Emergencias

Los trabajadores del 061 temen colapsos al asumir casos urgentes

  • Un protocolo del SAS establece que los equipos de emergencias, expertos en casos de riesgo vital, asuman problemas demorables.

Un equipo del 061 asiste a una persona que ha sufrido un infarto, en imagen de archivo. Un equipo del 061 asiste a una persona que ha sufrido un infarto, en imagen de archivo.

Un equipo del 061 asiste a una persona que ha sufrido un infarto, en imagen de archivo. / Antonio Pizarro

Los trabajadores de EPES-061 han mostrado su preocupación ante la implantación de un nuevo protocolo del SAS por el que asumirán los casos urgentes que no pueden ser atendidos, ante la falta de recursos suficientes, por parte de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP). “En la actualidad Sevilla cuenta sólo con cinco equipos de Urgencias de Atención Primaria. Según nuestra experiencia en la época de frío, cuando las personas mayores comienzan a empeorar, estos equipos siempre están ocupados. Si el 061 atiende estos casos se saturará”, advierte un portavoz de los trabajadores.

Según explica el comité de empresa, los equipos de 061 ya han recibido órdenes de asumir urgencias y traslados de pacientes, lo cual afectará a su capacidad de respuesta ante una emergencia (riesgo vital del paciente no demorable). Hasta la fecha la labor de los equipos del 061 se centraba en exclusividad en la atención de las emergencias, que son los casos calificados como prioridad uno; es decir, situaciones en las que corre riesgo la vida del paciente si no recibe asistencia (infarto, ictus, entre otros).

Los equipos han recibido órdenes de encargarse también de más traslados

Según la reorganización de Urgencias-Emergencias, el nuevo protocolo además asigna a los equipos del 061 la atención de los casos calificados como urgentes (prioridad dos), que pueden esperar un máximo de 40 minutos, en aquellas situaciones a las que no puedan acudir los equipos e Atención Primaria.

Ante estas nuevas instrucciones, CCOO y el comité de empresa de EPES-061 “alertan de que con la imposición por parte de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía de los nuevos protocolos del PAUE (Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias), los profesionales de este servicio sanitario no pueden garantizar la adecuada atención en tiempo y forma de las emergencias: infartos, ictus, accidentes de tráfico, paradas cardiorrespiratorias o catástrofes que puedan surgir”.

El número de demandas de asistencia recibidas en el Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias ha comenzado a aumentar de manera considerable en Andalucía en general, y en Sevilla, en particular. Los trabajadores de esta área sanitaria reclaman el incremento “adecuado” de los equipos.

La Empresa Pública de Emergencias, por su parte, "desea aclarar que la atención a las emergencias sanitarias en nuestra comunidad está asegurada". Junto al SAS y al Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, EPES-061 "está analizando las medidas a adoptar para reducir el riesgo de saturaciones, y en especial, durante la etapa de alta frecuentación", explican fuentes oficiales. Los protocolos de coordinación han sido revisados para adaptarlos a la realidad actual, incorporando un plan de movilización de los recursos de urgencias para todas y cada una de las localidades andaluzas, mejorando los sistemas de información con todas las unidades de urgencias y emergencias.

"El objetivo de estos protocolos es prestar la mejor asistencia sanitaria posible a las personas que así lo solicitan, con los recursos que el sistema sanitario público de Andalucía tiene disponibles para las urgencias y emergencias sanitarias". Para su implantación la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias está celebrando reuniones informativas con los profesionales y está llevando a cabo un seguimiento pormenorizado de los nuevos aspectos del protocolo para aplicar los ajustes necesarios.

El protocolo aún se encuentra en fase de estudio

El nuevo protocolo para la atención sanitaria de emergencias y urgencias, que ha comenzado a implantarse hace una semana, aún se encuentra en fase de estudio. Según explicaron fuentes oficiales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES)-061, “el objetivo es que la población reciba la mejor atención posible con los recursos disponibles”.

Los trabajadores del 061, por su parte, temen perder las cronos que han logrado, al tener que asumir las urgencias que no puede ser atendidas por otros dispositivos. Cada invierno la demanda de atención urgente crece de manera exponencial debido al agravamiento de enfermos crónicos y ancianos. La próxima semana se celebrará una nueva reunión entre representantes sindicales de EPES y la Consejería de Salud.

Etiquetas

, , ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios