Sevilla FC

Dembélé deja en 557 minutos el récord de Bono de imbatibilidad en la Liga

Dembélé celebra el gol que acabó con la racha de imabatibilidad de Bono. Dembélé celebra el gol que acabó con la racha de imabatibilidad de Bono.

Dembélé celebra el gol que acabó con la racha de imabatibilidad de Bono. / Antonio Pizarro

Youssef Bounou ya está en la historia del Sevilla como portero que ha estado más tiempo sin encajar un gol en la Liga. En Pamplona logró ese récord, tras superar a Beto y fijar en 528 minutos la cifra que marcaba el listón más elevado en partidos ligueros. Ahora, tras encajar el 0-1, obra de Dembélé, en el Sevilla-Barcelona, la marca se queda en 557 minutos.

El gol del atacante francés del Barcelona llegó en el minuto 29. El anterior gol encajado por Bono fue en Mendizorroza (1-2), en el minuto 12. Desde entonces transcurrieron los partidos de Liga ante Cádiz (3-0), Eibar (0-2), Getafe (3-0), Huesca (1-0) y Osasuna (0-2).

El segundo en este ranking de porteros imbatidos es el portugués Beto, que alcanzó los 516 minutos en la temporada 13-14, con Unai Emery. Ahora se queda a 41 minutos del marroquí. El luso, por su parte, había superado aquella temporada a un mito como Palop, que alcanzó los 510 en la temporada 08-09, con Manolo Jiménez.

Palop, el récord total, con 780 minutos

Justamente Palop se mantiene como el portero en la historia del Sevilla que ha estado más minutos imbatido sumando partidos de varias competiciones: 780. Lo logró en la temporada 08-09 precisamente. Y abrió la racha en el minuto 46 del Sevilla-Sporting de Liga, jornada 2 (4-3), para cerrarla en un Sevilla-Málaga de Liga (0-1). 

Bono llegó a 727, hasta que Dahoud, con un gran disparo de rosca, lo batió en el Sevilla-Borussia Dortmund. Inició la racha en Mendizorroza, tras el gol de Edgar Méndez en el minuto 12. Y luego dejó su portería a cero en siete partidos entre Liga y Copa: Cádiz (3-0), Valencia (3-0), Eibar (0-2), Almería (0-1), Getafe (3-0), Barcelona (2-0) y Huesca (1-0). En estos dos últimos partidos, además, hizo paradas portentosas, dos a Messi, una a Rafa Mir, otra a Sergio Gómez y una última, con algo de fortuna, en el rechace de ésta última de nuevo a Rafa Mir.

Sin contar los alargues, a 90 minutos por encuentro, el cómputo entre el minuto 12 de Mendizorroza y el 19 en el que Dahoud se sacó un tirazo de rosca a la escuadra, el tiempo de imbatibilidad asciende a 727 minutos, que en realidad son más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios