ESTRENO El Circo del Sol regresa hoy a Sevilla

Arranca la vacunación infantil contra el coronavirus

La hora de completar el ciclo

Los menores hacen cola junto a sus padres para vacunarse contra el coronavirus en la Facultad de Matemáticas en la capital.

Los menores hacen cola junto a sus padres para vacunarse contra el coronavirus en la Facultad de Matemáticas en la capital. / Juan Carlos Muñoz

La familia sevillana Rodríguez Tapia completó ayer un ciclo. El de la vacunación contra el Covid de tres generaciones. Los abuelos ya tienen las tres dosis. Los padres tienen las dos correspondientes. También la hija adolescente de 13 años completó la pauta vacunal en verano. Y ayer le llegó el turno al más pequeño. Luisa Tapia y su hijo de nueve años llegaban ayer sobre las 16:30 horas a la Facultad de Matemáticas, una de las dos sedes donde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha centralizado la vacunación infantil contra el coronavirus en la capital junto al Centro de Formación Profesional Ocupacional Guadalquivir de la barriada de La Candelaria. Había una pequeña cola, pero nada comparable con la que se formó apenas media hora después, cuando el número de familias se multiplicaba por momentos. Los centros de salud, en la provincia, y el Hospital de Valme son las otras sedes en las que desde ayer pueden vacunarse los menores.

"Nervios siempre hay porque tenemos demasiada información, pero estamos convencidos de que estamos haciendo lo que hay que hacer", afirmaba Luisa mientras su hijo, inquieto, avanzaba por la fila, ya casi en la puerta de entrada. "Es un niño muy responsable y dice que se quiere vacunar por el bien de sus abuelos", añade la mujer.

Otra familia que completó ayer el círculo de vacunación es la familia de Inés y Gonzalo. Hijos y nietos de padres y abuelos vacunados, los pequeños de 10 y 9 años acudían ayer "muy contentos" a vacunarse junto a sus padres Iñaki y Carmen. "Cogimos la cita el mismo lunes cuando abrieron las agendas", dice Carmen. Lo que piensan sus hijos, lo intuye. "Es lo que han visto en casa. Estamos todos vacunados y esperando las terceras dosis", añade la mujer, que lamenta que la vacunación no se haya llevado a cabo en los colegios porque, afirma, "eso haría que se vacunaran más niños porque las familias no querrían verse señaladas".

Sergio, de nueve años, también aguarda su turno en la cola. Llega acompañado de su madre Ana Talavera y su hermana Alicia. "No quería venir", dice su madre, que defiende la vacunación infantil contra el Covid "por la seguridad de todos". Alicia sí estaba más convencida cuando le llegó sur turno, el pasado verano. Tiene 12 años y afirma que fue "sin miedo". "Sólo es un pinchazo", dice.

Los niños que llegan junto a sus padres se cruzan con los que salen de las instalaciones ya vacunados. Los niños que llegan junto a sus padres se cruzan con los que salen de las instalaciones ya vacunados.

Los niños que llegan junto a sus padres se cruzan con los que salen de las instalaciones ya vacunados. / Juan Carlos Muñoz

A unos 100 metros, está la salida. Un grupo de cuatro niños acaban de convertirse en unos de los primeros niños vacunados contra el Covid en Sevilla. Están contentos. Sus padres también. "Lo estábamos esperando" dicen. Sólo a uno le ha dolido el pinchazo. "Venía muy tranquilo porque pensaba que no dolía y soy el único al que le ha dolido", manifestaba. Otro grupo de tres niñas también se quejan de dolor de brazo al salir. "Hay que moverlo, me lo han dicho dentro que es lo que hay que hacer para que se te mueva el líquido", le dice una a las otras.

Natividad y su hijo Íñigo, de 11 años, salen satisfechos. "Es un pinchazo rápido", dice el menor. "Él estaba deseando, confiamos en la ciencia", añade su madre. Apenas han estado dentro de las instalaciones unos 20 minutos. "Entras te vas a las mesas de registro donde comprueban que los niños vienen acompañados de sus padres. Ahí te dan ya la siguiente cita, la nuestra es para el 8 de febrero, y de ahí te pasan a la zona de vacunación donde antes del pinchazo te preguntan si el niño tiene alergias o enfermedades reseñables. Luego esperas los 15 minutos para posibles reacciones y ya nos podemos marchar", explica Natividad.

A las 20:00 horas concluía la primera jornada de vacunación pediátrica contra el Covid. El subdirector de Enfermería del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y referente provincial de vacunación Covid, Adriano Sianes, valoraba en declaraciones a este periódico muy positivamente el inicio de la inmunización infantil en la provincia, que se saldó con 8.400 citas en el primer día. "Hay que destacar la amplia participacipación en todos los puntos habilitados para la vacunación en la provincia", señalaba. Aunque las primeras vacunas se inocularon ya desde por la mañana, fue por la tarde cuando se desarrolló la mayor parte del proceso. En su conjunto, la jornada se desarrolló "con normalidad" y, según Adriano Sianes, con una "percepcion satisfactoria por parte de los padres y gran aceptación por parte de los niños". "En general, con una actitud muy colaborativa y solidaria", añadía.

Por otro lado, Sianes destacaba la "potencialidad" de la descentralización y apoyo de otros puntos alternativos a la atención primaria, sobre todo en una zona como el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, la más grande de Andalucía y con una gran dispersión geográfica, en la que se han puesto a disposición de la vacunación infantil la treintena de centros de salud que componen la zona sanitaria, además de una unidad móvil en el Hipódromo de Dos Hermanas y el Hospital Universitario de Valme "para favorecer accesibilidad", subrayó el enfermero.

Una familia es atendida por una sanitaria en el registro previo a la vacunación en el Hospital de Valme. Una familia es atendida por una sanitaria en el registro previo a la vacunación en el Hospital de Valme.

Una familia es atendida por una sanitaria en el registro previo a la vacunación en el Hospital de Valme. / M. G.

Los niños han tenido que esperar casi un año para ser vacunados contra el coronavirus. Ayer le llegó el turno al primer grupo de menores que se vacunan contra el Covid, los nacidos entre los años 2010 y 2012, con los que el proceso volverá a vivir una aceleración en una fase muy importante de la pandemia, en pleno crecimiento de la sexta ola. La profilaxis utilizada es la de Pfizer y tendrá una pauta de dos dosis separadas en ocho semanas.

La población infantil entre cinco y once años con antecedente de infección por SARS-CoV-2, independientemente de la fecha de confirmación, se vacunará con una sola dosis a partir de las cuatro semanas después del diagnóstico de la infección o fecha de inicio de síntomas. En el caso de tener infección tras haber recibido la primera dosis, se completará la pauta con una segunda dosis tras la recuperación y cuando hayan transcurrido cuatro semanas de la infección, manteniendo también el intervalo de ocho semanas respecto a la primera dosis.

En Sevilla, la vacunación pediátrica contra el Covid llega con la peor tasa de incidencia de la provincia por franjas de edad entre los menores de 5 a 11 años, con 337,8 casos en dos semanas, 121,5 puntos por encima de la media provincial. El proceso se está llevando a cabo en los centros de salud, algunas unidades móviles, el Hospital de Valme y los puntos externos habilitados para ello en la Facultad de Matemáticas de la Universidad de Sevilla y el Centro de Formación Profesional Ocupacional Guadalquivir en la capital.

Los datos hablan bien a las claras del impacto que tienen las vacunas entre la población vacunada y no vacunada incluso para evitar contagios, aunque los sueros no sean expresamente para que no haya transmisión del virus. Pero se protege a un sector de la población con mucha capacidad de contagiar a personas de mediana edad y jóvenes, que es donde la incidencia del virus está golpeando ahora con mayor fuerza en forma de contagios, que no de hospitalizaciones y mucho menos muertes.

Así, la incidencia del coronavirus entre los jóvenes de 19 a 12 años que sí están vacunados es de 105,2 casos por cada 100.000 en dos semanas, casi tres veces menos que la de los niños de 5 a 11 que son los que ahora empiezan el proceso. Los bebés de 0 a 4 años tienen una tasa de 160.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios