Sevilla

Las discotecas y salas de fiesta de Sevilla podrán abrir temporalmente como cafeterías

  • La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento trabajaba desde hace semanas en esta medida cuyo procedimiento expondrá a los hosteleros en una reunión la próxima semana

Un establecimiento de ocio nocturno situado en el céntrico Paseo de Colón. Un establecimiento de ocio nocturno situado en el céntrico Paseo de Colón.

Un establecimiento de ocio nocturno situado en el céntrico Paseo de Colón. / José Ángel García

Una buena noticia para la hostelería sevillana. El Ayuntamiento autorizará que las salas de fiesta y los locales de ocio nocturno, que actualmente no pueden abrir o tienen limitada su actividad por la pandemia del coronavirus Covid-19, puedan funcionar como cafeterías mientras dure la pandemia. De este modo, muchos de estos establecimientos podrán abrir sus puertas de nuevo al público y obtener unos ingresos que ahora mismo son vitales para hacer frente a los muchos gastos que tienen, fundamentalmente el alquiler. El presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla y provincia, Antonio Luque, ya advertía ayer que esta era una de las peticiones que habían hecho al gobierno local socialista, aunque el Ayuntamiento ya venía trabajando en ella. Además, los hosteleros han solicitado al alcalde, Juan Espadas, que mientras dure la crisis se les exonere de pagar las tasas de veladores y basuras.

La Gerencia de Urbanismo y Medio ambiente lleva varias semanas analizando técnicamente la posibilidad de que establecimientos de actividades que tienen orden de cierre por indicación de la Junta de Andalucía debido a la crisis sanitaria (salas de fiestas, ocio nocturno) puedan reconvertir sus licencias para otros usos que sí tienen permitido atener al público. Estos trabajos, según confirmaron ayer fuentes municipales a este periódico, se están culminando y está previsto poder ofrecer una propuesta al sector el próximo lunes en una nueva reunión de trabajo.

El objetivo municipal es “seguir dando soluciones a un sector muy afectado por la crisis”, según abundaron. En una reunión mantenida el pasado martes con el sector se profundizó en algunas de las medidas que se pondrán en marcha para que puedan hacer frente a la pandemia en las mejores condiciones posibles. En el caso de la reconversión de las licencias de salas de fiesta a cafeterías, el Ayuntamiento establecerá un procedimiento que deben cumplir los establecimientos interesados para llevar a cabo el cambio de uso. Estos mecanismos se pondrán sobre la mesa en la próxima reunión. Los establecimientos que puedan llevarlo a cabo tendrán una licencia provisional para desarrollar otro tipo de actividad distinta a la habitual. Este permiso será revocado una vez que la pandemia se supere y puedan retomar la normalidad y abrir sus puertas sin restricciones.

En cuanto a las otras peticiones hechas al Ayuntamiento, las fuentes municipales explicaron que están siendo estudiadas y que alguna podría ser atendida.La Asociación de Hostelería informó el jueves que se va a concentrar el próximo martes en la Plaza Nueva para protestar por la situación del sector y reclamar soluciones. En esa manifestación pacífica y reivindicativa se leerá un manifiesto dirigido al Gobierno, la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Sevilla, en el que van a pedir algunas medidas urgentes debido la situación en la que están algunos sectores, como los cáterings o el ocio nocturno. “No pueden cerrar un sector sin más explicaciones y sin dar ayudas. Tenemos unos alquileres muy altos, con empleados en Erte...”, señaló el presidente el gremio Antonio Luque.

Los hosteleros, que hace unas semanas ya se manifestaron en Madrid, exigen al Gobierno de España, sobre todo, que se prorroguen los Erte que acabarían el día 30 de septiembre. “Sería una tragedia y supondría una gran pérdida de puestos de trabajo si no se hiciera, advirtió Luque. En cuanto a la Junta, solicitan que se haga cargo de la parte proporcional de esos Erte que tendría que pagar el empresario y que ofrezca unas ayudas directas sólo al sector que está cerrado, como es el ocio nocturno y los cáterings, que apenas tienen actividad por las restricciones.

En este sentido, los hosteleros volvieron a señalar su enfado por el ninguneo del que dicen son objeto tras conocer que la Junta de Andalucía había creado un bono turístico para los hoteles sin contar con ellos, como habían reclamado.La hostelería recuerda que en la provincia de Sevilla hay unos 8.000 establecimientos y que sólo en la capital, donde funcionan 4.500, pueden desaparecer más mil si no llegan las ayudas. Estos supondría la pérdida de unos 6.000 empleos directos. “Siempre somos los señalados. Somos un sector que nunca hemos protestado ni salido a la calle y no nos toman en serio. El 13,5% del empleo en Sevilla es de la hostelería. Somos una referencia. Pero no sabemos nada ni nos dan explicaciones”, sentenciaba Luque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios