Sevilla FC

El Sevilla pos-Banega

  • Confirmado el argentino hasta agosto, cubrir su vacío es el gran reto de Monchi para el Sevilla de Lopetegui 2.0

  • En Inglaterra vinculan al portero Kepa con el club de Nervión

Lopetegui, Banega y Messi fdialogan tras el reciente Sevilla-Barcelona. Lopetegui, Banega y Messi fdialogan tras el reciente Sevilla-Barcelona.

Lopetegui, Banega y Messi fdialogan tras el reciente Sevilla-Barcelona. / Antonio Pizarro

El mismo sevillista que se congratula de que Éver Banega permanezca vestido de blanco lo que quede de esta temporada –sea ante la Roma en un enclave alemán por decidir, o sea en la finalísima de la Liga Europa en Colonia–, ese mismo sevillista, adopta un tono de justificada preocupación cuando repara en el vacío que el manijero argentino va a dejar en la plantilla que dirige Julen Lopetegui. Será acaso el frente principal, junto al fichaje de un goleador, que tendrá que acometer Monchi y su secretaría técnica en la empresa de mejorarle, o tratarlo, el grupo de profesionales al preparador vasco en la campaña 2020-21, cuyo inicio se fía para septiembre.

Las líneas maestras sobre las que ya trabaja el director general deportivo y sus subordinados para la próxima temporada apuntan al fichaje de un portero, un lateral derecho, un lateral izquierdo, al menos un central (seguramente dos con la probable venta del cotizadísimo Diego Carlos), el referido organizador que cubra la marcha de Banega, un extremo y un goleador. Eso, de salida. Luego, como siempre ocurre en el tránsito estival, las ofertas suculentas por algunos de los activos (Lucas Ocampos, por ejemplo) llevarán a variar la estrategia de fichajes. Pero el bosquejo sobre el que ya se trabajan está sobre la mesa.

Se antoja fundamental para la suerte del Sevilla de Lopetegui 2.0, en Champions o en Liga Europa, el acierto en un organizador de fuste. Monchi trató de retener a Banega antes de que, en enero pasado, cualquier club pudiera negociar con el medio sin tener que ocultarlo. Pero el Al-Shabab que entrena el español Luis García Plaza se coló en cuanto se abrió la ventaja y cerró cualquier debate con una cascada de petrodólares, que caerá sobre la teñida cabeza del organizador rosarino durante tres años.

Precisamente ayer viernes, un día después de que el Sevilla confirmara oficialmente el acuerdo con el Al-Shabab para que Banega consumiera la temporada como sevillista, la entidad árabe lo rubricó en Twitter: “La Administración del club Al-Shabab acordó extender el contrato del jugador argentino Ever Banega con el @SevillaFC hasta el final de la temporada actual. #ShababFC #Alshabab”.

Ahora que ya está atada la pernanencia hasta agosto del argentino, como también la de dos cedidos como el portero Bono y el lateral izquierdo Reguilón, el Sevilla adopta una postura cabal: colmar de agradecimientos públicos a un profesional que en invierno desoyó sus pretensiones de renovar, sí, pero que es actor principalísimo en el entramado que tiene al equipo cuarto y en disposición de meterse en Liga de Campeones. Hay que rebañar el tarro de las esencias del dorsal 10 antes de que haga las maletas.

El jugador muestra su compromiso en el campo, cada vez que sale –cualquiera diría que fue hace mucho más de un año su destemplado acto en el último minuto de Girona la pasada campaña, cuando se autoexpulsó con una violenta patada a Pere Pons y el sevillismo lo señaló– y también escenifica su bienestar en la ciudad cada vez que puede en las redes. La última vez, el pasado jueves, con motivo de la fiesta de cumpleaños –cumplió 32 el lunes, en la previa del partido ante el Leganés– y posó con Vaclík, Ocampos, Mudo Vázquez, Munir, De Jong. “Gracias por hacerme pasar un día increíble, los quiero en especial a mi mujer e hijos por la sorpresa espectacular los amo”, escribía @ever19banega en redes sociales.

Contratar a un jugador del nivel que aún atesora el argentino no le va a resultar fácil a Monchi. Y se antoja fundamental para hacerlo que el Sevilla acabe el próximo 19 de julio entre los cuatro primeros de la clasificación de la Liga Santander. Por el dinero de la Champions, pero también porque futbolistas de esas prestaciones suelen descartar todo lo que no sea jugar en la gran competición continental de clubes.

Y ese sello de ser equipo de Liga de Campeones es el que puede atraer a otros jugadores de un perfil tan alto como ya ostenta el portero Kepa Arrizabalaga. Aunque el Sevilla no deja de mirar de reojo al guardameta alavesista Pacheco –su temporada ha sido más discreta y el freno en su cotización puede jugar a favor del Sevilla, pero sigue siendo una opción lejana–, según apunta el portal ElDesmarque a través de una información de The Sun, al club de Nervión se le ha presentado una oportunidad de mercado en la figura del joven cancerbero del Chelsea, al que el club londinense, según el rotativo, busca una salida en forma de cesión.

El internacional español de 25 años pretendería probar suerte en un equipo de primer nivel europeo, y ahí entraría el Sevilla si se sienta a negociar con el marchamo de equipo Champions. La operación sería imposible para el Sevilla si el Chelsea exige que su club de destino asuma los 8 millones de euros anuales que percibe el portero de Ondarroa.

Para el lateral derecho, aunque Koundé ya ha dado muestras de ser un recambio más que válido para Jesús Navas, el Sevilla también va a contratar a alguien que pugne con el palaciego. Desde Italia aseguran que la secretaría técnica del Sevilla sigue de cerca los pasos del milanista Davide Calabria, de 23 años y cuyo agente es Alessandro Lucci, que fue el que intervino en las operaciones para las llegadas del argentino Correa y de Muriel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios