Incidente en un restaurante

Vox anuncia que presentará mañana una denuncia en los juzgados contra Cabrera

  • La portavoz de este grupo de la oposición, Cristina Peláez, califica de "mafiosa" la reunión del concejal con el empresario.

  • Asegura que se trata de un "episodio propio de un régimen bolivariano" y exige explicaciones al concejal por un supuesto "doble abuso de autoridad"

El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera. El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera.

El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera. / B. V.

Los grupos de la oposición continúan intentando rentabilizar políticamente el incidente protagonizado por el delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera, en el restaurante Princi.Pico de Los Remedios, a pesar de que el dueño del establecimiento se reunió ayer con el concejal y confirmó que éste no profirió ningún insulto y que hubo un malentendido en torno a la solicitud legal de una mesa para diez comensales. La portavoz del grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Sevilla, Cristina Peláez, ha calificado esa reunión como "mafiosa" y ha considerado que se trata de un "episodio propio de un régimen bolivariano", por lo que ha exigido explicaciones al teniente de alcalde por un supuesto "doble abuso de autoridad". Además, la formación ha anunciado que mañana presentará una denuncia en los juzgados de Sevilla contra el delegado de Gobernación.

En un comunicado, Vox ha señalado que el pasado 7 de enero pidieron explicaciones al teniente de alcalde por un incidente, en el que, según sostiene, "el dueño del citado restaurante, así como varios testigos, aseguraban que tanto el citado Cabrera como sus acompañantes" profirieron insultos a los empleados del local y se llevó a cabo "posteriormente un presunto abuso de su autoridad llamando a la Policía Local".

Para esta formación política, lo que comenzó siendo un hecho "presumiblemente grave, pero puntual, y sobre el que Cabrera simplemente respondió a través de un tuit nada concluyente, se ha convertido en un caso, el ‘caso 6 de enero’".

En cuanto a la reunión que mantuvieron ayer el teniente de Alcalde de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, y el dueño del local, Roberto Murados, promovida por el abogado del establecimiento, Joaquín Moeckel, Vox considera “nada casual” el cambio de versión por parte del empresario que regenta el Princi.Pico’ y añade que es un hecho que "agrava mucho más la situación y la forma de proceder del gobierno municipal". 

VOX señala que acudió al lugar de los hechos el día después y se puso directamente en contacto con el dueño del restaurante, conociendo de primera mano “con pelos y señales los insultos que según el empresario le dirigió el delegado, así como la extraña y larguísima inspección sin motivo aparente. Incluso nos dijo que en ese momento se dirigía a la comisaría de la Policía Nacional a poner una denuncia contra Juan Carlos Cabrera”, ha asegurado Cristina Peláez, portavoz del Grupo Municipal. 

No nos sorprende que el señor Espadas y su mano derecha copien la actitud mafiosa y dictatorial de sus jefes de Madrid. Sólo así puede explicarse el cambio de opinión del dueño de un restaurante cuyo trabajo depende del gobierno municipal, ya que la concesión del local es de carácter administrativo”, ha añadido Peláez.

De hecho el citado local de hostelería lleva a cabo su actividad gracias a una concesión municipal, y por tanto su mantenimiento y futura renovación depende directamente del Ayuntamiento de Sevilla. “Ahora más que nunca necesitamos una explicación del señor Cabrera. ¿Qué pasó el 6 de enero y qué sucedió ayer 9 de enero en esa reunión?. ¿Le ha ofrecido algo a cambio para que cambie una versión que él mismo había asegurado en repetidas ocasiones a diversos medios de comunicación? ¿Qué versión debemos creernos, la del dueño el día 6, la de Cabrera el día 8 o la de ayer después de la reunión?”, se ha preguntado la portavoz de VOX.

VOX Sevilla denuncia públicamente que no tiene justificación alguna la nueva versión que el dueño del conocido restaurante , por lo que anuncia que "estudiará todas las acciones posibles para que este presunto abuso de poder en el ‘caso 6 de enero’ no quede en el olvido y se depuren las responsabilidades que el Teniente Alcalde de Sevilla pueda tener". “La ciudad se merece tener unos gobernantes a la altura de sus ciudadanos. Si ya era grave lo que varios testigos contaron el pasado 6 de enero, incluido el dueño del citado restaurante, mucho más peligroso nos parece lo sucedido ayer. Estamos perplejos y nos tememos que esta actitud propia de un régimen bolivariano no tenga fin por parte de nuestros gobernantes. Sevilla y los sevillanos se merecen otra cosa”, ha aseverado Cristina Peláez. 

Por todo ello, VOX Sevilla exige una explicación "convincente, pública y sin reuniones clandestinas por parte de Juan Carlos Cabrera. De lo contrario exige al Alcalde, Juan Espadas, que por el bien de la ciudad, su honorabilidad y limpieza política, que destituya a Cabrera de su cargo", concluye el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios