Sevilla

El robo en domicilio, el delito que más cayó en Sevilla de enero a junio

  • En la estadística pesan mucho las restricciones de movilidad, que hizo que los ciudadanos no se fueran a pasar días fuera

  • La caída de los asaltos a viviendas en el primer semestre de 2021 fue del 27,1%

Control de la Policía Nacional en Montequinto para garantizar las restricciones de movilidad.

Control de la Policía Nacional en Montequinto para garantizar las restricciones de movilidad. / Antonio Pizarro

Los robos en domicilio son la modalidad delictiva que más decreció en el primer semestre de 2021, según se desprende del balance de criminalidad que cada tres meses hace público el Ministerio del Interior. En el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 30 de junio, en Sevilla capital se registraron 352 asaltos a viviendas. Este dato supone un 27,1% menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando hubo 483 casos constatados. En el global de la provincia hubo una evolución similar, aunque con una caída más sostenida. En toda la demarcación sevillana hubo 1.205 robos en domicilio en los primeros seis meses de 2021, por 1.459 del mismo periodo del ejercicio anterior. Esto supuso una bajada del 17,4%.

La reducción de los asaltos a viviendas facilitó también una caída importante de los robos con fuerza, como se conoce al genérico de delitos que se producen en establecimientos comerciales, naves industriales, garajes, etcétera, además de los domicilios. En el caso de la capital se registraron 652 robos de este tipo, por 917 en 2020. Traducido a porcentajes, la bajada fue del 28,9%. En la provincia esa caída fue de nuevo menos brusca, de en torno a un 15,7%. Hubo 1.981 robos con fuerza en total en el primer semestre del año, mientras que el mismo periodo de 2020 se cerró con 2.351 casos.

Buena parte de la bajada de la actividad delictiva se explica por las restricciones de movilidad y cierres perimetrales que han estado vigentes durante buena parte del año, como medios para luchar contra la expansión del coronavirus. Estas medidas han mantenido a los ciudadanos en sus casas durante muchos fines de semana y en periodos festivos, sin la posibilidad de marcharse a segundas residencias en otras provincias. Los robos en domicilios más frecuentes en Sevilla suelen darse en ausencia de los moradores, y es muy infrecuente que un ladrón entre en una casa habitada. O al menos que lo haga sabiendo que hay gente dentro. Los delincuentes saben que el delito de robo con fuerza puede convertirse en otro de robo con violencia, mucho más castigado por el Código Penal, y prefieren asegurarse de que no hay nadie en la casa elegida para robar.

En 2020 se decretó el confinamiento general a mediados de marzo, pero antes sí que hubo numerosos robos en viviendas, de ahí que esos dos meses hayan pesado en la estadística más que el resto. Cuando se conozcan los datos de todo el año, los números tenderán a equilibrarse, ya que en verano, cuando ya no hubo limitaciones a la movilidad, se produjeron más robos. El ejemplo es la banda que está robando en pisos tras sustraer las llaves de los coches. Este grupo empezó a actuar en verano, por lo que su actividad no se ha visto reflejada en las últimas estadísticas.

También ha contribuido a unos mejores números la presión policial, que ha detenido en varias ocasiones a miembros de la mafia georgiana, especializados en desvalijar viviendas abriendo cualquier tipo de cerradura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios