Sevilla FC Dabbur, el aliciente ante el débil Dudelange

Dabbur, en el momento de sustituir a Chicharito ante el APOEL. Dabbur, en el momento de sustituir a Chicharito ante el APOEL.

Dabbur, en el momento de sustituir a Chicharito ante el APOEL. / Antonio Pizarro

Tercera jornada de la UEFA Europa League y nueva oportunidad para los futbolistas que tienen menos presencia en la competición que manda, en esa Liga en la que hay un once tipo bien definido. Sobre esa base de equipo realizó dos cambios sustanciales Julen Lopetegui ante el Levante, la alternativa de Chicharito por De Jong y la obligada de Koundé por el lesionado Carriço. Le salió bien la apuesta y ahora le toca decidir otro once con varios de los futbolistas que no jugaron ni fueron convocados.

Éstos últimos fueron el meta Javi Díaz, que no puede ir citado a la Europa League, y otros cinco candidatos más firmes a aparecer en el equipo, como titulares o como suplentes: Pozo, Gudelj, Bryan, Munir y Dabbur. Lopetegui tiene por ahora la bendición de que apenas hay un futbolista de baja médica, todo lo contrario que le pasó por estas fechas a Pablo Machín hace un año. Y eso lo obliga a realizar descartes técnicos y a repartir roles soliviantando el debate.

El debate persiste porque nunca llueve a gusto de todos y porque, hay que decirlo, el único futbolista del Sevilla, Javi Díaz aparte, que aún ni siquiera ha sido citado para la Liga ha sido Munas Dabbur. Y la afición quiere verlo.

El delantero israelí ha aparecido dos ratos testimoniales en la Europa League, en Bakú cuando ya estaba todo encarrilado y ante el APOEL también al final. Su aparición en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante los chipriotas fue todo un acontecimiento. El estadio nervionense se puso en pie para recibirlo y hasta Chicharito, al que relevó, le dedicó una cariñosa sonrisa ante lo que se estaba viviendo allí.

No era ni más ni menos que la solicitud de la grada de que el palestino de nacionalidad israelí tenga oportunidades. Llega a la cita espoleado por el doblete con su selección, con lo que verlo es uno de los alicientes ante el débil Dudelange.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios