Sevilla

Un joven tendrá que ingresar en prisión seis meses por robar una bicicleta de Sevici

  • Los hechos ocurrieron hace siete años y el acusado, que ahora es padre de dos hijos y tiene trabajo estable, ha pedido el indulto.

Adrián M. D., un joven de 25 años y padre de dos hijos, tendrá que ingresar en prisión a partir del próximo 16 de octubre para cumplir una pena de seis meses de prisión por haber robado una bicicleta de Sevici en el año 2008, según ha denunciado este viernes su abogado, Ángel Bordás, que ha señalado que el joven está rehabilitado y ha solicitado el indulto al Ministerio de Justicia.

La sentencia, dictada en junio de 2010, condenó al joven a seis meses de prisión por un delito de hurto, en relación con unos hechos que se remontan al 14 de junio de 2008 cuando el Adrián M. D., por entonces de 18 años, cogió en compañía de un menor una bicicleta del servicio público de alquiler, Sevici, que se encontraba junto al aparcamiento de bicicletas de la calle Pedro de Castro. El joven no tenía tarjeta de alquiler y junto al menor fueron detenido por la Guardia Civil cuando circulaban con la bici por la carretera A-376, siendo recuperada la bicicleta, que está tasada en 1.200 euros.

La sentencia estableció que no había quedado acreditado que fuera el acusado el que fracturó el sistema de anclaje de la bici, causando daños, y recuerdan que ambos reconocieron ante el juez instructor que cogieron la bici, aunque dijeron que se encontraba tirada junto al aparcamiento y con la sujeción rota.

La sentencia fue confirmada por la Audiencia de Sevilla en junio pasado y ahora la juez de lo Penal número 13 de Sevilla, en un auto dictado el pasado 22 de septiembre, ha denegado la suspensión de la condena de seis meses de prisión impuesta a este joven ni a su sustitución por una multa o trabajos en beneficio de la comunidad porque entiende que "si bien el reo no es un reo habitual, de su hoja histórico penal se constata la conducta del reo que no resulta merecedora de tal beneficio", y así señala que ya fue condenado en el año 2010, acordándose la remisión definitiva, pero "delinquiendo nuevamente inmediatamente después del periodo de suspensión, con lo que los beneficios previstos legalmente no han producido efecto resocializador alguno", por lo que acuerda su ingreso en prisión voluntaria para el 16 de octubre.

El abogado Ángel Bordás alegó en su recurso que en el momento en que ocurrieron los hechos Adrián M. D. era "delincuente primario, con una edad muy joven e incluso fue el acompañante de un menor que asumió toda la culpa de tomar prestada una bicicleta", por lo que no es un reo habitual.

El letrado insiste en que los hechos sucedieron hace siete años, cuando el acusado era "un chiquillo, ni siquiera se le condenó por la fractura del sistema de anclaje ni se le impuso ninguna responsabilidad civil", por lo que, en su opinión, "es una temeridad y una vulneración de los derechos de defensa y presunción de inocencia mandar a prisión por un delito menor a una persona que es castigada pasados siete años con la entrada en prisión sin darle opción a cumplirla con otros parámetros como así permiten nuestras leyes".

Alega la defensa que el acusado es un padre de familia con dos hijos a su cargo, con un trabajo estable que puede perder si entra en prisión "por unos hechos leves ocurridos cuando tenía 18 años, como fue coger y desplazarse en una bicicleta de alquiler para volver a su casa en una noche de copas, lo que viene siendo una niñatería, y va a ser enviado a prisión".

Para el letrado, la Justicia "marca su titular. No es inocente, cierto. Pero las leyes tiene que medir esa peligrosidad y el daño que ocasiona a la sociedad", y su ingreso en prisión ahora "frustraría los fines de prevención y reinserción social".

Sobre sus antecedentes, el letrado señaló que la hoja histórico penal es "ridícula", ya que tiene una condena de diez meses por un delito de allanamiento de morada que está cancelada a efectos penales, hechos que cometió con 18 años, y otra condena de 32 días de trabajo en beneficio de la comunidad por conducir con permiso no vigente por la pérdida total de los puntos. "El curriculum penal es de una peligrosidad nula", advirtió Bordás, que estimó que la pena debía de ser sustituida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios