Movilidad sostenible

La carga y descarga en el centro de Sevilla se hará con vehículos eléctricos

  • El Ayuntamiento está trabajando en la instalación de una serie de centros de base desde donde se distribuirá la mercancía y con puntos para que estos coches recarguen su batería

Varios vehículos de transporte de mercancías estacionados en la Plaza Virgen de los Reyes ante la Catedral. Varios vehículos de transporte de mercancías estacionados en la Plaza Virgen de los Reyes ante la Catedral.

Varios vehículos de transporte de mercancías estacionados en la Plaza Virgen de los Reyes ante la Catedral. / Belén Vargas

El actual sistema de reparto diario de mercancías en el centro de Sevilla tiene sus días contados. El Ayuntamiento, en negociaciones con la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), está trabajando en un cambio en el modelo de carga y descarga en distintas zonas de la ciudad y, fundamentalmente en el casco antiguo, ante la proliferación de negocios de hostelería y comercio que demandan una mayor cantidad de mercancías así como por la cantidad de ventas que se hacen por internet y hay que distribuir al cliente esos paquetes.

Un cambio de modelo que, aunque de momento está en fase embrionaria, supondrá toda una revolución respecto al actual sistema de reparto de mercancías en Sevilla. Según ha explicado a este periódico el concejal de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, la idea es restringir la actividad de carga y descarga en el centro en cuanto a horario y zonas que ocupa a través de la instalación de una serie de puntos de base desde donde se haga la distribución por toda la zona del casco antiguo a través de pequeños vehículos que serán eléctricos, por lo que esas bases deberán contar también con puntos de recarga eléctrica. El edil ha destacado la necesidad de que esta medida se incluya dentro del futuro Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

"Una vez desarrollemos el plan de movilidad urbana sostenible vamos a llevar a cabo una restricción de lo que es actualmente el reparto de mercancías fraccionada en cuanto a horario y zona que ocupa. Queremos instalar una serie de centros de base donde se haga ese reparto a través de pequeños vehículos y esos pequeños vehículos eléctricos serán los que hagan la carga y descarga como distribución en toda la zona de casco antiguo, actualmente saturado en cuanto a hostelería y comercio y que necesita lógicamente un abastecimiento de mercancías", ha detallado el edil.

La solución acordada entre el Ayuntamiento y los empresarios ya se adelantó a principios de noviembre durante unas jornadas de logística que se celebraron en la ciudad y a las que asistieron el director de Movilidad del Consistorio sevillano, José Santiago Lorenzo, y Tomás González, presidente de la comisión de movilidad, logística y seguridad de la Confederación de Empresarios de Sevilla. La novedad que ahora ha anunciado Cabrera se basa en el hecho de que esos pequeños vehículos serán eléctricos por lo que además será un paso importante en la movilidad sostenible.

El reparto de mercancías se hará a través de microplataformas logísticas con puntos de recarga eléctrica

De este modo, este nuevo modelo se basa en microplataformas logísticas con puntos de recarga eléctrica, que también se pretende ampliar a otras zonas de la ciudad y que desde hace tiempo se están poniendo en marcha en las principales capitales europeas y permiten hacer frente a la falta de aparcamientos en estos puntos. 

"Esos centros de base de van a fijar dentro del desarrollo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible y hemos hablado con la Confederación de Empresarios de Sevilla para hacer de manera consensuada un modelo ideal de reparto en la ciudad, que no solo irá al casco antiguo, y que a diario estáis viendo como interfiere en el tráfico y donde además hay poca ocupación de vía pública para hacer ese reparto. Además, de cara al Plan Estratégico Sevilla 2030, hagamos también dentro de esa movilidad sostenible algo que tiene que llegar de una vez por toda a la carga y descarga dentro de la ciudad", explica Cabrera.

Una carga y descarga sostenible para la que de momento no se concretan fechas y que, actualmente, se encuentra en fase de "conversaciones" para establecer dónde se instalarán esos centros de base y concretar los mecanismos de reparto. No obstante, en las jornadas de primeros de noviembre se adelantó que la idea del gobierno de Juan Espadas es tener listo su diseño a lo largo del año 2020 para una aplicación inmediata. 

No obstante, desde el Ayuntamiento han destacado el impulso que este jueves se dio en la ciudad a la movilidad sostenible tras la puesta en funcionamiento del primer punto nacional de recarga rápida de vehículos eléctricos en el primer taller fotovoltaico, que la empresa Fisrt Stop ha inaugurado en la avenida de Kansas City.

"Desde el Ayuntamiento nos comprometemos a seguir apostando por la innovación y la tecnología por el avance en el uso de los vehículos eléctricos y desde el gobierno municipal se están poniendo en marcha medidas para impulsar la movilidad activa o el transporte eléctrico, con el uso de esta fuente de energía en la práctica totalidad del parque móvil de las distintas empresas y áreas municipales y las diferentes líneas de trabajo que se están abriendo para su uso en el transporte público o para implantarla en las labores de carga y descarga que se realizan en el casco antiguo y en otros puntos de la ciudad", concluyó el edil de Gobernación y Fiestas Mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios