Patrimonio

Monasterio de San Jerónimo. Un millón para salvarlo

  • La restauración del claustro será posible gracias a los fondos Edusi

  • El Ayuntamiento ya ha licitado la redacción del proyecto para acometer los trabajos

Estado en el que se encuentran los arcos formeros. Estado en el que se encuentran los arcos formeros.

Estado en el que se encuentran los arcos formeros. / D. S.

Comentarios 1

Un millón de euros. Se trata del coste que requiere la restauración del claustro del monasterio de San Jerónimo, en el barrio sevillano del mismo nombre, situado al norte de la capital andaluza. Esta joya renacentista presenta una serie de graves patologías, puestas de relieve en un informe de 2015. Deformaciones, grietas y humedades son los principales problemas de un monumento que pasó a manos del Ayuntamiento hispalense en 1984 y que en los últimos años se ha enfrentado a una larga intervención que se ha demorado nueve años. El gobierno de Espadas ya ha licitado la redacción del proyecto para consolidar la estructura. Los trabajos serán financiados a través de los fondos europeos Edusi, destinados a regenerar el Distrito Norte.

Es, sin duda, una de los mayores bienes patrimoniales de la ciudad. Sin embargo, a menudo, pasa desapercibido por incluirse en una zona bastante alejada del foco turístico. Al claustro del monasterio de San Jerónimo llegan pocos visitantes. Por no decir ninguno. Sólo se ha llenado en actos organizados los últimos años por diversos organismos municipales, como la pasarela de moda que albergó en 2016 y con la que se demostró los múltiples usos que puede acoger. También muchos lo recordarán por ser el lugar escogido por Paquirri y la Pantoja para celebrar su enlace matrimonial. Por aquel entonces este recinto –declarado Monumento Histórico Artístico en 1964– era propiedad de la familia Beca Belmonte. Pocos años después pasaría a manos del Ayuntamiento de Sevilla, que a finales de la década de los 80 optó por ubicar en él un centro cívico con el que prestar servicio al barrio de San Jerónimo.

En febrero de 2014 este antiguo cenobio cumplió seis siglos de existencia. Un aniversario inmerso en obras. Se acababan entonces los trabajos para el anhelado centro cívico, que finalmente fue inaugurado a principios de 2015 tras haber sufrido nueve años de demora. Un retraso que, además, perjudicó a las arcas municipales, pues el Consistorio tuvo que indemnizar a la primera adjudicataria de las obras con más de 200.000 euros.

El gobierno de Espadas se ha propuesto ahora devolver el esplendor al bello claustro renacentista. Para ello ya ha licitado la redacción de un proyecto de consolidación que ha de tomar como punto de partida el informe elaborado en 2015, el cual pone de relieve las diversas patologías que afectan a este vestigio patrimonial.

Vista general del bello claustro renacentista. Vista general del bello claustro renacentista.

Vista general del bello claustro renacentista. / D. S.

En el pliego de prescripciones técnicas para dicho contrato se recuerda que en el citado estudio –realizado en 2015 por profesores del Departamento de Estructuras de Edificación e Ingeniería del Terreno de la Universidad de Sevilla– se recogía que los pilares presentaban problemas de humedad, grietas, signos de agotamiento resistente y pandeos. En los muros se observó “valores elevados de tensiones de compresión” y “excentricidades ante cargas verticales en el muro oeste”. Respecto a las bóvedas, se constataron “el alto nivel de fisuración”, deformaciones y humedades. Por último, en la cimentación se detectaron “graves problemas” en el ala norte del claustro, material disgregado, índice de humedad alto y “pérdidas importantes en las secciones de apoyo de los pilares”.

Todas estas patologías provocan que el patio del claustro se encuentre “gravemente deteriorado”, el desgaste en arcos y pilastras, la oxidación en las grapas metálicas de los arcos perpendiculares (fajones) y la falta de impermeabilidad en la cubierta del ala norte.

En total, la superficie en la que se ha de intervenir alcanza los 2.878,16 metros cuadrados. Para dicha actuación se requiere de un trabajo de consolidación en el claustro y los deambulatorios, labor que servirá para frenar el deterioro progresivo.

Una de las alas del claustro que se encuentran en peor estado. Una de las alas del claustro que se encuentran en peor estado.

Una de las alas del claustro que se encuentran en peor estado. / D. S.

El concejal de Cultura, Antonio Muñoz, anunció el pasado mes que, con tal fin, se ha licitado la redacción de un proyecto de consolidación que ha de contar con cuatro fases: memoria descriptiva sobre las patologías y problemas detectados en el conjunto a intervenir, proyecto básico, proyecto de ejecución y proyecto de intervención arqueológica. El presupuesto máximo para estos servicios se fija en 137.964,86 euros (IVA incluido).

Se trata del primer paso para la recuperación del claustro renacentista, unas obras que –según se especifica en el documento referido– cuentan con una inversión máxima de un millón de euros y un plazo mínimo de ejecución de 11 meses. Tal cantidad procede de las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi), unos fondos europeos que destinan para la regeneración de la zona norte de Sevilla 15 millones de euros. En esta partida se incluye la remodelación de las naves de Renfe (frente a la Bachillera) y la erradicación del poblado chabolista del Vacie.

El gobierno de Espadas quiere convertirlo en atractivo turístico para la "renovación urbana" del entorno

La intervención propuesta supone la consolidación de la cimentación, los pilares y los muros. También contempla la ejecución de un nuevo sistema de saneamiento del claustro para evitar la presencia de humedades, la impermeabilización de las bóvedas y la estabilización de los arcos formeros de la galería alta.

Con estas obras se pretende utilizar las dependencias “clausuradas” del centro cívico e integrar el claustro en este servicio municipal. También se contempla convertirlo en atractivo turístico, “que permita la renovación urbana de su entorno”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios