Ayuntamiento de Sevilla

La nueva ordenanza de Sevilla permite las colonias de gatos controladas

  • Los felinos serían vacunados y esterilizados

Colonia de gatos en un solar abandonado. Colonia de gatos en un solar abandonado.

Colonia de gatos en un solar abandonado. / D. S.

Por ahora sólo es una propuesta, pero la nueva ordenanza sobre protección, bienestar y tenencia responsable de animales que prepara el Ayuntamiento de Sevilla permite la presencia de colonias de gatos, siempre que cumplan una serie de requisitos y estén controladas por veterinarios

Estos grupos felinos son muy habituales en la ciudad. Están presentes en solares abandonados donde algunos vecinos les aportan comida, lo que provoca que sean muchos ejemplares los que se reúnan en estos puntos y sea allí donde se reproduzcan. Tal situación ha sido motivo de alarma los últimos años. Las asociaciones vecinales han alertado de que dicha presencia acaba convirtiéndose en foco de infección, mientras que las plataformas animalistas defienden su protección

Por tales motivos, la normativa que ha preparado el primer Consejo Municipal de Protección y Bienestar Animal (Compba), entidad constituida en septiembre de 2017, se ha hecho eco de esta preocupación. Según fuentes municipales, en uno de los apartados del borrador -que estará acabado en octubre y que luego se someterá a exposición pública para su posterior aprobación en el Pleno- se alude a las colonias de gatos que se originan en la ciudad.

Aunque este artículo puede cambiar durante el proceso de aprobación de la ordenanza, en un primer momento se contempla la posibilidad de permitir algunas colonias siempre que cumplan una serie de requisitos y, sobre todo, estén controladas. Para ello, los felinos que las conformen han de someterse a la vacunación y esterilización. De esta forma, se evitaría el contagio de enfermedades y plagas y se pondría freno a la superpoblación de gatos. Además, las colonias estarían atendidas por especialistas que harían las veces de "cuidadores" de los ejemplares. Algo similar ya fue propuesto en 2017 por parte del Ayuntamiento de Cádiz, que anunció la expedición de carnés de alimentadores.  

No será el único punto polémico que aborde la nueva ordenanza, en la que también se alude a la posibilidad de que las mascotas viajen en el transporte público. Los especialistas del Compba analizan ahora este acompañamiento, que en ciudades europeas resulta bastante frecuente en el metro, pero no así en transportes en superficie, como el aubotús o el tranvía. Se trataría, como último objetivo, de dotar de respaldo legal el cambio reglamentario que prepara Tussam -adelantado por Diario de Sevilla- para que los canes vayan en autobús. Actualmente sólo se permite la entrada de perros guías y aquéllos de reducidas dimensiones que sean transportados en jaulas

El concejal de Empleo y Bienestar Social, Juan Manuel Flores, ha defendido que con la nueva ordenanza Sevilla se colocará a la cabeza de las ciudades europeas en políticas de protección y convivencia animal. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios