez, fallecido la noche del miércoles. El policía local José Carlos Téllez, fallecido la noche del miércoles.

El policía local José Carlos Téllez, fallecido la noche del miércoles. / Emergencias Sevilla

En el último día del patrón que se celebró con público, el 25 de noviembre de 2019, la Policía Local de Sevilla quiso rendir homenaje a sus agentes del turno de noche. O de la Unidad de Intervención Nocturna (UIN), si se prefiere, que para eso es su nombre oficial. Se emitió un emotivo vídeo, realizado por el periodista Mariano Valladolid, con entrevistas a algunos de sus agentes más veteranos y conocidos. Pero lo que quedó en el recuerdo de todos fue el homenaje sorpresa que se le hizo al agente José Carlos Téllez Berraquero, el policía local 894.

Aparecían en el vídeo Fernando Fernández, el Capa, a quien los niños de las Tres Mil Viviendas le pusieron ese mote porque trataba de mandarlos a su casa cuando los sorprendía a altas horas de la noche en la calle y, para hacerlo, no se le ocurrió otra cosa que decirles que había visto a un hombre con una capa que venía a por ellos. O el cabo Juan Flores, el Bigote, que se jubilaba ese año tras 34 temporadas en el turno de noche. Y Sebastián Borrás, Sebas, que había pasado un año horrible por la operación de su hijo discapacitado, y que encontró en sus compañeros una segunda familia.

Podrían haber aparecido todos los componentes de la unidad, pues cada uno tiene una historia digna de mención. Como la de José Antonio López, que estuvo un tiempo viviendo en una autocaravana a la puerta de su casa para no exponer a su familia al principio de la pandemia. O como lo de tantos otros, protagonistas anónimos de persecuciones a toda velocidad en mitad de la noche, de intervenciones arriesgadas cuando el resto de la ciudad duerme. Sólo en el último año, la UIN ha abortado un secuestro, ha detenido a varias bandas de aluniceros, ha participado en persecuciones de hasta cuarenta kilómetros...

Mensaje de condolencia publicado por el servicio de Emergencias del Ayuntamiento. Mensaje de condolencia publicado por el servicio de Emergencias del Ayuntamiento.

Mensaje de condolencia publicado por el servicio de Emergencias del Ayuntamiento. / Emergencias Sevilla

Los agentes del turno de noche son esos tipos que llevan los maleteros de los patrulleros llenos de cosas, de herramientas, cuerdas, linternas, cizallas... porque si hay que rescatar a alguien y hay que cortar algo, o si una persona está atrapada en un incendio y no puede salir por una reja, o hay que lanzarle un cabo para que salga de algún pozo, a esas horas no hay ninguna ferretería abierta a la que poder acudir rápidamente y comprar el material necesario. Los de la noche se las ven solos ante el peligro, con la única ayuda de sus compañeros.

Pero si a cualquiera de los que estuvo aquel día de la Policía Local en Fibes, donde se celebró el acto, se le pregunta de qué se acuerda, responderá que fue el homenaje a Téllez, que estuvo casi cinco minutos con los asistentes puestos en pie sin dejar de aplaudirle. Téllez, con su uniforme de policía local sentado entre el público, aguantaba el tipo como podía. Se ponía de pie, se abrazaba a su padre, a sus compañeros, recibía el ánimo de todos. Era una manera de enviarle energía para superar el cáncer que se le había diagnosticado un año antes.

"Se le rindió un emotivo homenaje sorpresa que a buen seguro le dio fuerzas para seguir adelante con toda la ilusión de volver a vestir el uniforme y patrullar las calles de nuestra ciudad", apuntan fuentes municipales. Hace unas semanas, varios comentarios en redes sociales e imágenes de cariño en los perfiles de WhatsApp de los teléfonos móviles indicaban que la enfermedad se había agravado. En esas estampas, siempre el logo de la UIN, un murciélago con las alas abiertas en forma de V.

Anoche, José Carlos Téllez murió a los 50 años en el Hospital Virgen del Rocío al no poder superar el cáncer que padecía. La noticia fue un mazazo no sólo para los policías locales de la ciudad, también los nacionales, guardias civiles y bomberos con los que había coincidido en muchas ocasiones. "Se nos ha ido una gran persona y un gran profesional que hasta el último minuto tenía como deseo vestir el uniforme que le apasionaba, y que pudo ayudar a tantas y tantas personas de esta ciudad", decía de él un compañero.

"Destacan de él su oficio, su compañerismo y su profesionalidad, durante todo este tiempo ha tenido el apoyo de todas las unidades policiales, sobre todo de la suya, la UIN, donde ha recibido el cariño diario de sus compañeros. Era muy querido y un muy buen policía", asegura un agente de la Policía Nacional que participó con él en distintas intervenciones conjuntas.

Téllez llevaba en la Policía Local desde 1992. Entró en la promoción más numerosa de la historia reciente del cuerpo. Estuvo destinado en la Unidad de Motoristas, pasó también por el Grupo Giralda y de ahí ingresó en la Unidad de Intervención Nocturna. Lo hizo en el año 2001. Desde entonces había estado en el turno de noche. 

Fue instructor de conducción evasiva y policial e impartió formación en diferentes ciudades. Recibió varias condecoraciones por sus intervenciones. Desde el año 2018 luchaba contra el cáncer. "Durante los últimos meses han sido muchos los mensajes de ánimo que le han llegado de muchos compañeros de distintas ciudades, tanto de España como del extranjero deseándole su recuperación", indican fuentes municipales.

Y desde anoche llueven los mensajes de condolencia. "Hoy, tras cinco años, vuelvo a tener el corazón roto por la perdida de un gran compañero de la Policía Local. Tuve la suerte de conocerlo y recibir su ejemplo de estar ahí, trabajando a pesar de su enfermedad. Me llevaré siempre tu ejemplo", publicó en su perfil de Twitter el concejal de Gobernación, Juan Carlos Cabrera.

También el alcalde, Juan Espadas, y el líder de la oposición en el Ayuntamiento, Beltrán Pérez, han enviado sus mensajes de pésame. Y decenas de policías, bomberos, sanitarios y demás personal de emergencias que trabajaron con él. Y sindicatos como el Sppme o asociaciones de policías como la IPA o la Unión de Cuerpos Institucionales. 

Durante la pasada madrugada, los agentes de la Policía Local de Sevilla y de la Policía Nacional que estaban de servicio en la ciudad se unieron para dedicarle un homenaje. A las tres de la mañana, acompañaron el traslado de los restos mortales del agente desde el hospital al tanatorio, donde permanecen aún. Fue su última ronda, a las tres de la madrugada del 21 de enero de 2021. Descanse en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios