Tráfico de drogas

Golpe al clan del Morrúo en Torreblanca

  • La Policía Nacional registra varias viviendas del barrio y detiene a varias personas en busca de estupefacientes y dinero

Redada de la Policía en Torreblanca, en una imagen de archivo. Redada de la Policía en Torreblanca, en una imagen de archivo.

Redada de la Policía en Torreblanca, en una imagen de archivo. / José Ángel García

Comentarios 2

La Policía Nacional asestó hace unos días un golpe al clan del Morrúo, una de las organizaciones más activas en la distribución y venta de drogas en el barrio de Torreblanca. Se han registrado varias viviendas de esta zona y han sido detenidas varias personas relacionadas con esta banda. También se ha requisado una cantidad de sustancias estupefacientes que no ha trascendido, así como dinero en metálico.

Esta organización de traficantes está dirigida por dos personas. Una de ellas tiene antecedentes por distintos delitos desde que era muy joven. Ya fue detenido en el año 2009 por robar un ciclomotor en la carretera de Mairena, junto con otros dos jóvenes.

El vehículo fue sustraído de una nave detrás de una venta próxima a la carretera N-IV. Dos años después volvería a ser arrestado por conducir sin carné un ciclomotor, de nuevo en la carretera de Mairena del Alcor.

Los cabecillas del clan del Morrúo tienen vínculos familiares con otras organizaciones dedicadas al tráfico de drogas, tanto en Torreblanca como en otras zonas de la ciudad. Uno de ellos mantiene una relación sentimental con una miembro del clan de la Perla, la banda que tuvo que huir de las Tres Mil Viviendas en agosto de 2013, después de que mataran a una niña de siete años en un tiroteo.

Aquel suceso supuso el declive del clan. La muerte de la niña provocó una verdadera revolución en las Tres Mil y los Perla tuvieron que huir del barrio. El caso se cerró con una condena de 14 años de prisión, otra de 11 años, ocho más de dos años, y una fuerte indemnización de 400.000 euros.

Los que quedaron en libertad se instalaron en otras zonas de la ciudad, algunos estuvieron algún tiempo en Los Pajaritos, pero finalmente se han instalado en Torreblanca. Fuentes de la lucha contra el narcotráfico aseguraron a este periódico que cuentan ya con cierta infraestructura en este barrio, concretamente en la calle Pino.

Esta es la segunda operación importante de la Policía Nacional en el barrio en apenas tres meses, después de que en agosto fuera detenido uno de los miembros del clan de los Faloyos, cuando llevaba 60 gramos de cocaína en roca. El detenido, Antonio C. M., se disponía a hacer un porte de droga en un vehículo cuando fue interceptado por la Policía. Intentó darse a la fuga pero fue arrestado.

Al igual que el grupo del Morrúo, los Faloyos son una banda de Torreblanca que tiene varios puntos de venta. Su líder es conocido como el Chupao. Este grupo se ha caracterizado por sus enfrentamientos con otros clanes rivales. Hace unos años, el Chupao recibió un disparo de escopeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios