Sevilla FC | Champions League

Fernando y Joan Jordán, dos pilares frescos para recibir al Rennes

Ocampos, que jugó medio tiempo, pugna con Pozo en el Sevilla-Eibar. Ocampos, que jugó medio tiempo, pugna con Pozo en el Sevilla-Eibar.

Ocampos, que jugó medio tiempo, pugna con Pozo en el Sevilla-Eibar. / Antonio Pizarro

Mal de muchos, consuelo de tontos. Podría valer el refranero español para acudir al rescate del Sevilla después de su derrota liguera ante el Eibar, si no fuera porque el Chelsea, el rival al que sorprendió con un soberbio partido en Stamford Bridge que se quedó en un punto, no hubiera sacado un empate de su visita al Manchester United. El equipo de Frank Lampard tampoco marcó en Old Trafford, pero fue el único de los cuatro integrantes del Grupo E de la Champions que al menos puntuó en su cita liguera.

Como paliativo para la derrota liguera también está que hubo varios titulares ausentes en el once, con lo que estarán frescos para la nueva batalla de Champions ante el Rennes. Pero, obviamente, de nada servirá haber dado descanso a varios pilares si no se hace ante el equipo galo bueno el punto de Londres y su factura ante el Eibar.

Hay margen hasta ese día tras el esfuerzo del sábado. Y Lopetegui no le dio ni un minuto a Fernando, uno de sus pilares básicos. Joan Jordán estará también fresco, al haber tenido que cumplir un partido de sanción por su doble amarilla en Granada y los futbolistas que suelen formar el frente de ataque en el equipo base, Suso, Ocampos y De Jong, no fueron titulares.

Cierto es que el extremo argentino salió tras el descanso y jugó casi 50 minutos del 46 al 94. Pero el gaditano salió en el minuto 70 y disputó 24, por los 14 del holandés, que fue el último cambio al salir con Franco Vázquez en el 70.  

El único equipo que sacó rédito en su liga tras el esfuerzo de la Champions fue el Chelsea. Los otros tres perdieron sus duelos, todos en casa. El Rennes cayó ante el Angers en Roazhon Park (1-2), rompiendo así su racha de invicto. Y el Krasnodar sucumbió con claridad ante el Spartak de Moscú (1-3) después de haber empatado a un gol en tierras bretonas el martes como hizo el Sevilla algo más al norte.

La conclusión más fácil es que la Champions pasa su factura de forma puntual. Y también que el esfuerzo de la primera jornada de los cuatro integrantes del Grupo E dejó una clasificación igualadísima y todas las espadas en lo alto, dando prueba de la competitividad del gran torneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios