Día de San Fernando

La eterna dualidad de Sevilla

  • Espadas lanza un mensaje crítico contra los escépticos que tienden a "minusvalorar" los logros de la ciudad en la entrega de las medallas concedidas por el Ayuntamiento.

Foto de familia de los reconocidos por la ciudad.

Foto de familia de los reconocidos por la ciudad. / Antonio Pizarro

El 25 aniversario de la Exposición Universal de 1992 fue este martes el eje vertebrador del acto institucional celebrado en el Teatro Lope de Vega con motivo del Día de San Fernando, patrón de Sevilla, y donde se entregaron hasta 22 distinciones a personas e instituciones que ponen "cara y corazón" a las "constantes vitales de los valores de la Sevilla de hoy".

Todo fueron elogios hacia la ciudad, aunque el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, no olvidó a los escépticos que dudan de los logros alcanzados en este periodo, a los que lanzó un mensaje crítico. "Hace 25 años, Sevilla supo dar una lección ejemplar al mundo con la organización de aquella Exposición Universal que nos cambió la vida. Fuimos testigos de un cambio asombroso que volvió a posicionarnos en el mundo y abrió puertas al emprendimiento, al desarrollo empresarial, la investigación, la educación de calidad, las tecnologías", destacó el alcalde. "Hoy, como entonces, no estamos libres ni de escépticos ni de pesimistas. También forman parte de esa eterna dualidad de Sevilla, combinación perfecta de orgullo y crítica, autocomplacencia y autoexigencia implacable que tiende a minusvalorar cómo somos", subrayó Espadas. "Nosotros la hicimos. La mejor exposición universal de la historia puso hace 25 años a Sevilla en el mapa, transformó este territorio y le legó el parque científico y tecnológico de la Cartuja como ejemplo de éxito".

Espadas presidió un acto institucional de casi tres horas de duración que fue conducido por el periodista Cristóbal Cervantes, siempre entre bambalinas. Todos los grupos municipales estuvieron representados por sus portavoces en el Ayuntamiento, sentados en el escenario junto al regidor y la primera teniente de alcalde, Carmen Castreño.

La soprano Estefanía Canseco fue la encargada de abrir el acto con la interpretación de la pieza Habanera, de la ópera Carmen, junto a la Banda Sinfónica Municipal, situada en el foso del teatro. La obra de Bizet también cerró el acto con El toreador, a cargo del barítono Salvador Vicente y la soprano Canseco. Esta ópera fue una protagonista más del acto por las continuas alusiones de los intervinientes a esta obra ambientada en Sevilla.

Destacada fue la ausencia de del científico natural de Carmona Manuel Losada y el tenor Plácido Domingo, nombrados Hijos Predilectos de la ciudad. Su delicado estado de salud impidió a Losada Villasante acudir al Lope de Vega, aunque estuvo representado por su esposa. Plácido Domingo excusó su ausencia en un vídeo. El tenor actúa hoy en Berlín.

La bailaora internacional Cristina Hoyos, visiblemente emocionada, recibió el título de Hija Predilecta de Sevilla, la segunda mujer con esta distinción. En 1999, la artista Juanita Reina fue nombrada Hija Predilecta de Sevilla apenas dos meses después de su muerte. Fue la primera mujer que recibió esta distinción. Ha habido que esperar 18 años para que el pleno del Ayuntamiento de Sevilla reconociera con este título a otra mujer.

Jacinto Pellón fue homenajeado por su papel en la Expo y su viuda recogió la medalla

Diez duros a la semana pagaba su familia para que la artista aprendiera a bailar en la academia de Adelita Domingo cuando aún era una niña, recordó este martes la propia Cristina Hoyos en su discurso de agradecimiento. "Fuimos al quiosco de prensa de mi abuela Mercedes a pedirle que me comprara unos palillos, y mi abuela le dijo a mi madre, Cristina, no es por no comprárselo, es que creo que es una pérdida de tiempo y de dinero, yo veo a la niña muy lacia", relató la artista sobre el escenario, haciendo un recorrido de su vida y su trayectoria profesional, sus recuerdos y vivencias, como si de una película se tratase. Y entre las imágenes que describía una confesión: "Las primeras flores que recibí en mi vida me las regaló Peter O'Toole", el actor de la película Lawrence de Arabia, con quien se fotografió en la Casa de Pilatos con motivo del rodaje de varias escenas de la película en Sevilla.

El alcalde entrega la medalla de la ciudad al catedrático Enrique Valdivieso. El alcalde entrega la medalla de la ciudad al catedrático Enrique Valdivieso.

El alcalde entrega la medalla de la ciudad al catedrático Enrique Valdivieso. / Antonio Pizarro

El Ayuntamiento ha querido también reconocer este año a "una rebujina exquisita de gentes" que "se enamoraron y aman a esta ciudad", tal como los definió el catedrático de Historia del Arte Enrique Valdivieso durante su intervención en representación a los galardonados.

En total se entregaron 19 medallas a Amalia Gómez, presidenta de Cruz Roja Española en Sevilla; la doctora en Ciencias de la Educación y catedrática de Historia de la Educación Consuelo Flecha García; la ONG Accem, por su ayuda a las personas refugiadas, migrantes y en situación o riesgo de exclusión social; la hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Sevilla, por su trayectoria y obra social; al pintor José Luis Mauri; a Antonio Guerrero, en representación de Mariscos Emilio. A Mauricio Domínguez Domínguez-Adame, por sus cargos de responsable de protocolo en la Diputación y el Ayuntamiento. A Pepe Benavides y su discoteca Fun Club, por su papel en la escena musical de Sevilla. Al joven Manuel Soto, de sólo 17 años de edad, por su historia de superación tras luchar contra una grave enfermedad y convertirse en el corredor más joven que ha logrado superar el duro Marathon Des Sables, de 250 kilómetros de distancia en seis etapas. A la gimnasta Ana Pérez Campos, medalla de bronce en barra en el Word Challenge Cup en 2015, campeona de España absoluta (2015) y campeona de la Copa de España (2016). A Real Club Pineda, fundado en 1940, con más de 10.000 socios y emblema de "tradición y modernidad"; y a Esperanza Albarrán por su papel en la enseñanza pública, las Humanidades y la ayuda a los desfavorecidos.

Actuación de Cantores de Hispalis, también premiados. Actuación de Cantores de Hispalis, también premiados.

Actuación de Cantores de Hispalis, también premiados. / Antonio Pizarro

También se reconoció la labor de la compañía Danza Mobile, un proyecto de integración social de personas con discapacidad, especialmente de jóvenes con Síndrome de Down, que nació en 1995; además del espíritu de superación de la deportista Raquel Domínguez, que, a pesar de sufrir una discapacidad degenerativa que le ha llevado a pasar más de 20 veces por quirófano, es siete veces campeona de España en los 50 metros mariposas y seis veces en los 200 metros estilos, entre otros logros deportivos. "Aún me siento sobrecogida porque no me creía merecedora de esta medalla", reconoció a los periodista la deportista minutos antes del comienzo del acto. "Más de la mitad de esta medalla pertenece a la fundación que me apoya, ha creído en mí y ha hecho posible que me otorguen esta medalla".

Otro de los grandes recordados fue Jacinto Pellón, uno de los grandes artífices de la Exposición Universal de 1992. Su viuda fue la encargada de recoger la medalla en nombre del ingeniero de Caminos, que falleció en 2006. La ciudad también distinguió con una medalla al Centro de Profesorado de Sevilla, al Centro San José Madres Mercedarias de Sevilla y a Pascual González, que junto a sus amigos y componentes del grupo Cantores de Híspalis, interpretó unas sevillanas con el único acompañamiento musical de una guitarra.

Cristina Hoyos es la segunda mujer con el título de Hija Predilecta, tras Juanita Reina

"Estoy convencido de que no hay servicio más importante que trabajar por el futuro de tu propia tierra y hacerlo tan bien que tu éxito por el futuro de tu propia tierra y hacerlo tan bien que tu éxito se asocie al nombre de la ciudad que te vio nacer o en la que decidiste hacer tu vida", señaló Juan Espadas. Los que recibieron este martes las medallas de la ciudad "nos representan oficialmente a partir de ahora, son embajadores permanentes de una forma de ser, de trabajar y de soñar que va ligado indisolublemente al nombre de Sevilla.

A la ceremonia acudieron numerosos representantes de la vida social, política, empresarial y académica de Sevilla. Todos los grupos políticos a nivel local y provincial estuvieron representados en mayor o menor medida. Beltrán Pérez y Virginia Pérez, del PP, y Juan Carlos Cabrera y Joaquín Castillo, del PSOE, fueron algunos de los asistentes. De la Junta de Andalucía, destacó la presencia de Esther Gil, delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla; mientras que de la Universidad de Sevilla acudieron varios vicerrectores. Sólo dos ex alcaldes acudieron a la cita con la ciudad, los socialistas Alfredo Sánchez Monteseirín y Manuel del Valle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios