Salud

Los 187 centros de salud desarrollan ya el cribado del cáncer de colon

  • El programa de detección precoz está dirigido a las personas de entre 50 y 69 años.

  • Es considerado como el mejor método para reducir la incidencia y mortalidad

Tubos con muestras para la prueba diagnóstica. Tubos con muestras para la prueba diagnóstica.

Tubos con muestras para la prueba diagnóstica. / D. S.

Comentarios 2

Todos los centros de salud de la provincia de Sevilla (187) desarrollan ya, con distinto grado de implantación, el cribado del cáncer de colon, un programa que permite detectar y tratar de manera precoz el tipo de tumor más frecuente en la población general.

Cáncer colon Cáncer colon

Cáncer colon / Dpto. de Infografía

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha remitido, en los últimos meses, 42.006 cartas para invitar a personas de 50 a 69 años a participar en este programa, de modo que el 11,4% de la población diana (población de riesgo) ya ha tenido la oportunidad de someterse a las pruebas en Sevilla. Los cribados poblacionales son considerados por las sociedades científicas como el método más eficaz para reducir la incidencia y la mortalidad de esta enfermedad.

El cáncer colorrectal es el tipo de tumor maligno más frecuentemente diagnosticado en España. Según el último informe de la Asociación Española contra el Cáncer: En 2017 se detectaron 1.241 nuevos casos y se registraron 558 muertes por este cáncer en la provincia de Sevilla. Estas cifras colocan a Sevilla en el quinto puesto del ámbito nacional en incidencia y mortalidad por este tumor, superando la media estatal.

Pese a su elevada incidencia, el cáncer colorrectal es uno de los tipos de tumores malignos que más se cura, en el 90% de los casos, cuando se diagnostica precozmente, gracias a las pruebas diagnósticas y a los programas de cribado poblacionales, que permiten detectar este cáncer incluso antes de que el paciente note los primeros síntomas. En Sevilla, de momento, han participado en el cribado 6.555 personas, el 16,9% de la población que ha sido invitada. “Es crucial que las personas que reciben la carta participen en un cribado, que permite no sólo diagnosticar el cáncer, a tiempo, sino que además permite eliminar pólipos que pueden degenerar en cáncer si no son extirpados”, explica el doctor David Vicente Baz, director del Plan Integral de Oncología en Andalucía.

El cribado de cáncer de colon y recto está dirigido a personas de entre 50 y 69 años. Esta enfermedad oncológica está estrechamente ligada a la edad, ya que las probabilidades de padecerlo aumentan a partir de los 50. La mayoría de los pacientes se diagnostican entre los 65 y los 75 años.

Los pasos para recoger la muestra, a través del kit, que son muy sencillos. Los pasos para recoger la muestra, a través del kit, que son muy sencillos.

Los pasos para recoger la muestra, a través del kit, que son muy sencillos. / D.S.

En el desarrollo del cribado, cada Distrito Sanitario (Distrito Sevilla, con 36 centros de salud; Aljarafe, con 40; Sevilla Norte, con 46; Área Sanitaria Sur, con 35; y Osuna, con 30 centros de salud) se dirigirá a su población de referencia para invitar, a través de cartas informativas, a las personas en este rango de edad (50 a 69) a participar en el programa.

La Consejería de Salud prevé incluir a toda la población diana en el cribado en el plazo de dos años. La campaña, que comienza con las cartas informativas a la población, culminará en 2020. Es la fecha fijada desde el Ministerio de Sanidad para la implantación de este cribado al 100% en todas las comunidades autónomas.

“La atención al cáncer ha sido siempre una prioridad para el Gobierno andaluz y en los últimos años se han puesto en marcha numerosas medidas para mejorar la lucha contra esta enfermedad”, explica la consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, al destacar su apuesta por “la prevención, los equipamientos de vanguardia para la detección precoz; las nuevas técnicas quirúrgicas; el impulso a la investigación y la innovación; así como la extensión del programa de cribado de cáncer de colon”.

El cribado, paso a paso

El proceso asistencial comienza con una prueba diagnóstica sencilla, test de sangre oculta en heces. En la carta que reciben los usuarios del SAS se les indica que la participación es voluntaria al tiempo que se les informa del beneficio de una detección precoz de esta enfermedad.

La misiva del SAS a la población diana incluye un sobre franqueado para que la persona que desee participar confirme por escrito y lo envíe, tras lo cual recibirá en su propio domicilio el kit para realizarse la prueba de sangre oculta en heces. “La muestra obtenida deberá entregarse en el centro de salud, desde donde se remitirá a los laboratorios”, explican fuentes de la Consejería de Salud. Los resultados son comunicados a los usuarios por correo o por teléfono.

La mayoría de los test positivos se refieren a problemas benignos (hemorroides, pólipos benignos, entre otros). Sólo entre un 4% y un 9% de los pacientes con sangrado presenta cáncer. Tras esta prueba, si desde la clínica se sospecha un posible tumor el siguiente paso del cribado es indicar al paciente una colonoscopia, un procedimiento diagnóstico que, además, permite eliminar pólipos. El cáncer de colon y recto se asienta en pólipos, de modo que el cribado no sólo favorece el diagnóstico precoz, sino que además reduce la incidencia.

Marina Álvarez, consejera de Salud en funciones. Marina Álvarez, consejera de Salud en funciones.

Marina Álvarez, consejera de Salud en funciones. / D. S.

En función de los resultados de este proceso, “la persona podrá volver al cribado en diez años si éste fuera normal, podrá ser derivada a una consulta de Aparato Digestivo si se encuentra una patología no tumoral y, de ser diagnosticada de cáncer, entrará inmediatamente en el circuito habitual del proceso asistencial de cáncer colorrectal de Andalucía”, explican fuentes oficiales.

Durante el pasado año los centros de salud de la provincia de Sevilla registraron 2.534 tests (sangre oculta en heces) entregados por personas que fueron invitadas a participar en el cribado. De estos tests, 277 (el 10,93%) fueron positivos y 32 personas se sometieron a la colonoscopia.

Los resultados de esta prueba hospitalaria: en 2018 se detectaron cuatro casos de adenomas de bajo riesgo en Sevilla y un total de 80 casos en Andalucía; ocho adenomas de riesgo medio (151 en Andalucía); y dos adenomas de alto riesgo en Sevilla (37 en Andalucía). En el ámbito andaluz sólo se detectó un caso de cáncer invasivo en este cribado.

Implicación del sistema

El desarrollo del cribado requiere la implicación de todos los escalones del sistema sanitario público (centros de salud, laboratorio y hospitales). “En el Programa de cribado de cáncer de colon los esfuerzos que han realizado los profesionales, tanto de Atención Primaria, como de hospitales, han sido encomiables; y por supuesto, el equipo del Plan Integral de Oncología de Andalucía”, afirma la consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez.

En el ámbito estatal la implantación de este programa ha tenido un desarrollo muy desigual. El País Vasco es la primera comunidad autónoma que ha logrado un mayor desarrollo en la implantación de este cribado; mientras que Andalucía, junto a Cataluña o Castilla La Mancha, han arrastrado continuos retrasos desde 2013, cuando el Ministerio de Sanidad estableció como fecha límite 2020 para la ejecución del cribado, en el ámbito estatal.

En Sevilla el proyecto piloto se gestionó desde el Hospital de Valme y comenzó en 2014 en Mairena del Alcor, con la participación de los primeros 4.000 usuarios. Con posterioridad se implantó en el Viso del Alcor. Esta zona de la provincia de Sevilla forma parte del conocido como cinturón (del cáncer de colon), que comienza en Mairena y termina en Ubrique, pasando por Morón de la Frontera, donde destaca la incidencia de este tipo de tumor.

David Vicente Baz, coordinador del Plan Integral de Oncología en Andalucía. David Vicente Baz, coordinador del Plan Integral de Oncología en Andalucía.

David Vicente Baz, coordinador del Plan Integral de Oncología en Andalucía. / Belén Vargas

En 2015 el cribado comenzó a implantarse en el área hospitalaria Macarena. Durante los últimos años, distintos problemas (logísticos, sistema informático) han motivado continuos retrasos. Un informe de la Asociación Española Contra el Cáncer identificó en marzo del pasado año “puntos negros del cribado en tres comunidades autónomas (Andalucía, Extremadura y Madrid)” y pidió “más esfuerzo político”.

Desde abril de 2018 la Consejería de Salud ha intensificado esfuerzos, según explican fuentes oficiales, en la implantación del programa, hasta el punto que a fecha de 31 de diciembre de 2018, el cribado está disponible en 1.448 centros de salud andaluces, de ellos los 187 de la provincia de Sevilla.

“La extensión a todos los centros de salud era un objetivo que teníamos que cumplir este año (2018) y ha exigido formación, cooperación entre equipos profesionales de ambos niveles asistenciales, entre diferentes disciplinas… Y lo hemos conseguido, por lo que me gustaría agradecer ese esfuerzo e implicación”, asevera Álvarez.

Los programas de screening o cribado poblacional contribuyen a detectar casos de cáncer colorrectal en fases muy incipientes, incluso cuando las lesiones son precancerosoas. Los expertos insisten, no obstante, en que los hábitos dietéticos (dieta baja en grasa, rica en verduras, frutas, calcio, reducción de carnes rojas) y un estilo de vida saludable (evitar el sobrepeso y no fumar; hacer ejercicio y moderar la ingesta de alcohol) son esenciales para prevenir el cáncer.

La mortalidad baja un 20% entre los participantes

La mortalidad por cáncer de colon desciende un 20% en la población que participa en el cribado, frente a las personas que no participan en este programa de detección temprana, según datos recientes cosechados en el País Vasco, donde el cribado comenzó a implantarse hace años. Distintos estudios científicos predicen que, a nivel europeo, la mortalidad de este cáncer decrecerá.

Se estima que en el año 2017 el cáncer de colon afectó a 34.331 personas en España, lo que supone 658 casos nuevos diagnosticados a la semana o 94 nuevos casos al día, según los últimos datos publicados. Al tratarse de una enfermedad vinculada a la edad, su tendencia es alcista, paralela al progresivo envejecimiento de la población. Pese a que aumentan los nuevos casos, los avances en los tratamientos y pruebas diagnósticas eficaces, como el test de sangre oculta en heces y la colonosciopia, así como los cribados poblacionales, permiten detectar los casos a tiempo.

Según expusieron dos sociedades científicas (la Sociedad Española de Patología Digestiva y la Sociedad Española de Oncología Médica), “el cribado poblacional sigue siendo el método más eficaz para la detección precoz de este cáncer”.

La consejera de salud en funciones, Marina Álvarez, destaca que “es muy importante que la población participe en el Programa de Cribado para que sea un éxito y consigamos el objetivo planteado de detección precoz y prevención, mejorando resultados de mortalidad y supervivencia de este cáncer. Pero también es muy importante que la población lleve una vida saludable y una alimentación equilibrada, ya que teniendo buenos hábitos de vida llegamos a prevenir casi el 40% de los tipos de cáncer, entre ellos, el de colon”.

La Consejería de Salud ha lanzado recientemente una campaña informativa que incluye mensajes publicitarios, así como la distribución de carteles informativos y trípticos en los centros sanitarios, e información específica a través de la web de la propia Consejería de Salud; las redes sociales, y Salud Responde. “Para la extensión del cribado ha sido necesario formar a todos los profesionales implicados para el manejo de la aplicación informática que ha sido diseñada específicamente”, explican fuentes oficiales de la administración sanitaria.

Los especialistas recomiendan consultar al médico ante un cambio del ritmo intestinal, sensación de evacuación intestinal incompleta, pérdida de peso inexplicable o sangre en las heces. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos requieren una valoración especial que varía según el número de familiares afectados, el grado de parentesco y la edad en el momento del diagnóstico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios