Sevilla

Una cliente de un VTC sufre un ataque epiléptico tras el acoso de un taxista en Sevilla

  • El conductor del taxi persiguió al VTC por varias calles, lo que hizo las clientes de este coche lo grabaran con el móvil

  • El taxista se bajó del vehículo y agredió a las jóvenes que iban en el VTC, unas turistas de Canarias

  • Epilepsia, ¿qué la causa y cómo controlarla?

Un VTC y una taxi en la Glorieta del Cid. Un VTC y una taxi en la Glorieta del Cid.

Un VTC y una taxi en la Glorieta del Cid.

Una cliente de un Vehículo de Transporte Concertado (VTC) sufrió la noche del lunes un ataque epiléptico después de que presuntamente fuera acosada por un taxista. Los hechos ocurrieron en la plaza de San Martín, en pleno centro de Sevilla, sobre las diez de la noche.

En el VTC viajaban tres jóvenes canarias que habían venido a la ciudad para pasar unos días. Según se recoge en la denuncia presentada por las chicas en la comisaría de la Policía Nacional en el distrito Centro, un taxista comenzó a perseguir al coche en el que iban a la altura de la avenida de la Borbolla. El taxista habría insultado y amenazado al conductor del VTC, con frases como "me voy a bajar del vehículo y te vas a enterar, me he quedado con la matrícula y ya te cogeré".

Al observar esto, una de las jóvenes comenzó a grabar al taxista con su teléfono móvil. En esta grabación se ve el continuo hostigamiento del conductor del taxi, que persigue al VTC en su acceso al centro de Sevilla por calles estrechas como Matahacas y Peñuelas. El taxi se pega a la parte trasera del VTC, mientras el taxista graba también con su móvil al tiempo que conduce.

En un momento dado, al llegar a la plaza de San Martín, el conductor del taxi detuvo la marcha del coche y se apeó del mismo. Fue corriendo al VTC e intentó abrir la puerta trasera del mismo, donde se encontraba una de las chicas, a la que golpeó con las manos en el teléfono móvil para que dejase de grabar. Después, según añade la denuncia, comenzó a dar patadas en el vehículo. Se generó una gran bronca entre el taxista y las jóvenes.

El conductor del VTC paró su coche y llamó al 091, momento en el que el taxista aprovechó para dar marcha atrás y huir del lugar. La mujer que presentó la denuncia tuvo que ser asistida por un médico por los golpes que recibió en la trifulca, mientras que una de sus amigas sufrió un ataque de epilepsia "por la excitación y tensión del momento". La denunciante aporta el parte médico. A la joven que sufrió esta crisis se le han roto las gafas graduadas y su teléfono móvil.

Este episodio vuelve a incrementar la tensión entre el taxi y las VTC, que en Sevilla ha vivido numerosos incidentes desde que los vehículos de alquiler con conductor comenzaron a operar. El 24 de junio, un taxista denunció a dos conductores de VTC que supuestamente le habían agredido en la puerta de su casa. El taxista explicó a la Policía que los dos agresores le acusaban de haber causado daños en sus vehículos y que ellos iban a tener que pagar la reparación de su sueldo.

El profesional del taxi negó estos hechos y denunció que comenzaron a agredirle sin mediar palabra. Sufrió lesiones de diversa consideración y también aseguró que le habían roto sus gafas graduadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios