Sevilla

Un juez ordena que Del Valle cumpla una pena por abusos

  • La condena de dos años de cárcel fue suspendida por no constatarse cuando se dictó que el acusado poseía antecedentes penales por este tipo de delitos

Un juzgado de Sevilla ha ordenado que Santiago del Valle, encarcelado como presunto asesino de la pequeña onubense Mari Luz Cortés, cumpla en su integridad una condena de dos años de prisión por abuso sexual a otra niña, anulando así su decisión anterior de dejar en suspenso la pena, informó ayer la agencia Efe.

Fuentes judiciales señalaron que el juzgado penal 4 de Sevilla ha emitido un auto en el que anula la suspensión de la condena porque estaba vinculada a que el acusado dejara de delinquir, condición que se ha incumplido con la reciente sentencia de la Audiencia de Asturias, que confirmó su condena a ocho meses de cárcel por estafa, al intentar Santiago y su mujer vender el piso que tenían alquilado en Gijón.

El juez considera, en su auto, que ha "decaído" el recurso que había presentado la Fiscalía sevillana, según la cual no se podía exigir a Del Valle el cumplimiento efectivo de su condena hasta que fuese firme alguna de las sentencias contra él.

Por ello, el juez ha comunicado al centro penitenciario donde está ingresado Santiago del Valle que el recluso debe empezar a cumplir los dos años de cárcel por tocamientos libidinosos a una niña de 9 años, cometidos en julio de 2003, condena que estaba suspendida condicionalmente entre el 23 de febrero de 2006 y la misma fecha de 2008, ya que el acusado carecía hasta entonces de antecedentes penales.

Junto a ello, Del Valle cumple prisión incondicional sin fianza por el presunto asesinato y agresión sexual de la pequeña Mari Luz, cometido en enero pasado.

El juzgado de lo penal 4 ya había levantado provisionalmente la suspensión de la condena porque los datos aportados por varios juzgados indican que el acusado tiene una "inclinación hacia esas conductas aberrantes" de abusar de menores, además de sus antecedentes por estafa y falsedad, que no constaban cuando le concedieron la suspensión condicional.

Aunque tal suspensión no puede acordarse por lo sucedido con el presunto asesinato de Mari Luz, asunto en el que el acusado se beneficia de la presunción de inocencia, el juez dijo en un auto que los indicios apuntan a que "la peligrosidad criminal" del sospechoso "se ha incrementado exponencialmente desde la fecha de concesión" de la suspensión condicional.

Del Valle tiene abiertas otras diligencias en el juzgado de instrucción 8 de Sevilla por abusos a una niña, en Asturias fue condenado a ocho meses de prisión por estafa y además ya es firme la condena a dos años y nueve meses de cárcel por abusar de su hija.

En este último caso Santiago del Valle llegó a culpar a un profesor que impartía clases de educación física en el colegio de su hija de estos abusos. Aprovechó esta coyuntura para obtener beneficios económicos. Santiago llegó a exigir al docente una cantidad millonaria como indemnización por los daños causados. Posteriormente, se demostró que fue el propio padre quien le realizaba "los tocamientos" a su hija.

Por este caso también ha sido condenada su mujer, Isabel García, por permitir tales abusos, siendo consciente de ellos, y no denunciar a su marido. Isabel está ingresada en un centro psiquiátrico de Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios