Sevilla FC Una evolución acorde a los tiempos

  • La modernización de Caparrós a la que alude Monchi se basa en un cuerpo técnico joven y actualizado

Joaquín Caparrós, entrenador del Sevilla, durante un entrenamiento. Joaquín Caparrós, entrenador del Sevilla, durante un entrenamiento.

Joaquín Caparrós, entrenador del Sevilla, durante un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Nadie se queda atrás en el fútbol. Evidentemente, es difícil que el estilo cambie. Cada técnico cree en su modelo de juego y con él va al fin del mundo, pero nadie se cierra las puertas a una evolución que es inherente a la condición humana.

La evolución a la que ha hecho mención Monchi en un par de ocasiones respecto al método de trabajo de Joaquín Caparrós, aparte de apreciarse en los resultados, también se nota en el día a día. El técnico utrerano es permeable a todo lo nuevo que se cuece en el fútbol, pero no ahora, sino hace bastante tiempo. En sus últimos proyectos –aventuras que no acabaron bien en Osasuna, Levante, Granada o Mallorca– ya se había apoyado en su segundo entrenador, Luci Martín, para que llevara el peso de la aplicación de las nuevas tecnologías.

El secreto está en rodearse de buenos profesionales, en técnicos cualificados, bien formados y actualizados y, sobre todo, en darles su sitio y dejarlos trabajar. Así, si en su anterior etapa al frente del Sevilla en los últimos cuatro partidos de la pasada temporada Caparrós ya tiró de buenos profesionales como Juanjo del Ojo, preparador físico que fue fundamental también para dotar al grupo de alegría y buena dinámica en el trabajo, en la presente campaña en este aspecto el Sevilla ha querido dar una vuelta de tuerca más. Del Ojo, que ya era el máximo responsable del departamento de optimización del rendimiento de reciente creación en el Sevilla, continúa en la parcela física del primer equipo, ya que además ya formaba parte del cuerpo técnico de Machín.

Pero recientemente se ha incorporado otro responsable en el plano de la preparación física, José Collado. Este valenciano de 30 años, que inició la campaña con el Sevilla Atlético, ya trabajó con Caparrós en el Al Ahli de Qatar y anteriormente desarrolló un importante trabajo en las escuelas del Real Madrid en México y Brasil, en la escuela Aspire y en otros proyectos en Qatar.

Aunque el toque de experiencia también lo pone Antonio Álvarez, incorporado por Caparrós en su cuerpo técnico, para el punto de frescura ponen su granito de arena Paco Gallardo y Carlos Marchena, al margen de los modernos sistemas de análisis y seguimiento en tiempo real que ya utilizan todos los equipos profesionales.

El de Bellavista, al margen de su labor junto a Caparrós en la secretaría técnica, no tiene una amplia experiencia en cuerpos técnicos, pero sí suficiente. Dirigió a la selección andaluza sub 18 antes de entrar en el Sevilla, donde realizó una gran temporada con el Altair (equipo de primer año cadete) y posteriormente en el Sevilla C en Tercera junto a Marchena.

Tampoco puede dejarse atrás la tarea de Ramón Vázquez, hijo del mítico delantero de Alcalá, en el departamento de análisis, del que ya formaba parte con Machín tras iniciarse con Víctor Mañas, el analista de Emery en el Sevilla y también en el PSG y el Arsenal.

Ramón Vázquez, al igual que otros técnicos del departamento, están al día de las nuevas tecnologías, utilizan todo el software de élite, tanto NAC como SportsCode, y acuden a los encuentros con profesionales del sector que se celebran periódicamente a nivel nacional e internacional.

En este sentido, el cuerpo técnico de Caparrós está al nivel de los mejores. Trabaja con imágenes y cortes a tiempo real que prepara el departamento de análisis y se reciben en el banquillo. En algunos partidos se ha podido ver a Gallardo con intercomunicadores, ya que los técnicos están en contacto permanente y atentos a cualquier circunstancia de cada partido.

Lógicamente, todo ello va unido a la evolución que el propio Caparrós ha experimentado como técnico en todos estos años y su especialidad, la dirección de equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios