Sevilla

Los actos vandálicos que ha sufrido el tranvía de Alcalá cuestan 2,7 millones

  • Aún no hay plazo para su estreno

  • El coste de daños incluye los raíles y barandillas robadas

Visita al trazado del tranvía de Alcalá de Jaime Raynaud (viceconsejero de Fomento) y su equipo. Visita al trazado del tranvía de Alcalá de Jaime Raynaud (viceconsejero de Fomento) y su equipo.

Visita al trazado del tranvía de Alcalá de Jaime Raynaud (viceconsejero de Fomento) y su equipo. / Consejería de Fomento (Sevilla)

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio todavía no tiene plazo de puesta en servicio del tranvía de Alcalá, cuya obra civil está terminada, pero quedan por ejecutar 74,5 millones de euros correspondientes a flecos pendientes, sistemas de electrificación, señalización y comunicaciones, así como marquesinas y compra de trenes. Por el momento, la Consejería ha dado instrucciones para revisar todos los desperfectos ocasionados por el vandalismo en el tranvía de Alcalá y tener una cantidad exacta del coste de su reposición. Los daños, a lo largo de 2018, suponen, según una primera estimación, un coste superior a los 2,7 millones de euros, cantidad que engloba toda la reparación de lo sustraído, entre lo que figuran 400 metros de raíles, barandillas metálicas y césped artificial y su reposición.  Esa primera valoración económica ha sido trasladada al viceconsejero de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Jaime Raynaud, que acudió ayer por la mañana a una visita técnica a la prolongación tranviaria de la línea 1 del Metro de Sevilla con Alcalá de Guadaíra junto al secretario general de Infraestructuras, Movilidad y Ordenación del Territorio, Andrés Gutiérrez Istria, y el director general de Infraestructuras, Enrique M. Catalina.

Raynaud manifestó la necesidad de elaborar un estudio minucioso de todos los sobrecostes que se han generado por la falta de vigilancia en el trazado ya ejecutado del tranvía. A su vez, adelantó que la Consejería ya está estudiando la posibilidad de incrementar la vigilancia de este trazado para evitar nuevos daños al trazado del tranvía, cuya obra civil está ejecutada.  La Consejería de Fomento ha solicitado el inicio de los trabajos jurídicos para analizar el sistema de explotación del tranvía que sea más económico y eficaz, además de más beneficioso para la ciudadanía, entre los que figura su integración como prolongación de la línea 1 del Metro. Para tomar una decisión, será necesario solicitar informes de la viabilidad de una fórmula que ya de por sí entraña una gran complejidad jurídica. La ampliación de la línea 1 del Metro de Sevilla hasta el núcleo urbano de Alcalá de Guadaíra discurre entre la estación Pablo de Olavide del suburbano y la parada término de Montecarmelo y consta de un trazado de 12,6 kilómetros y 11 paradas previstas. Su obra civil ha sufrido múltiples retrasos en su ejecución desde que se colocó la primera piedra en 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios