Sevilla

La escuela afronta el próximo curso el libro digital sin medios necesarios

  • Los editores alertan de que los portátiles entregados este curso carecen de un acceso que evite la copia de los contenidos didácticos · El sector alerta de los perjuicios económicos al no entrar en este mercado

Comentarios 1

Una digitalización a medias. Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) implantadas este curso en las aulas andaluzas son insuficientes para el uso del libro de texto digital como herramienta de enseñanza, según alerta la asociación andaluza de editores, que considera que los medios actuales dificultan su empleo. Esta demora provoca serios perjuicios económicos en dicho sector, al no poder participar en un mercado emergente.

La llegada de la Escuela TIC 2.O a los colegios andaluces ha sido una de las principales novedades del curso que ahora termina. Ordenadores portátiles que en el caso de Sevilla se han entregado a 38.000 alumnos de quinto y sexto de Primaria así como pizarras digitales para 1.370 aulas. El resultado, en líneas generales, ha sido satisfactorio para familias y docentes. Sin embargo, aún queda una asignatura pendiente para la Administración educativa que puede poner en jaque todo el programa: dotar de contenidos digitales los ordenadores.

Este hándicap, del que ya avisaron los directores de varios colegios tras el anuncio de la aplicación de la Escuela TIC 2.0, ha cobrado mayor actualidad esta semana tras el anuncio del consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, de que el próximo curso el libro de texto digital se implantará en diversas aulas de quinto y sexto de Primaria y primero de Secundaria. Dicho proyecto, lejos de contentar al sector editorial, muy afectado por la crisis económica, ha levantado serias críticas a la Junta por la nula posibilidad que tienen actualmente los alumnos de acceder a contenidos didácticos con los portátiles entregados este curso.

El principal problema al que se enfrenta la comunidad educativa para desarrollar la enseñanza digital íntegra es la protección de los derechos de autor al que están sometidos los libros de texto. Los diferentes grupos editoriales exigen a las administraciones educativas un sistema seguro que permita al alumno descargarse los contenidos digitales sin que éstos sean copiados por otro compañero, tarea que exige una tecnología sofisticada para evitar la piratería. Según advierte el vocal de Nuevas Tecnologías de la Asociación de Editores de Andalucía, Narciso Sánchez, sólo hay dos mecanismos disponibles para que los contenidos no circulen de forma abierta.

Uno de ellos consiste en que los alumnos entren a una web con identificación personal y a través de control remoto, lo que les permite acceder a los contenidos pero no descargárselos. Para que este mecanismo se ponga en funcionamiento es "imprescindible" que los centros educativos tengan una banda ancha de internet, algo de lo que carecen actualmente la mayoría de los colegios e institutos públicos de Andalucía. Narciso Sánchez señala al respecto que el acceso a internet en las aulas andaluzas es "muy lento", lo que impide que el alumnado pueda trabajar simultáneamente y con celeridad. El segundo de los métodos consiste en descargar los libros de textos digitales en los discos duros de los portátiles de manera encriptada, es decir, que sólo pueda verlo el alumno en su ordenador y no transferirlo a otro. El problema al que se enfrentan los editores para emplear este mecanismo es la carencia de los portátiles entregados por la Junta de un sistema de protección, debido al sofware libre que llevan instalados.

La Asociación de Editores de Andalucía considera que hasta ahora "la Consejería de Educación ha dado pocos pasos para la búsqueda de soluciones". "Si se mantiene el actual uso de las TIC, con el mismo sistema pedagógico que con los textos en papel, no se pontenciará la enseñanza digital", asegura Narciso Sánchez. La incompatiblidad entre los portátiles de la Escuela TIC 2.0 y el libro digital no parece que sea óbice para la Consejería de Educación, que a partir de septiembre tiene previsto dotar de contenidos estos ordenadores de modo experimental en varios centros. Será la segunda fase de este programa que se completará con la entrega de 110.000 ordenadores a los alumnos andaluces de quinto de Primaria. Será también el primer curso en el que la Escuela TIC 2.0 llegue a Secundaria, con la dotación de aulas digitales en el primer curso de la ESO.

La dificultad que entraña la implantación del libro digital en los colegios ralentiza el desarrollo de uno de los sectores clave para los grupos editoriales andaluces, después de los perjuicios económicos que ha provocado el cambio a última hora de la renovación del material escolar en el programa de gratuidad de libros de textos de la Junta. De esta forma, la Consejería de Educación anunció hace unos días que debido a la crisis sólo se renovarán los libros de la Primaria y los alumnos de la ESO tendrán que reutilizar la de dos años atrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios