Comedor escolar saludable

Recogen firmas para eliminar los cátering de los colegios

  • Piden que la administración y las AMPA gestionen este servicio para que tenga mayor calidad

Varios niños almuerzan en un comedor escolar. Varios niños almuerzan en un comedor escolar.

Varios niños almuerzan en un comedor escolar. / D. S.

Comentarios 14

La plataforma Escuelas de Calor, que años atrás protagonizó diversas campañas para pedir la correcta climatización de los centros educativos, ha iniciado ahora una recogida de firmas en internet (Change.org) para que la gestión de los comedores escolares no recaiga en las empresas de cátering y sean la propia administración pública y las AMPA las que se encarguen de su funcionamiento. Las asociaciones de padres que buscan este cambio consideran que con el modelo que solicitan los menús que se sirven ganarían en calidad sabor

La gestión directa supondría la elaboración de las comidas  in situ, es decir, dentro de las instalaciones de los propios colegios, una posibilidad que muchos centros educativos no podrían permitirse, debido a las dimensiones con las que cuentan. El cambio, además, conlleva a eliminar la línea de frío, la cual, según las AMPA firmantes, ha generado "descontento y quejas por parte del alumnado y las familias".

Según los padres, la gestión actual recae en empresas multinacionales, las cuales ofrecen un menú con muchos aspectos mejorables. Entre ellos se encuentran la baja calidad, las raciones con poca cantidad, el hecho de no diferenciar entre los niños de Infantil y Primaria, los platos sin sabor, los incumplimientos en los menús aprobados, la escasa fruta fresca, los pescados de origen extranjero (como la panga y la tilapia) y sin seguridad alimentaria, la ausencia de productos ecológicos, los siete días que transcurren de media entre que se elabora la comida y se sirve, la deficiente comunicación con las familias, la inexistencia de actividades educativas en hábitos alimenticios y de higiene, la falta de control in situ de la administración competente, la precariedad en las condiciones laborales de los monitores y los múltiples problemas en los menús especiales. 

El nuevo modelo permitiría, según la citada plataforma, elaborar comidas más saludables y apetecibles, usar productos ecológicos y de cercanía (lo que favorece el comercio local), mejorar la participación de las familias en dicho servicio (a través de las AMPA y el consejo escolar de los colegios) y una mayor estabilidad de la plantilla que atiende el comedor

Por tal motivo, piden a los padres que apoyen esta petición mediante la campaña de recogida de firmas iniciada en la plataforma digital  Change.org.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios