Empleo El Ayuntamiento de Sevilla oferta más de 280 puestos de trabajo

El estado de conservación de los inmuebles del complejo

Las tripas de Altadis

  • Los distintos edificios de la antigua fábrica de tabacos presentan deficiencias por la falta de mantenimiento tras llevar más de 12 años sin uso

Imagen aérea del complejo de Altadis.

Imagen aérea del complejo de Altadis. / M. G.

El futuro de la antigua fábrica de tabacos se ha despejado esta semana tras el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento y Altadis por el que el edificio principal tendrá un uso terciario como hotel u oficinas a cambio de que el inversor ponga en funcionamiento los inmuebles formados por los almacenes primitivos para desarrollar un equipamiento relacionado con la innovación, el emprendimiento o la cultura. El resto de las edificaciones junto a la capilla serán para equipamiento de barrio que decidirán los vecinos de Los Remedios tras un proceso de participación. El proyecto podrá incluir la posibilidad de construir una pasarela peatonal y un aparcamiento subterráneo.

El complejo de la multinacional tabacalera lleva cerrado desde el 28 de diciembre de 2007. ¿En qué estado se encuentran las edificaciones? Los signos de la falta de mantenimiento son evidentes en el edificio de oficinas y talleres (conocido como el Cubo) fundamentalmente en los revestimientos interiores. En un informe de inspección técnica presentado por la propiedad se concluye que el inmueble en general se encuentra en buen estado, sin deficiencias estructurales que pudieran comprometer su estabilidad. “Las fachadas, paramentos, carpinterías y cubiertas están en buen estado, si bien manifiestan las deficiencias propias de la falta de mantenimiento derivada de la no utilización del inmueble desde el año 2007”.

La falta de conservación es evidente en los revestimientos interiores del Cubo

Además del edificio principal, el complejo de Altadis cuenta con una serie de inmuebles que fueron utilizados como almacenes y otras instalaciones cuyo futuro estará vinculado con un centro cultural o de emprendimiento. En ese mismo informe técnico se apunta que, en general se encuentran en buen estado, si bien manifiestan las deficiencias propias de llevar cerrado más de una década que son aún más evidentes en el interior.

Dentro del conjunto de la antigua factoría hay dos edificios de viviendas que en su momento se construyeron para el personal de la fábrica. En ambos casos, el estado de conservación es bueno debido a la solidez y calidad de los materiales empleados, presentando las deficiencias propias de la falta de uso. La capilla fue el último edificio que se construyó, y pertenece a la Hermandad de las Cigarreras desde 1965. Su estado de conservación es bueno y se encuentra en uso, como las dependencias anexas.

La vegetación es un elemento importante dentro del recinto desde el inicio de la construcción, ya que se tuvo en cuenta la necesidad de disponer de arbolado para minorar los efectos del soleamiento, cuestión que estaba contemplada en el proyecto de actuaciones previas redactado en 1953. A día de hoy, la vegetación tiene una importante presencia y se pueden distinguir tres zonas diferenciadas, cada una de ellas con diferente carácter y especies arbóreas: el acceso a la fábrica; el espacio entre las viviendas de ingenieros y el río; y el sitio entre los edificios de la fábrica y la calle Juan Sebastián Elcano. Entre las especies destacan magnolio, ciprés, palmera, cedro, yuca y árboles frutales.

1 Capilla | 764 metros cuadrados

Una entrada lateral para el acceso de los vecinos

Tiene una planta en cruz ligeramente acusada en el presbiterio y un acceso con dos alturas para crear un pequeño coro. Dispone de una entrada lateral por la calle Juan Sebastián Elcano para permitir el uso independiente de los vecinos de Los Remedios.

Vista exterior de la Capilla. Vista exterior de la Capilla.

Vista exterior de la Capilla. / M. G.

2 Viviendas | 1.717 metros cuadrados

Alojamiento para ingenieros y portero

El primero de los edificios alberga cuatro viviendas para ingenieros. Se trata de casas adosadas desarrolladas cada una de ellas en torno a un patio y con dos plantas de altura. Las fachadas son de ladrillo visto y remates en piedra caliza. El segundo inmueble situado en el acceso a la fábrica contiene tres viviendas de menor tamaño. Su ubicación se debe a que albergaba, entre otras, la casa del portero.

Patio de las viviendas de Ingenieros. Patio de las viviendas de Ingenieros.

Patio de las viviendas de Ingenieros. / M. G.

3 Oficinas y talleres | 14.409 metros cuadrados

Cinco plantas y un friso en el vestíbulo

El edificio principal de la fábrica de Altadis tiene una forma rectangular de 60 por 74 metros con un patio central de aproximadamente 30 por 15 metros. Está constituido por dos edificios independientes aunque conectados: los talleres, en forma de U ocupando las caras Sur, Este y Oeste y las oficinas, cuerpo rectangular que cierra el edificio en su cara Norte y formaliza la fachada institucional del conjunto edificatorio. El inmueble cuenta con cinco plantas, aunque la última está retranqueada. Destacar en planta baja el friso que recorre el vestíbulo obra de la pintora Delhy Tejero.

Zona de cafetería en el edificio principal. Zona de cafetería en el edificio principal.

Zona de cafetería en el edificio principal. / M. G.

4 | Almacenes y otras instalaciones 

Huecos altos para los fardos de tabaco

Estas edificaciones se disponen siguiendo criterios de optimización del proceso industrial. Por ejemplo, los almacenes de rama se sitúan en paralelo al río, ya que era ésta la principal vía de acceso de la materia prima. El edificio auxiliar se encuentra próximo al principal para mayor ahorro energético, dado que en él se alojaban los motores y transformadores eléctricos. Son edificios de gran simplicidad con fachadas de ladrillo visto en sintonía con el Cubo y elementos de remate de hormigón. En los almacenes de rama, la disposición de huecos altos apaisados responde a un criterio de optimización del espacio interior para el almacenamiento de los fardos de tabaco. La construcción de la fábrica de tabacos tiene su origen en un escrito de 1950.

Vista de los almacenes de rama y del edificio auxiliar desde la cubierta del inmueble auxiliar. Vista de los almacenes de rama y del edificio auxiliar desde la cubierta del inmueble auxiliar.

Vista de los almacenes de rama y del edificio auxiliar desde la cubierta del inmueble auxiliar. / M. G.

Espacios libres | 4.069 metros cuadrados

Arbolado para aminorar los efectos del sol

Desde el inicio de la construcción del complejo de Altadis se tuvo en cuenta la necesidad de disponer de arbolado para minorar los efectos del soleamiento. Se pueden distinguir tres zonas. La primera es el acceso a la fábrica, en el que destaca un magnolio de gran porte y dos hileras de olmos. El segundo espacio se configura con el jardín de las viviendas. Está ocupado por multitud de árboles frutales como limoneros o naranjos, y otras especies arbóreas como yucas, cipreses y pinos. La tercera zona cuenta con una forma triangular entre los edificios de la fábrica y la calle Juan Sebastián Elcano. Destacan numerosas yucas de gran envergadura y una serie de árboles de gran frondosidad como el bosque de tijuanas.

Arbolado en el acceso a la fábrica de Altadis. Arbolado en el acceso a la fábrica de Altadis.

Arbolado en el acceso a la fábrica de Altadis. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios