Nuevo entrenador del Sevilla FC Lopetegui y Caparrós, el posible reencuentro de dos 'rivales'

  • En el verano de 2016 ambos eran los principales candidatos a suceder a Del Bosque como seleccionador nacional, carrera que acabaría ganando el vasco

Lopetegui y Caparrós, candidatos a la selección en 2016, pueden reencontrarse en el Sevilla. Lopetegui y Caparrós, candidatos a la selección en 2016, pueden reencontrarse en el Sevilla.

Lopetegui y Caparrós, candidatos a la selección en 2016, pueden reencontrarse en el Sevilla. / J.J. Cárdenas · J. Muñoz / EFE

La posible llegada de Julen Lopetegui al Sevilla después de que se haya convertido en el primer candidato de Monchi propiciaría el reencuentro en el Sánchez-Pizjuán de dos 'rivales' -por llamarlo de algún modo- no hace mucho por el puesto probablemente más deseado por un entrenador en España, el de sucesor de Vicente del Bosque como el seleccionador más laureado de la historia de nuestro fútbol.

En el verano de 2016 Joaquín Caparrós era junto al técnico vasco los más firmes candidatos a ocupar el banquillo de la selección española después de que el técnico salmantino decidiera poner punto y final tras la Eurocopa de Francia a un exitoso ciclo que empezó en 2008 y acabó con la eliminación a manos de Italia en octavos de final.

Caparrós y Lopetegui, y también otros nombres como Míchel o Paco Jémez, eran las opciones, pero sobre todo los dos primeros. El utrerano, como candidato propuesto por el entonces presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, sobre todo por su trabajo en el Athletic, y el vasco, como opción continuista, más en el criterio de Ginés Meléndez, responsable de todas las selecciones inferiores, que valoraba el trabajo hecho por Lopetegui con un grupo de jugadores que estaba llamado a protagonizar el cambio generacional necesario en España: Carvajal, Morata, Alcácer, Marco Asensio, Thiago, etcétera.

Quizá uno de los errores de Caparrós pudo ser el venderse continuamente en los medios de comunicación. Aceptó todas las entrevistas posibles mientras su competidor se mantenía en la sombra y esperaba. En una de ellas, Caparrós incluso se refería al modelo de juego, posiblemente muy distinto el que venía de una selección con Xavi, Iniesta, Silva..., que bebía del gran Barça de Guardiola, del que el utrerano había utilizado en sus equipos.

“¿El modelo de la selección? El técnico que venga no puede ir en contra de lo que es nuestra historia. Es que tú has ganado, es que somos referencia... Vienen técnicos a ver los equipos. Cuando hemos estado en el Athletic, en el Levante o en el Mallorca venían técnicos extranjeros a ver el método de trabajo nuestro”, afirmaba entonces Caparrós.

“Tenemos un modelo de fútbol y tenemos futbolistas que vienen pegando fuerte, como Denis Suárez, Marco Asensio... Tenemos un ejemplo con Brasil, que ha querido romper con la herencia. Nosotros no podemos romper la herencia, porque vienen chicos con muchísimo talento”, continúaba el técnico, que reconocía abiertamente que le encantaría dirigir a la selección. Caparrós destacaba que todos los chicos de la sub 21 estaban compitiendo en “equipos de Primera División” y que le encantaría que Aymeric Laporte, entonces en el Athletic y actualmente en el Manchester City, jugara con España en vez de con Francia: “Hay un vídeo que está por las redes que se ve el tiempo que invertíamos en él para que mejorara. Se le veía ya desde que tenía quince años”.

Puede que tanta exposición mediática acabara perjudicando a Caparrós, que perdió el pulso y en julio Lopetegui era anunciado como seleccionador nacional. El utrerano, que su última experiencia había sido muy negativa en Osasuna (estuvo 8 jornadas y no ganó ningún partido), se marchó al Al Ahli de Qatar, donde estuvo once jornadas y dimitió por problemas familiares en diciembre de 2017, justo cuando Berizzo era destituido en el Sevilla. José Castro y Óscar Arias optaron por la vía italiana y firmaron a Vincenzo Montella cuando ya estaba en la ciudad el runrún de la vuelta de Caparrós, que sí sería reclamado por el presidente del Sevilla tras la destitución del italiano después de la final de Copa.

El resto de la historia ya es conocido. Con Caparrós el Sevilla lograría activarse en las últimas cuatro jornadas entrando en la Europa League como séptimo clasificado para, en el siguiente proyecto, quedarse como director de fútbol a cargo de la planificación de la temporada.

Ahora, el rol de Caparrós en el Sevilla aún es una incógnita porque las competencias no se han determinado. Un puesto a caballo entre el trabajo de cantera y las relaciones institucionales parece ser el destinado al utrerano mientras Lopetegui, su 'rival' y final vencedor en una carrera que llegó ilusionar al hispalense, puede ser el elegido para liderar el primer proyecto de la segunda era Monchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios