Sevilla FC

'Félix' remoja una pólvora muy escasa

  • El Sevilla se aleja a 11 puntos de la cuarta plaza antes de su visita a Old Trafford

  • La falta de pegada penaliza la lucha por la Champions

El colombiano Muriel intenta rematar ante Gayà y el meta Neto. El colombiano Muriel intenta rematar ante Gayà y el meta Neto.

El colombiano Muriel intenta rematar ante Gayà y el meta Neto. / fotos: antonio pizarro

La Liga es la competición de la regularidad, la que enseña las virtudes y los defectos de una plantilla durante casi diez meses. Desde agosto a mayo, y con la posibilidad, como realizó el Sevilla, de acudir al mercado invernal, las 38 jornadas suelen colocar a cada equipo en su sitio. Y, hoy por hoy, la distancia de los de Nervión con los cuatro mejores del campeonato es sideral. Nunca en la historia de la Liga, el quinto clasificado se hallaba tan lejos del cuarto a diez jornadas del final. 11 puntos, con el añadido del goal average, que dificultan al extremo alcanzar el objetivo de la cuarta plaza.

El cambio de Vincenzo Montella por Eduardo Berizzo ha convertido al Sevilla en un conjunto competitivo, pero aún con carencias. Los números así lo atestiguan. Si el número de goles encajados (42) es excesivo para un conjunto que quiere pelear en la zona más noble, la nula eficacia ofensiva es más alarmante. Rodrigo, autor del doblete de ayer, Zaza y Santi Mina, los tres delanteros del Valencia, suman 34 dianas en la Liga, sólo dos menos que todo el Sevilla. Sarabia, Ben Yedder y Muriel, los tres máximos realizadores de los de Nervión, acumulan 18, poco más de la mitad que su rival más directo. Franco Vázquez, el ahora segundo delantero, apenas suma tres, pese a esos arabescos que tan bien le sientan al equipo. De Sandro, fichado en enero, casi no hay noticias. Las borrascas, Emma primero y Félix ahora, han mojado Sevilla en estos últimos días, pero la pólvora sevillista ya aparecía calada desde antes.

Todo ese cóctel apunta directamente a la figura de Óscar Arias. Muriel, Nolito, Jesús Navas, más el mencionado Sandro, fueron los jugadores elegidos para reforzar un ataque que había perdido a Vietto, Vitolo, Jovetic o incluso Iborra, y que ya había presentado carencias en esa eficacia en los últimos metros para competir con los mejores. El resultado, hasta el momento, es descorazonador, y en la Liga los sevillistas centrarán ahora sus esfuerzos en mantener la quinta plaza, aunque las matemáticas, y los mensajes del vestuario, apunten a que la cuarta aún es posible.

Si el suspenso al director deportivo, que tampoco acertó en la composición de la zaga e incluso añadió vodeviles, las eliminatorias directas sí permiten mejorar la nota. El martes llega esa primera cita en Old Trafford. Casi nada. Tras el 0-0 de la ida, cuando también la falta de pegada penalizó a los de Montella, el Teatro de los Sueños aparece para seguir haciendo historia. Más adelante llegará la final copera, donde el Sevilla sí dio la talla ante todo un Atlético y que permitió que el entrenador italiano encontrase a su once ideal. Son las luces tras unas sombras muy marcadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios