Sevilla

Un marroquí con antecedentes por secuestro y luchador de kickboxing dirigía la banda de Los Pajaritos

Rachid S., a la izquierda, con el fondo de la calle Mirlo, donde residía. Rachid S., a la izquierda, con el fondo de la calle Mirlo, donde residía.

Rachid S., a la izquierda, con el fondo de la calle Mirlo, donde residía. / M. G.

Un ciudadano marroquí, con antecedentes por secuestro y luchador semiprofesional de kickboxing, dirigía la banda de atracadores desmantelada por la Guardia Civil en Los Pajaritos. Rachid S., de 29 años, está considerado como el cabecilla del grupo, que se dedicaba sobre todo a asaltar viviendas y tiendas de comerciantes chinos.

La Guardia Civil ha detenido a seis personas, dos de ellas de nacionalidad marroquí y otras cuatro españolas. Los dos marroquíes se encuentran en prisión provisional y los españoles en libertad con cargos. Éstos tendrían un papel menor en la organización y se dedicaban a suministrar información sobre los objetivos de la banda. Faltan por detener otros dos magrebíes, que ya están identificados y sobre los que pesa una orden de búsqueda y captura.

La operación lleva por nombre Dichar, es decir, Rachid al revés. Rachid S. era el cabecilla del grupo. Está considerado un delincuente violento, que ha protagonizado varios incidentes con la Policía y que en octubre del año pasado fue detenido por su presunta participación en el secuestro y agresión a un compatriota suyo en Los Pajaritos.

Rachid practica kickboxing a nivel semiprofesional y de sus combates pueden verse varios vídeos en internet. Se inició en las artes marciales en Su Eminencia, aunque él reside en Los Pajaritos. Allí comenzó su andadura en la delincuencia siendo testaferro de una familia relacionada con el tráfico de drogas en este barrio. Fue progresando poco a poco hasta establecerse por su cuenta vendiendo pasta base de cocaína, lo que en el argot se denomina basuco, la variedad más barata de esta droga.

De ahí se especializó en los vuelcos, como se conoce a los robos de estupefacientes entre narcotraficantes, y también en los robos con fuerza y robos con violencia. Ha tenido varios enfrentamientos con la Policía, con los que siempre se ha comportado de manera altiva. En una ocasión fue detenido por la Policía Local por conducir sin carné.

El 26 de octubre de 2018 fue detenido por la Policía Nacional por secuestrar, apuñalar con un machete y golpear con una llave inglesa a un compatriota suyo en un piso de la calle Mirlo. La víctima de esta detención ilegal explicó después que le debía dinero a Rachid y que unos días antes le había agredido en la calle. Rachid daba una versión distinta, asegurando que era el secuestrado quien se había presentado en su casa para pedirle una bicicleta, y como no se la había querido dar, le había atacado con el machete por la espalda.

Operación Dichar: La Guardia Civil desarticula una organización criminal de seis personas en Sevilla

En el piso de la calle Mirlo registrado por la Guardia Civil se hallaron numerosos objetos sustraídos: 2.000 euros en metálico, joyas, perfumes y varios teodolitos utilizados para la construcción de carreteras, valorados en 20.000 euros. También había un revólver y una escopeta, robada en 2018 en La Granjuela (Córdoba), así como casi tres kilos de marihuana. Hubo otros dos registros simultáneos más en Los Pajaritos y uno en Torreblanca.

Casi todos los robos fueron a comerciantes chinos, tanto en sus casas como en sus tiendas. La mayoría de los chinos no trabajan con bancos y guardan grandes cantidades de dinero en sus domicilios. Los delincuentes lo saben y han convertido a los chinos en sus objetivos prioritarios.

Entre los españoles detenidos hay un histórico delincuente de Los Pajaritos relacionado con la familia para la que trabajó Rachid en sus orígenes. Este hombre cuenta con más de treinta detenciones en su historial y ha protagonizado numerosos incidentes en Los Pajaritos, entre ellos varios tiroteos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios