Sevilla FC

Gana el estilo de Montella

  • La rescisión del contrato con el Milan retrasa la llegada del entrenador elegido

  • El italiano arribará de la mano de Maresca, nexo idóneo para la mejor adaptación posible

Vincenzo Montella, sonriente, en un partido en el Giuseppe Meazza milanés. Vincenzo Montella, sonriente, en un partido en el Giuseppe Meazza milanés.

Vincenzo Montella, sonriente, en un partido en el Giuseppe Meazza milanés. / daniele mascolo / efe

El Sevilla apuesta por la continuidad del estilo ofensivo de las dos últimas temporadas, con un enfoque más europeo. Vincenzo Montella ha sido el elegido por la cúpula ejecutiva, a instancias de la dirección deportiva, y hoy debe ponerse al frente del equipo en la vuelta al trabajo tras el periodo vacacional. El anuncio oficial se retrasará hasta horas antes de esa vuelta a los entrenamientos, prevista para las siete de la tarde, dado que después del minucioso proceso de selección el club no ha tenido tiempo de perfilar completamente un aspecto importante, el nuevo contrato que ligará al ex entrenador de Fiorentina, Sampdoria y Milan con el club nervionense. Precisamente los flecos que tiene pendiente Montella con el club lombardo impidieron que todo se cerrara ayer. Con Enzo Maresca, que está en Sevilla, ya hay acuerdo para que sea el nexo de unión con el nuevo técnico: conoce la idiosincrasia del club y la ciudad, el idioma y la competición, y Montella, que firmaría por la media temporada que queda y la siguiente, ha aceptado de buen grado su ayuda.

El choque Milan-Inter, único partido correspondiente a los cuartos de final de la Copa de Italia que se jugó este miércoles, se presentó como un escollo insalvable para que el elegido firmara el finiquito con el Milan y diera por escrito el sí al Sevilla. Pero la sintonía entre las partes, club y técnico, son totales después de la grata reunión del martes en Roma.

Por estilo, Óscar Arias entiende que es el candidato idóneo para la filosofía de juego y las características de una plantilla hecha para jugar con un esquema de 4-3-3, el mismo que usa Montella, si bien también usó tres centrales en su últimos meses en San Siro. Claro que el italiano tiene un enfoque más europeo que el de Sampaoli o Berizzo y quedarán desterrados ese caos táctico del que a veces se acusó al actual seleccionador argentino y también esas marcas al hombre que no cuajaron en el ya ex técnico sevillista y que lastraron a un equipo que pedía un mejor posicionamiento zonal y un ataque de los espacios casi inexistente en la última etapa. Estos dos factores negativos terminaron de condenar la travesía sevillista de Berizzo y Montella debe aplicar métodos más pragmáticos y avanzados a la hora de dirigir a sus jugadores, posicionarlos en el campo y explotar sus cualidades.

Si bien las conversaciones con los cuatro candidatos -Walter Mazzarri, Javi Gracia y Thomas Tuchel eran los otros tres- fueron muy satisfactorias en todos los casos, según los criterios técnicos de la dirección deportiva quien más se asemeja a la idea de juego buscada en consonancia con las cualidades de la plantilla es Montella. El 3-5-2 de Mazzarri no terminaba de convencer, Tuchel podría tener dificultades para adaptarse a la Liga con la barrera del idioma y Gracia, con un esquema de 4-4-2 o 4-2-3-1 y doble pivote, no tiene un perfil tan ofensivo como Montella, aunque su opción queda en la recámara por si se torciera a última hora la del italiano por aquello de plasmar por escrito lo pactado. O, más aún, porque el Milan, que ha mantenido buenas relaciones con el Sevilla últimamente, pusiera pegas al finiquito. No sería el primer caso...

Para que la cúpula sevillista se haya decantado por Montella, que fue destituido en el Milan el pasado 27 de noviembre después de clasificarlo para Europa la campaña anterior tras varios años de sequía continental, hay otros aspectos clave, aparte del estilístico. Uno de ellos es la aceptación de que Maresca sea su ayudante en su nueva aventura hispana. Y otros son relativos a su conocimiento de futbolistas de la plantilla que ya tuvo en la Sampdoria -precisamente el equipo en el que obtuvo menores resultados- como Muriel, a quien le sacó partido ubicándolo como atacante junto a otro punta y con quien comparte representante además, o Correa. También cabe tener en cuenta que Montella tiene cierto predicamento en Jovetic, a quien le sacó un gran rendimiento en la Fiorentina antes de que el club viola lo traspasase al Manchester City. Y eso es una baza a tener en cuenta si el Sevilla apostase por reforzar el ataque con el montenegrino, el deseado de la afición.

Nacido en Pomigliano d'Arco el 18 de junio de 1974, el ex delantero de la Roma, en la que empezó su trayectoria como técnico, despuntó en la Fiorentina, entre 2012 y 2015. En su última temporada allí cayó eliminado por el Sevilla en las semifinales de la Liga Europa, exhibiendo un atractivo juego de rápidas combinaciones con futbolistas como Badelj, Borja Valero, Mati Fernández, Joaquín, Salah... Allí tuvo una media de 1,80 puntos. En el Milan quedó sexto, por delante del Inter, y devolviéndolo a Europa. Pero esta campaña ha sido presa de la irregularidad del club rossonero, un escollo que ahora da suspense a esta historia.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios