Sevilla

Alcosa alerta del derribo de parte de la antigua algodonera

  • Los vecinos califican de “atentado contra el patrimonio” el anuncio de la Sareb, dueña de los terrenos, para promover pisos aquí

  • La Gerencia de Urbanismo ha dejado este edificio fuera del catálogo regionalista de la periferia de la ciudad

Vista aérea de la antigua algodonera y de las naves que aún quedan en pie. Vista aérea de la antigua algodonera y de las naves que aún quedan en pie.

Vista aérea de la antigua algodonera y de las naves que aún quedan en pie. / José Ángel García

El futuro de la antigua algodonera Nuestra Señora Virgen de los Reyes, situada en los terrenos que separan Sevilla Este de Alcosa, se torna cada vez más negro. La Coordinadora Ciudadana de Parque Alcosa La FEA ha denunciado que este valioso inmueble no ha sido incluido, por parte de la Gerencia de Urbanismo, en el catálogo de edificios regionalistas de la periferia de la ciudad que deben protegerse.

La Coordinadora Ciudadana de Parque Alcosa la FEA señala el gran valor de las naves construidas de 1962 a 1964 por Gómez Millán

Y añaden que la sorpresa es aún es peor, ya que, poco después de esta mala noticia, la propiedad de los terrenos (en manos de la Sareb, el llamado banco malo) ha anunciado el derribo de parte de las instalaciones de esta antigua fábrica. El anuncio lo hizo el pasado 14 de noviembre.

La Coordinadora Ciudadana de Parque Alcosa lamenta que la Sareb va a acelerar la promoción de viviendas en la antigua algodonera “con la connivencia de la Gerencia de Urbanismo” y ello supondrá “el derribo de este valioso complejo edilicio del patrimonio industrial regionalista de nuestra ciudad”.

La torre principal de la antigua algodonera de Alcosa. La torre principal de la antigua algodonera de Alcosa.

La torre principal de la antigua algodonera de Alcosa. / Marta Gómez Hervás

Denuncia que la idea del Ayuntamiento es conservar la fachada y unas cuantas naves modernas construidas en los años 90 del siglo XX, “cuando el verdadero valor patrimonial se encuentra en las antiguas naves de almacenes, desmotado y desborrado del algodón construidas entre 1962 y 1964, por el arquitecto Aurelio Gómez Millán”.

La FEA señala el gran valor de las naves construidas de 1962 a 1964 por Gómez Millán

Este colectivo ciudadano califica de “atentado contra el patrimonio cultural e industrial de la ciudad” el derribo de este complejo edificio, construido por Gómez Millán, autor de emblemáticas obras como el Edificio Coliseo o el Mercado de la Carne. Los vecinos se preguntan “¿por qué los otros dos pilares de la industria algodonera sevillana, como Tabladilla e Hytasa, han sido conservados y rehabilitados y esta fábrica de Alcosa, que fue la mayor de Europa, obra del cooperativismo agrario andaluz y que introdujo nuevos cultivos en nuestra región va a ser derribada?”.

La fábrica ha sido objeto de numerosos estudios y publicaciones, así como congresos nacionales e internacionales de Historia y Economía, uno de ellos celebrado recientemente en Sevilla. Tanto la cooperativa como la factoría se encuentran perfectamente documentadas, lo que posibilita y potencia su conservación y puesta en valor como Memoria histórica de la ciudad.

La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir. La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir.

La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir. / Marta Gómez Hervás

Alcosa demanda que se conserve para dotar al barrio de equipamiento e instalaciones.El derribo “supone negar a los jóvenes la posibilidad de poner en valor sus propios recursos, lo que repercute negativamente en el desarrollo de una población ya de por si castigada por años de aislamiento respecto a los proyectos de la ciudad. Se están impidiendo medidas de emprendimiento contra el paro y el desarrollo local que requieren de este tipo de proyectos de dinamización socioeconómica”, lamenta La Fea.

Almacenes de la antigua algodonera. Almacenes de la antigua algodonera.

Almacenes de la antigua algodonera. / Marta Gómez Hervás

Los vecinos critican la falta de respuesta, ante las reiteradas peticiones, del delegado de Hábitat Urbano Antonio Muñoz y de la delegada del distrito, Adela Castaño. “Tememos que la ineficacia de nuestros actuales políticos suponga una gravísima pérdida irrecuperable para la ciudad, en un lugar donde ya destruyeron importantes y emblemáticos cortijos y haciendas del siglo XIII, como Hernán Cebolla y la de Buena Esperanza. Si persisten en derribar esta fábrica estamos dispuestos a acudir donde sea necesario, Europa, la Unesco”, avisan.

La Coordinadora Vecinal del Parque Alcosa ha diseñado un plan de actuación que pone en valor los espacios existentes en la fábrica de la Algodonera. Su propuesta se dirige a dedicar las antiguas naves a usos sociales y culturales que sirvan de disfrute de la población de la ciudad y de desarrollo para los jóvenes de los barrios del entorno y ofrezca un futuro de calidad a sus ciudadanos.

La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir. La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir.

La entrada secundaria y el jardín del Canal del Bajo del Guadalquivir. / Marta Gómez Hervás

“Es necesario que el gobierno municipal escuche lo que le estamos planteando antes de dar curso a la especulación urbanística, la destrucción de patrimonio histórico de Sevilla y del patrimonio ambiental. Es necesario pensar con mentalidad de futuro y aprovechar los recursos y oportunidades de desarrollo local y de mejora de la calidad de vida para hacer de nuestra ciudad una ciudad sostenible y amable para todos y todas”, reclaman como ruego.

La coordinadora hace un llamamiento al gobierno municipal de Juan Espadas para que se reúna con los vecinos y se puedan acordar líneas de actuación. Señala que es urgente la intervención municipal porque “la Sareb está moviéndose y hay peligro de que derriben o destruyan parte del patrimonio industrial que habría que proteger”.

"Hay amianto en las cubiertas"  

Otro de los asuntos que preocupa al vecindario es el mal estado del Cortijo San Ildefonso (situado dentro del Parque Tamarguillo) que está a punto de colapsar por los incendios que ha sufrido, y la necesidad de proteger todos los restos arqueológicos en el entorno del Parque Tamarguillo.

“El Ayuntamiento tiene que escucharnos y reunirse con nosotros para llegar a acuerdos. No puede seguir dando la espalda a estos asuntos porque afectan a la ciudad, a su historia, a su patrimonio cultural y a las posibilidades de un desarrollo local y sostenible al margen de la especulación inmobiliaria. Esperamos de la responsabilidad del Ayuntamiento. No queremos que pase el tiempo y nos encontremos las máquinas trabajando de pronto en los edificios y espacios que estamos empeñados en que no se pierdan”, lamentan.

La coordinadora señala asimismo “el peligro de salud pública que suponen las cubiertas de material de amianto que hay en algunos edificios de la Algodonera y en los de promoción de venta de pisos en Alcosa”.

Vista aerea de la factoría según fotografía de la época de construcción. Los elementos señalados en verde (14) son los que aún se mantienen en pie. Vista aerea de la factoría según fotografía de la época de construcción. Los elementos señalados en verde (14) son los que aún se mantienen en pie.

Vista aerea de la factoría según fotografía de la época de construcción. Los elementos señalados en verde (14) son los que aún se mantienen en pie. / Marta Gómez Hervás

Los equipamientos que propone el barrio

La coordinadora ciudadana de Parque Alcosa ha estudiado en detalle la antigua algodonera, cuyas instalaciones ha dibujado Marta Gómez Hervás en ilustraciones como las que reproducimos sobre estas líneas.

Sus propuestas para los 14 edificios y naves que aún quedan en pie (señalados en verde en el dibujo adjunto) son:

  1. En los Jardines del Canal del Bajo del Guadalquivir: rehabilitación y placa en memoria de los presos que lo construyeron.
  2. En el edificio de fachada, antiguas oficinas: exposición permanente sobre la Algodonera y la historia del algodón en nuestra región, y una sala de exposiciones temporales.
  3. Otros espacios propuestos: para espectáculos al aire libre, para recepción de bicicletas, un Centro de interpretación del territorio, un centro de estudio y divulgación sobre la historia aéroespacial de Sevilla; espacios de esparcimiento y mercadillos artesanales, aulas culturales y talleres de creación artistica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios