Sevilla FC

Oficial: Idrissi, cedido al Ajax sin opción de compra

  • El futbolista ya viajó hasta Ámsterdam para pasar el reconocimiento médico y ponerse a las órdenes de Erik ten Hag, mientras el Sevilla decidirá este martes si inscribir a Aleix Vidal

Idrissi posa con la camiseta del Ajax. Idrissi posa con la camiseta del Ajax.

Idrissi posa con la camiseta del Ajax.

Oussama Idrissi (Bergen op Zoom, 26-02-1996) jugará lo que queda de temporada en el Ajax, tras el acuerdo con el Sevilla para la cesión sin opción de compra. El futbolista holandés de origen marroquí, con doble nacionalidad, pidió salir para tener minutos y el Ajax incluso pidió una opción de compra, pero fue rechazada. Será el único movimiento del último día de mercado, que cierra esta noche a las doce. 

Queda por saber el reparto de fichas en la Champions, pero para eso el Sevilla tiene hasta mañana, 2 de febrero, para hacer los tres cambios que crea oportunos y que le permite la UEFA en la ventana invernal. Antes, hizo oficial la cesión, con este mensaje: "El Sevilla FC quiere agradecerle a Idrissi su gran compromiso y profesionalidad y desearle la mejor de las suertes en lo que resta de temporada en Ámsterdam". 

Julen Lopetegui ya reconoció este mediodía las negociaciones y desveló que fue el propio futbolista el que expresó su deseo de tener más minutos. "Lo de Idrissi están hablando, pero todavía no está hecho del todo. El chico es cierto que llegó lesionado y ha tenido pocas apariciones, creo que ha jugado 10 partidos. Está un poquito mejor y él ha decidido una opción donde pueda jugar más minutos. Todavía no está cerrado del todo", dijo en la rueda de prensa previa al partido con el Almería.

El Ajax aceleró la negociación desde el domingo por la tarde noche. El entrenador del Ajax Erik ten Hag, le planteó a su director deportivo, Marc Overmars la necesidad de un relevo para Quincy Promes, que pondrá rumbo de nuevo a Moscú para regresar al Spartak, de donde lo fichó el Sevilla en 2018, antes de traspasarlo al Ajax, en 2019. Su episodio por un apuñalamiento ha podido influir en la decisión de su vuelta a Rusia, donde el margen para inscribir jugadores excede el 1 de febrero.

Una de las ventajas de la operación, al margen de cumplimentar el deseo de Idrissi, es que deja libre una ficha de la lista A de la Champions, que ocupará Papu Gómez. El hueco que dejó Carlos Fernández era exclusivamente para canteranos. El Sevilla tiene ocupadas las 17 fichas de jugadores no canteranos y con la cesión del holandés al Ajax sí habrá espacio.

Ahora, Lopetegui quiere darle sitio en la Champions a Aleix Vidal. Y Monchi debe consensuar con el técnico y su departamento de fútbol qué hacer. Franco Vázquez, que tuvo algunas opciones de salir, se quedará, pero puede que deje libre esa ficha. Otra opción es que Acuña, dependiendo de la duración de su lesión, no sea inscrito este martes, límite que pone la UEFA para hacer hasta tres cambios en la lista A. 

Idrissi llegó del AZ Alkmaar por 12 millones de euros el pasado verano. Pero apenas ha jugado 10 partidos hasta ahora (455 minutos), de los que sólo tres fueron en Liga, donde ostenta la pobre cantidad de 24 minutos. Cuenta con dos asistencias de gol como sevillista.

El extremo además tiene la motivación de que nunca ha jugado en el Ajax, tras haber pasado por el Feyenoord, el Groningen y el AZ Alkmaar. A punto de cumplir 25 años, el internacional sub 21 holandés y absoluto marroquí, en dos ocasiones, necesita minutos y en el Sevilla no los encuentra, por lo que el equipo del Johan Cruyff Arena se le presenta como una gran ocasión. Aunque al final de esta temporada regresará a Nervión.

Chicharito, Dabbur, Immobile..., precedentes

El caso de Idrissi no es nuevo en el Sevilla. Por diferentes circunstancias, más de un futbolista fichado en verano tuvo que hacer las maletas en invierno, a mitad de temporada.

Los últimos en hacerlo fueron Munas Dabbur y Chicharito Hernández. El primero fue fichado en enero de 2018, antes del regreso de Monchi a la dirección deportiva. No contó nunca con el beneplácito de Lopetegui e incluso creó un pernicioso debate de la afición sobre sus ganas de verlo y la imposibilidad de hacerlo. Fichado por 17 millones de euros, fue traspasado al Hoffenheim por 12 en enero de 2019. Zanjó así el debate Monchi, que fichó a En-Nesyri.

Con Chicharito el caso fue distinto, pues sí fue una apuesta de Monchi. Tuvo más protagonismo después de haber levantado grandes expectativas. Pero tampoco jugó lo que él quería y le salió la oportunidad de jugar en la Major Soccer League, donde hay una gran afición mexicana al fútbol y estaba más cerca de su país, en Los Angeles Galaxy. Llegó por cerca de 7,75 millones de euros procedente del Manchester City y se fue a EEUU por 8,55 millones. 

Anteriormente, está el llamativo caso de Ciro Immobile. Con Fernando Llorente y Gameiro en la plantilla, el italiano marcó algunos goles decisivos, pero tampoco tuvo aquí la continuidad que le estaba faltando en el Borussia Dortmund, del que lo fichó Monchi en julio de 2015.

Fue un caso extrañísimo: llegó como cedido con opción de compra, que ejecutó el Sevilla antes de traspasarlo al Lazio un año después. Antes, en enero de 2016, lo cedió al Torino hasta junio, aunque sería en el Olímpico romano donde triunfaría a lo grande, confirmándose como un capo cannoniere, un goleador de nivel en Europa, algo que no consiguió antes ni en Alemania ni en su media temporada en España.

Más reciente en el tiempo está el caso de Hiroshi Kiyotake. Sus circunstancias fueron las más penosas, pues al poco de llegar al Sevilla de Sampaoli, en julio de 2016, con un buen debut en la Supercopa de Europa y en Liga ante el Espanyol, se le murió un hijo y no levantó cabeza. Pidió salir y fue traspasado al Cerezo Osaka, para volver a su país, por unos cinco millones de euros, Costó 6,5 cuando lo fichó el Sevilla del Hannover 96. En Japón enderezó el rumbo y ya terminó aquel curso en su nuevo equipo con 18 partidos y seis goles. Allí sigue jugando.

Anteriormente, está el caso de Gael Kakuta, otra apuesta de Monchi para la misma temporada que Immobile que tampoco cuajó en el Sevilla de Unai Emery. Llegó del Chelsea, tras una cesión en el Rayo, por seis millones de euros. El 2 de febrero de 2016 fue traspasado el Hebei China Fortune por cinco millones, antes de que regresara de Asia a Europa de nuevo, donde ahora milita en el Lens. Un partido en el Ciudad de Valencia con el Levante, en el que fue su debut, marcó su relación con Emery. Se acercó a pedir el cambio y abandonó el campo directamente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios