Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Educación

Fraude en los cursos de idiomas en el extranjero: demanda contra 15 asociaciones en Sevilla

  • El 70% de las estancias que se ofertan no cumplen los requisitos legales

  • Las condiciones del contrato, la inclusión de un seguro y la atención constante al alumno deben ser supervisadas antes del viaje

Una profesora escribe una frase en inglés en la pizarra. Una profesora escribe una frase en inglés en la pizarra.

Una profesora escribe una frase en inglés en la pizarra. / D. S.

El 70% de los estancias que se ofertan en el extranjero para aprender idiomas no cumplen los requisitos legales. Se trata de la conclusión a la que ha llegado la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce) tras la investigación que ha llevado a cabo con un despacho de abogados y detectives para constatar dicho fraude. 

Sevilla no escapa de esta situación. Según Óscar Porras, presidente de Aseproce, en la capital andaluza dicho porcentaje es aún mayor. Por tal motivo, la referida asociación prepara una demanda contra 15 entidades sevillanas por saltarse la normativa a la hora de enviar a alumnos y familias fuera de España para aprender idiomas. 

Las asociaciones contra las que se prepara la demanda son empresas (la mayoría pymes o autónomos), colegios de titularidad privada y academias de idiomas. En este punto, Porras explica que tras una consulta realizada a todas las consejerías de Turismo de las comunidades autónomas, se concluyó que este tipo de estancias sólo las pueden organizar agencias de viaje. Por tanto, han de constituirse como tal los colegios o academias que las oferten o contratarlas a través de ellas. 

"Muchos colegios privados o concertados que organizan cursos en el extranjero para grupos de 15 o 20 alumnos programan esta oferta por desconocimiento de la ley. Sin embargo -abunda el presidente de Aseproce-, otros centros conocen la normativa y cometen el fraude porque obtienen importantes ingresos con los viajes". 

La primera demanda, en Madrid

La asociación ya interpuso el año pasado una demanda colectiva en Madrid contra las entidades que cometían este fraude, la cual fue admitida a trámite. Algunas empresas admitieron la situación ilegal y se les retiró la demanda. 

A la hora de llevar a un hijo al extranjero para aprender idiomas, los padres han de tener en cuenta que la empresa que lo oferte debe contar con una oficina abierta al público y evitar, en la medida de lo posible, las que sólo funcionan de forma virtual. "Han de asesorarse por profesionales que se dedican plenamente a esta actividad y no utilizan los viajes como algo complementario", incide Porras.

El presidente de Aseproce, Óscar Porras, durante la reunión de los centros que organizan cursos de idiomas en el extranjero. El presidente de Aseproce, Óscar Porras, durante la reunión de los centros que organizan cursos de idiomas en el extranjero.

El presidente de Aseproce, Óscar Porras, durante la reunión de los centros que organizan cursos de idiomas en el extranjero. / D. S.

En el precio, además, debe quedar claro lo que incluye dicha estancia: clases, alojamiento, viajes, traslados y actividades extracurriculares. Toda esta información debe figurar en un contrato en el que se expongan las condiciones generales del viaje

El seguro, indispensable

Otro requisito indispensable es la existencia de un seguro que cubra los gastos médicos del estudiante y cualquier imprevisto que pueda surgir durante el traslado y permanencia en el extranjero. 

Las empresas que gestionan este tipo de cursos y pertenecen a Aseproce pasan cada año una auditoría externa para constatar que cumplen las normas de calidad. La asociación, además, las ampara ante cualquier problema que surja con el estudiante fuera de España. 

Las estancias más demandadas por los españoles para aprender idiomas en el extranjero son cursos de verano para menores, aunque últimamente también crece otra modalidad, la de familias enteras que viajan juntas para formarse durante un tiempo determinado, la mayoría de las veces a través de la integración en otros hogares nativos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios