Sevilla FC | Junta de Accionistas

La ruptura con los americanos y la previsible batalla judicial

José Castro, durante un momento del agrio debate en la Junta de Accionistas. José Castro, durante un momento del agrio debate en la Junta de Accionistas.

José Castro, durante un momento del agrio debate en la Junta de Accionistas. / Imagen SFC

El Sevilla se ha unido contra los americanos. Si bien queda en el aire la opinión del accionista mayoritario, ya que el capital social de José María del Nido Benavente estaba representado por José Castro en virtud de las medidas cautelares que dictó el Juzgado de lo Mercantil, la unión de los mayoritarios y los minoritarios quedó patente con la aprobación de la remoción y cese del consejo de Andrés Blázquez como representante de Sevillistas Unidos 2020, conocidos como los americanos.

La propuesta la realizó, en ruegos y preguntas, la plataforma de minoritarios Accionistas Unidos, y fue aprobada por el 81,8% del capital social representado, con el voto negativo del 12,79% y una abstención del 5,4%. La decisión, tras una agria Junta en la que José Castro llamó a Andrés Blázquez "auténtico mentiroso empedernido" y éste lo acusó de haberle pedido comisiones en la compraventa de acciones, debe traer cola en los Juzgados.

Es más que previsible una cascada de demandas. Es más, ya está en curso la guerra judicial con la demanda de los americanos contra Castro y sus aliados y la de éstos contra la ruptura del pacto de gobernabilidad que quiso llevar a cabo Del Nido, quien a su vez demandó contra esa última resolución judicial.

Pero en el seno del sevillismo se acoge con satisfacción ese golpe a los americanos, quienes, con un 7,5% del capital social querrán hacer valer su derecho a estar en el consejo, como un primer e importantísimo paso, histórico incluso.

La Junta más corta de la historia, con apenas dos horas y media entre las 15:12 y las 17:35 de duración, por las medidas sanitarias puede suponer un antes y un después en la guerra accionarial, que seguirá latente. Aunque ahora el enemigo común es Sevillistas Unidos 2020, en espera de que Del Nido se posicione.

La asamblea de accionistas, 98 personas físicas presentes, 1.644 accionistas y 85.262 acciones representados en Fibes, empezó a agriarse en el punto octavo del orden del día: la propuesta de Rafael Carrión de reformar el artículo 18 de los Estatutos Sociales para reforzar las mayorías en asuntos fundamentales: ahora requerirá las dos terceras partes del capital presente en una Junta.

Andrés Blázquez tomó la palabra para anunciar que impugnaría tal acuerdo porque entendía que conculcaba derechos, en previsión de una ampliación de capital. Y acusó a Carrión de beneficiarse de la ampliación de capital que realizó el Sevilla en 1997. Fue aprobada la reforma con el 87,98% de votos a favor y el 11,68% en contra. "Es un acuerdo lesivo según la legislación vigente", dijo Blázquez.

La Junta aprobó, curiosamente, con un 98,56% la gestión del consejo en el ejercicio 19-20. Aunque Blázquez preguntó a José Castro por el reparto de dividendos y la remuneración del consejo en un punto anterior. El presidente y el representante de los americanos ya tuvieron un primer agarre en este punto séptimo. "El consejero de Sevillistas Unidos 2020 ha votado a favor del reparto de dividendos en todas las reuniones del consejo", le dijo Castro, que negó la réplica. "Le he contestado a sus tres preguntas. Punto octavo, punto octavo", dijo el presidente.

Tras la aprobación del punto octavo, la reforma de los Estatutos, vino el cisma definitivo, la ruptura con los americanos. Fue Moisés Sampedro, presidente de Accionistas Unidos, quien propuso la remoción y cese de Sevillistas Unidos 2020 como administrador del club. "Entraron con mentiras y engaños, diciendo que eran un grupo de sevillistas, cuando no lo son", le espetó. Lo acusó de "falta de lealtad" y anunció: "Queremos que se mantengan lejos de esta entidad", remató. A continuación realizó su propuesta.

La remoción fue aprobada por el 81,8% y en la réplica hubo nuevo enfrentamiento agrio entre Castro y Blázquez, que llegó a amenazarlo con publicar un correo en el que le pedía comisiones. "Entramos en el consejo por petición de Castro, por su situación financiera, para ayudarle a mantener el poder con la familia Carrión, Guijarro, etc. A través de él compramos una gran cantidad de acciones, pagando comisiones de 100 euros por acción, que entonces no se quejaba el señor Castro por cobrarlas. Y nosotros lo que tuvimos fue un mandato de venta, porque lo que querían el señor Carrión y el señor Castro era vender sus acciones. Cuando no conseguimos esta venta, no por sevillismo, sino por dinero, porque el señor Carrión se levantó porque quería cobrar un 15%. Intentamos llegar a un acuerdo a tres bandas con el señor Del Nido y el señor Castro", dijo el burgalés.

Y el utrerano replicó: "Es usted un mentiroso empedernido. ¿Qué ha hecho usted por el Sevilla, echarnos a pelear?". La aprobación del cese de Sevillistas Unidos 2020 del consejo fue recibida con aplausos.

Estos arreciaron al final, cuando Castro espetó a Blázquez, señalando al trofeo que ganó el Sevilla en agosto: "Allí hay una cosa que se llama sexta Europa League y la hemos conseguido todos los sevillistas, todos, desde los grandes accionistas hasta el socio más joven que paga su abono". Ahora se iniciará otra guerra, que tendrá como escenario los Juzgados. Pero el primer paso está dado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios