Sevilla

Las tiendas del Alcázar salen a licitación con un canon anual de 165.000 euros

  • La media de ingresos prevista por el monumento asciende cada año a 826.000 euros

Una de las tiendas de recuerdos del Alcázar. Una de las tiendas de recuerdos del Alcázar.

Una de las tiendas de recuerdos del Alcázar. / M. g.

El patronato del Real Alcázar ha sacado a licitación el contrato de gestión de las dos tiendas existentes en el interior del conjunto monumental. La concesión, para el periodo comprendido entre 2018 y 2022, contempla un canon anual de 165.000 euros. "La gestión de las tiendas es un servicio más que se presta al público que visita el monumento y hay un margen suficiente de beneficio económico para que este servicio sea un contrato rentable para la empresa contratista", señala la directora, Isabel Rodríguez, en el pliego.

La primera de las tiendas del Alcázar es la que está situada a la entrada, junto a la Puerta del León. Tiene una superficie de 24,70 metros cuadrados, aunque comparte el 50% con la zona destinada a la entrega de audioguías. La segunda, la más grande, es la que visitan los turistas cuando salen del monumento por el Apeadero. Su tamaño es de 76,38 metros cuadrados.. En su oferta, las empresas que opten a la licitación deberán presentar un listado con un mínimo de 300 artículos para venderlos en la tienda, distribuidos entre decoración y regalos (platos, tazas, cerámica); papelería (bolígrafos, lápices, cuadernos, agendas); infantil y juvenil (juegos, cartas), complementos y textil (pañuelos, corbatas, bolsos, camisetas, joyería); y postales y láminas (carteles, dibujos). En su propuesta también deben ofertar publicaciones, libros y guías de carácter histórico y cultural, en especial los relacionados con la ciudad de Sevilla y el Real Alcázar.

Según el número de visitantes del recinto, 1.799.465 el año pasado, el patronato estima que los ingresos anuales se situarán en torno a 826.574 euros debido a los grupos que acceden por eventos concretos, a la situación económica actual y a los datos de ventas aportados por la actual concesionaria. El año pasado, la cifra alcanzó los 818.339 euros. El primer año de contrato los gastos de la concesionaria serán de 79.000, según los cálculos, correspondientes a tareas de pintura, iluminación y electricidad, mobiliario, equipamiento informático o equipos de aire acondicionado. Los gastos de funcionamiento ascenderían a 494.000 euros, incluyendo, entre otras partidas, los gastos de personal correspondientes a ocho trabajadores (cantidad óptima para el patronato). Sumando el canon anual (165.000 euros), los gastos sumarían 738.000 euros, arrojando un beneficio de 88.574 euros. A partir del segundo año, una vez restada la inversión del primer establecimiento, los gastos bajarían a 659.000 euros y el beneficio se alzaría hasta los 167.574 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios