Sanidad

Los abortos por el brote de listeriosis obligan a cambiar el protocolo a las embarazadas

  • Se aplicará a las gestantes que hayan comido carne mechada, aunque no presenten síntomas

  • Hay un nuevo caso de infección en un niño con un “cáncer muy evolucionado”

El doctor José Miguel Cisneros en su comparecencia de ayer. El doctor José Miguel Cisneros en su comparecencia de ayer.

El doctor José Miguel Cisneros en su comparecencia de ayer. / Jesús Prieto / EFE

Comentarios 4

Nuevo aborto a consecuencia del brote de listeriosis por la carne mechada. Es el quinto en Andalucía y el sexto a nivel nacional. Se ha registrado en Málaga, tras el ingreso de una paciente que llevaba 22 semanas de gestación. El mismo día en que el portavoz de la Junta para esta crisis, el doctor José Miguel Cisneros, informaba de este nuevo aborto, también anunciaba que el protocolo se extenderá a todas las embarazadas que hayan consumido carne mechada, con independencia de que presenten los síntomas propios de esta infección (vómitos, diarrea, dolor en el cuello y fiebre alta).

El procedimiento existente hasta ahora se aplicaba en las gestantes con síntomas leves. La Consejería de Salud y Familias, tras casi 20 días desde que se decretó la alerta alimentaria, ha decidido –en palabras de Cisneros– desarrollar un protocolo “pionero” para combatir este brote de listeriosis.

La decisión de ponerlo en marcha se tomó el pasado lunes. Se encuentra avalado por ocho sociedades científicas y consiste en la administración del antibiótico amoxicilina. Para su suministro, los médicos de familia se ayudarán de un algoritmo que estima el riesgo de infección, el cual les servirá para recomendar el tratamiento. Aún no se ha determinado el volumen de embarazadas que serán objeto de este protocolo. En ese punto, Cisneros incidió en que cada médico de cabecera tiene una media de 10 embarazadas en su cupo de pacientes.

Los contagios

En cuanto al número de contagiados, a día de ayer subieron a 213 a nivel nacional, de los que 205 se encuentran en Andalucía. Entre ellos, debe destacarse el caso de un niño que, según Cisneros, padece “un cáncer muy evolucionado”.

Respecto a los ingresados, hay 46, uno más que el día anterior, entre los que se contabilizan 14 embarazadas (dos menos que el martes). Desde el 22 de agosto tales cifras se han reducido un 61%, según apuntó el portavoz de Salud para esta crisis.

Si se atiende a la distribución por provincias, Sevilla aglutina el casi el 83% de los casos, con 169 contagios de listeriosis; seguida de Huelva, con 17; Cádiz, con 10; Granada, con 5; y Málaga, con 4. La mayoría de los pacientes están hospitalizados en Sevilla (29). En Huelva hay 6; en Cádiz, 2;en Granada, 1; y en Málaga, 1.

Los análisis del Carlos III

Por otro lado, Cisneros ha avanzado los datos obtenidos en el primer informe del Centro Nacional de Microbiología del Hospital Carlos III al que se le enviaron muestras de bacterias obtenidas por los centros de salud que han atendido a los pacientes. Dicho estudio ha analizado 47 aislados, de los que 38 procedente de personas contagiadas por este brote, de los cuales ocho son del consumo de la carne mechada que fabricaba Magrudis y una de superficie que ha enviado el Laboratorio Municipal de Sevilla. La técnica empleada en este trabajo ha sido la secuenciación de genomas completas, por el cual se determina la secuencia completa de un ADN.

Pues bien, el análisis ha permitido constatar “una relación estrecha” enre los 34 aislados procedentes de los pacientes y los ochos de la carne mechada y la superificie que envió el servicio municipal. Por tanto, en 43 de los 47 aislados se confirma que forman parte del mismo brote.

En esta investigación, la cepa de esta infección se ha comparado con 6.000 secuencias del Centro Nacional de Microbiología, sin encontrarse ninguna relación “con otro clon visto con anterioridad en España”. La cepa ha sido identificada con la matrícula 0IVBST388CC388, que sirve para su caracterización.

Una bacteria muy virulenta

Conviene recordar que hace dos semanas se mencionó que esta bacteria resultaba muy virulenta, pues el tiempo que tarda en evidenciar los síntomas de contagio –tres días– era mucho más reducido que lo normal (pueden pasar 72 días desde que se come el alimento contagiado).

Cisneros abundó en que “la cepa de listeria aislada en los pacientes estudiados es la misma que la de la carne mechada y de la superficie, por ello es la causante del brote”. Queda pendiente el análisis de todas las cepas del brote para saber desde cuándo está produciendo infecciones.

Los cuatro aislados restantes (de los 47 analizados) son listeria pero no están relacionados con este brote, lo que, en palabras de Cisneros, explica los 300 casos que hay en España y que no están vinculados con esta infección. Dos de estas cepas corresponden a dos pacientes ingresados por listeriosis en marzo.

El Hospital Carlos III continuará la investigació para saber desde cuándo está “circulando” la cepa que ha causado este brote, el cual se originó en la segunda quincena de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios