El lío de la Supercopa de España

Todos contra el Sevilla en la Supercopa

  • El Reglamento de la RFEF y el calendario aprobado respaldan al club de Nervión frente a los intereses del Barcelona, a los que se pliegan la RFEF, LaLiga y la AFE

  • El amistoso con el Arsenal, fijado en principio para el 4 de agosto, está pendiente también de la resolución que deben adoptar Luis Rubiales y su Junta Directiva el lunes

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, en la Ciudad del Fútbol. Luis Rubiales, presidente de la RFEF, en la Ciudad del Fútbol.

Luis Rubiales, presidente de la RFEF, en la Ciudad del Fútbol. / Juan Carlos Hidalgo / EFE

Comentarios 2

Al Sevilla sólo lo respalda el derecho, pero eso en este país no tiene demasiada importancia cuando priman otros intereses, sobre todo los económicos. Este lunes la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol adoptará una solución salomónica sobre la Supercopa de España entre el Barcelona y el Sevilla, y todo apunta a que será contra los intereses del Sevilla, que expresó su negativa a que fuera a partido único en Tánger, para que sus abonados y aficionados pudiesen disfrutar del calendario pactado, con la ida en Nervión el 5 de agosto.

La RFEF incluso agradeció el viernes a la Federación de Marruecos su ofrecimiento de que se jugase el partido en el Estadio de Tánger el 12 de agosto, dando por hecho que, al no haber aceptado una de las partes, el Sevilla, se desechaba tal opción. Sin embargo todos se han posicionado contra el Sevilla: la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), no se sabe muy bien por qué, también apuesta por Tánger y el partido único, según avanzó ayer la edición madrileña de As.

Según esta información, LaLiga y la RFEF también apuestan por Tánger, que gusta al Barcelona porque le permitirá jugar en una zona neutral, con amplio predicamento de seguidores azulgrana, y no interfiere con su amistoso, fijado el 5 de agosto a las 2:00 (hora española, en Estados Unidos), uno de los encuentros de la International Champions Cup (ICC), a la que el Sevilla ha renunciado en parte por la apretura de su calendario y por la interferencia de la Supercopa de España.

Según el Reglamento General de la RFEF está prohibido jugar un partido amistoso 24 horas antes de cualquier partido oficial que organice dicho ente. Lo recoge en su artículo 243, dentro del Título IV, referente a los partidos y competiciones no oficiales. En el mismo, se recoge que la Federación debe autorizar cualquier competición no oficial. Su punto 2 reza: “Los clubes que se desplacen para jugar partidos de competición no podrán celebrar encuentros no oficiales durante las veinticuatro horas anteriores a los mismos, salvo autorización especial concedida por la RFEF”.

Esta incidencia ha instado al Sevilla a dejar en suspenso el amistoso con el Arsenal de Unai Emery, fijado para el 4 de agosto en Estocolmo. Este encuentro, al igual que el que jugará el 21 de julio en Zúrich con el Benfica, estaban dentro de la International Champions Cup (ICC). Pero el Sevilla tuvo primero que suspender uno con el Chelsea el sábado 28 de julio, inscrito en la ICC, que finalmente quedó suspendido porque debe jugar el 26 de julio la ida de la Q2 de la Liga Europa. Ante esta situación y en vista de que tampoco era seguro que pudiera jugar con el Arsenal el 4 de agosto, el Sevilla y la empresa Relevent, organizadora del evento, pactaron mantener el amistoso con el Benfica, fuera ya de la ICC, y el del Arsenal a expensas de que el Sevilla no jugara la ida de la Supercopa de España el 5 de agosto. Pero todo indica que no habrá Supercopa el día 5...

El Barcelona, en cambio, no ha realizado ninguna gestión para variar su participación en la ICC, cuyo calendario, días y equipos participantes, ha variado según las necesidades de los clubes. Sin embargo, el Barça mantiene sus tres partidos: el 29 de julio con el Tottenham en Pasadena, el 1 de agosto con la Roma en Dallas y el 5 de agosto con el Milan en San Francisco.

De esta forma, en contra del calendario aprobado por la RFEF en consenso con la LaLiga (ida y vuelta de la Supercopa de España los días 5 y 12 de agosto) y pasando por alto lo que dicta el Reglamento General de la RFEF, la patronal de clubes, el sindicato de jugadores y el ente federativo parecen haberse plegado a los intereses del Barça. Algo tendrá que ver lo que ha ofrecido la Federación de Marruecos para hacerse con el partido. Y todo juega contra el Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios