Sevilla

El vandalismo que no cesa en la Plaza de España

  • La joya sevillana del regionalismo presenta daños en varias barandillas de cerámica.

Una turista se hace una foto ante una de las barandillas dañadas. Una turista se hace una foto ante una de las barandillas dañadas.

Una turista se hace una foto ante una de las barandillas dañadas. / A. Pizarro

La joya sevillana del regionalismo, uno de los enclaves más visitados por los turistas, sigue padeciendo la lacra del vandalismo que también asola otros conjuntos monumentales de la ciudad. Como publicó ayer la página La Sevilla que no vemos, varios tramos de las delicadas barandillas de cerámica de la Plaza de España siguen destrozados y a la espera de ser repuestos por parte de los servicios municipales. Al tramo arrancado junto a uno de los brazos de la ría, se le ha sumado un nuevo destrozo en las balaustradas de los puentes que conducen al nivel superior.

La cerámica, material delicado que abunda tanto la Plaza de España como el resto del Parque de María Luisa, se ha convertido en el blanco fácil de los desalmados que, mes tras mes, se ceban con ella. Los destrozos se han convertido ya en algo habitual, con el consiguiente coste para las arcas municipales y con la mala imagen que se llevan miles de visitantes. Un informe municipal elaborado en el año 2010, cifraba en más de 200.000 euros el coste al que hacía frente cada año el Ayuntamiento para arreglar los destrozos en el principal parque de la ciudad.

Balaustrada rota. Balaustrada rota.

Balaustrada rota. / A. Pizarro

En su primer año de mandato, el gobierno de Juan Espadas destinó 2,8 millones de euros a solucionar diversos problemas de los jardines históricos, principalmente para el arbolado y los caminos. La falta de vigilancia es el gran handicap.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios