Sevilla

Una riña de pareja acaba en un tiroteo entre narcos en las Tres Mil Viviendas

  • Dos personas resultaron heridas, una con un balazo en la pierna y la otra por la rozadura de un proyectil

  • El enfrentamiento ha generado un clima de tensión en el Polígono Sur, con saqueo de pisos incluido

Las Tres Mil Viviendas, en una imagen reciente. Las Tres Mil Viviendas, en una imagen reciente.

Las Tres Mil Viviendas, en una imagen reciente. / josé ángel garcía

Comentarios 13

Una riña de pareja acabó la noche del pasado jueves en un tiroteo entre dos clanes de narcotraficantes de las Tres Mil Viviendas. Dos personas resultaron heridas, una rozada por una bala y la otra con un tiro en la pierna. El enfrentamiento armado ha generado un clima de tensión en el Polígono Sur, donde ambos clanes se han jurado venganza.

Todo comenzó por una discusión aparentemente banal. El hijo del jefe de uno de los clanes implicados en la reyerta, conocido como el del Cerillo, mantenía una relación con la hija de otra banda, que no es originaria de las Tres Mil Viviendas sino que se ha instalado en este barrio en los últimos años.

Este clan está dirigido por una persona conocida como el Willy, emparentado con el hombre que mató presuntamente hace unos meses a su mujer en una cuneta de una autovía de Toledo, Salustiano Amador Muñoz, del que se dijo que estuvo un tiempo refugiado en el Polígono Sur.

Según apuntaron algunas fuentes, los hijos de ambos jefes discutieron y pusieron fin a su relación. Los padres intentaron mediar para arreglar el asunto, pero finalmente lo que hicieron fue enfrentarse entre ellos. Primero lo hicieron a puñetazos en un bar en la que una de las familias se encontraba. Tras esta primera pelea, miembros de uno de los clanes regresaron armados y abrieron fuego contra el otro.

Fruto de este tiroteo resultaron heridos dos personas, una con un balazo en la pierna y otra con una quemadura porque la bala le pasó rozando. El herido más grave tuvo que ser hospitalizado e intervenido en el Virgen del Rocío para que pudieran extraerle el proyectil. Por su parte, los tiradores huyeron del barrio.

Esto motivó que el clan de los heridos tratara de vengarse tirando abajo la puerta de la casa de la familia rival. Este hecho provocó que algunos vecinos del barrio, viendo la puerta de la vivienda abierta y sin nadie en el interior, entraran en la casa y robaran todas las pertenencias que pudieron sustraer.

La escalada de tensión continúa y se teme el regreso de la familia cuya casa ha sido desvalijada o de personas allegadas a ésta. Ambos clanes son poderosos y tienen solvencia económica, ya que se han dedicado durante años al tráfico de drogas. Por ejemplo, uno de ellos dispuso en su día de uno de los primeros vehículos Aston Martin que circuló por Sevilla. La otra familia también es fuerte económicamente, después de que le tocara la Lotería de Navidad hace unos años.

La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los hechos, pero no ha trascendido hasta el momento si hay detenidos o no por su participación en la reyerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios