Sevilla FC Cuidado con el sistema defensivo

  • El Sevilla ha recibido este año dos tantos más que la temporada pasada y ha mantenido su puerta a cero la mitad de veces, aparte de sumar dos expulsiones en 9 encuentros

Una imagen de la barrera momentos antes del gol de Suleymanov. Una imagen de la barrera momentos antes del gol de Suleymanov.

Una imagen de la barrera momentos antes del gol de Suleymanov. / Antonio Pizarro

Los números de alguna forma lo confirman pese a que en la temporada pasada el Sevilla a estas alturas también estaba inmerso en una pequeña crisis en la Liga tras un arranque espectacular con tres triunfos fuera de casa, pero el equipo de Julen Lopetegui ha perdido gran parte de su consistencia defensiva, una de las características del exitoso modelo del técnico guipuzcoano.

Se comprobó, de forma palpable, en la visita del Krasnodar, un equipo claramente de menor nivel que los blancos y que llegaba con importantes bajas y que le creó varias ocasiones de gol antes del descanso, fundamentalmente en contraataques que pusieron al descubierto la pericia del sistema defensivo para contener este tipo de jugadas que requieren concentración en las vigilancias, intensidad en el repliegue, jugadores con inteligencia táctica para estar bien colocados en el reparto de metros y a veces saber temporizar en situaciones de uno contra uno o de ataques del rival en superioridad numérica.

El Sevilla sólo ha dejado en el presente campeonato liguero su portería a cero en un partido, ante el Levante (1-0), mientras que en la campaña pasada, tomando como referencia las mismas jornadas disputadas, seis, Vaclík ya se había ido a la ducha sin encajar en tres encuentros, los tres fuera de casa, ante Espanyol (0-2), Granada (0-1) y Alavés (0-1).

En Europa no puede hacerse la misma comparativa quizá porque la Champions no tiene nada que ver con la Europa League, y más con los rivales que tuvo el Sevilla en la primera fase hace un año, pero sí es evidente que el Krasnodar, un equipo que hace sólo dos años caía en Nervión por 3-0 sin oponer mucha resistencia, en sólo 45 minutos desnudó el sistema defensivo de Lopetegui.

Contabilizando 6 partidos de Liga y 3 de competición europea, el Sevilla ha recibido este año dos tantos más (7) que la temporada pasada (5) y ha mantenido su puerta a cero la mitad de veces (ante Eibar, Chelsea y Rennes), mientras que entonces fueron seis encuentros imbatido, los tres de Liga citados antes y los tres de Europa League, 0-3 ante el Qarabag, 1-0 frente al APOEL y 3-0 con el Dudelange.

Y otro dato revelador son las expulsiones sufridas. Si la pasada campaña en toda la temporada sólo sufrió una y fue por protestar, ya que sólo fue castigado con la de Ocampos muy al final del partido en Valladolid, en la presente campaña, en sólo 9 encuentros, ya lleva dos, la de Joan Jordán en Granada y la de Jesús Navas ante el Krasnodar.

Las piezas no han cambiado y ha sido un logro para el Sevilla que Diego Carlos y Koundé permanezcan en la plantilla pese a las ofertas y el nivel de los clubes que los pretendían, pero el funcionamiento del sistema defensivo da señales de que algo falla. ¿Puede ser que el equipo de Lopetegui haya perdido capacidad para defender sin balón con la marcha de Banega? ¿Puede que ahora ataque con más jugadores en campo contrario que hace un año? Son preguntas que ahora mismo se hace el cuerpo técnico y que tendrá que resolver, con sus soluciones en el campo, para que el equipo remonte el vuelo, fundamentalmente en la Liga, donde sólo ha logrado dejar su puerta a cero en un partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios