Urbanismo

Los veladores toman la Magdalena antes de la inauguración de la plaza

  • Faltan las instalaciones del sistema de alumbrado y la placa de Martínez Montañés

Clientes en uno de los nuevos establecimientos hosteleros de la Plaza de la Magdalena.

Clientes en uno de los nuevos establecimientos hosteleros de la Plaza de la Magdalena. / Juan Carlos Vázquez

Veladores en una plaza sin rematar. La estampa de la Magdalena ayer fue de una terraza repleta de mesas y sillas ocupadas por turistas aprovechando que el termómetro superaba los 25 grados. La peculiariedad es que la reurbanización de este histórico enclave del centro de Sevilla aún no está terminada, ya que faltan algunos retoques como la renovación del sistema de alumbrado. También resta la vuelta de la placa de Martínez Montañés, que fue retirada de unos de los edificios que ahora ocupa el hotel, a un lugar destacado dela plaza.

El Ayuntamiento retiró las vallas de la Magdalena a mitad de mayo, dejando a la vista la profunda transformación de la zona, sufragada a partes iguales por Emasesa, que ha renovado todas las redes, y la empresa promotora del hotel de lujo que se ha construido en dos edificios de la plaza.

En las últimas semanas se han ido culminando algunos trabajos como las plantaciones de las zonas ajardinadas y de las palmeras, la instalación de nuevos bancos y elemento de mobiliario urbano, y los últimos trabajos relacionados con la peatonalización.

El proyecto de la Magdalena ha intervenido en total sobre una superficie de 2.475 metros cuadrados. Hasta la ejecución de esta obra se destinaban a calzadas para vehículos y zonas de estacionamiento el 60% (1.440 metros cuadrados).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios