Reapertura de Torre Sevilla | Fase 2

Los centros comerciales de Sevilla se unen a la desescalada: sin aglomeraciones y con despliegue de vigilancia

Reapertura de Torre Sevilla con el paso a fase 2 de la desescalada. Reapertura de Torre Sevilla con el paso a fase 2 de la desescalada.

Reapertura de Torre Sevilla con el paso a fase 2 de la desescalada. / Antonio Pizarro

Todos han llegado esperando encontrarse Primark abierto, pero el deseo se ha frustrado. La multinacional textil no abrirá sus puertas por ahora en el centro comercial Torre Sevilla, que ha reanudado este lunes su actividad coincidiendo con la fase 2 de la desescalada.

Un cartel en los accesos de sus dos plantas anuncia que la reapertura tendrá lugar "los próximos días", sin especificar fecha. Eso sí, advierte que ahora se desarrollan trabajos para hacer de este negocio de ropa a precio económico un local "más seguro" frente al Covid-19.

Lunes 25 de mayo en Torre Sevilla, con la esperada reapertura de tiendas. Lunes 25 de mayo en Torre Sevilla, con la esperada reapertura de tiendas.

Lunes 25 de mayo en Torre Sevilla, con la esperada reapertura de tiendas. / Antonio Pizarro

Algunos padres vinieron con la esperanza de encontrárselo abierto. "El niño ha crecido mucho durante el confinamiento y ya no le está nada bueno", refiere uno de los sevillanos que se ha desplazado este lunes hasta el centro comercial, que no registra aglomeraciones en esta jornada laborable.

La mayoría de las tiendas se encuentran abiertas, con sus geles hidroalcohólicos en la puerta. Algunas -las más pequeñas- tienen los itinerarios perfectamente marcados. Las hay también que ofrecen guantes a sus clientes.

El público es muy diverso en las primeras horas de apertura. Desde adolescentes a personas mayores, pasando por gente de mediana edad que viene a realizar descambios de artículos, que han tenido guardados durante el confinamiento. Hay quien devuelve hasta una estufa usada en los días de frío del estado de alarma.

En la planta tercera, la de restauración, hay tres negocios abiertos, que se unen a otros dos situados en los extremos de la plaza, cuyos veladores están ocupados por personas que trabajan en las inmediaciones. El resto de enseñas de comida se irá incorporando paulatinamente.

Todo el recinto cuenta con un amplio despliegue de vigilantes que se encargan de comprobar que se mantienen las medidas de seguridad, tanto por parte de los responsables de las tiendas como por los clientes. Hay más de una llamada de atención por no llevar mascarilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios