Sevilla FC | Mercado de fichajes

Las “decisiones difíciles” de Monchi apuntan a Sarabia y Banega

  • El bloqueo en las renovaciones del madrileño y el argentino acercan de forma irremisible dos salidas impopulares

Monchi y Pablo Sarabia, en un momento distendido en un entrenamiento. Monchi y Pablo Sarabia, en un momento distendido en un entrenamiento.

Monchi y Pablo Sarabia, en un momento distendido en un entrenamiento. / Antonio Pizarro

Monchi refleja una franca ilusión por el embrionario proyecto que acomete con Julen Lopetegui de la mano. Es hora de trabajar juntos en las salidas y llegadas. Los fichajes del Sevilla, un verano más, van a rondar o superar la decena y el “antes de entrar, dejen salir” desemboca en dos vertientes: no seguirán Gonalons, Marko Rog ni Andre Silva, por un lado, y por otro algún jugador de mucho peso específico, por tanto cotizado, y por consiguiente valorado por la afición, será traspasado. Y aquí, en este punto, entra en liza la frase que el director deportivo sevillista pronunció el miércoles por la noche en los micrófonos de la Cadena COPE: “Tomaremos decisiones difíciles que tenemos que estar vivos para transmitirlas bien”.

La advertencia de Monchi invita a pensar de manera irremediable en Pablo Sarabia y Éver Banega. A ambos les queda sólo un año más de contrato y sus posibles marchas no serían de fácil digestión para el sevillismo. Y más después de que tampoco haya despertado una desbordada ilusión en la masa, precisamente, el nuevo entrenador, Julen Lopetegui.

El preparador vasco, en su presentación del pasado miércoles, afirmó que cuenta con esos dos preciosos “colores” para el cuadro que le terminará de pintar Monchi el 31 de agosto, pero la realidad va por otros derroteros. A día de hoy, la continuidad de Sarabia y Banega se antoja complicada a pesar del interés de Monchi y Lopetegui, sobre todo en el caso del madrileño.

El preparador de Asteasu ha entrado en escena para intentar que Sarabia estampe su firma en un nuevo contrato, pero la situación del club de Nervión es desfavorable en el tablero de juego: la cláusula de rescisión del madrileño, 18 millones de euros, es una baratija para lo que rinde.

Eden Hazard, que acabará seguramente investido como el próximo galáctico de Florentino Pérez, acabó la pasada temporada en el Chelsea con 19 goles y 12 asistencias; Nicolas Pepe, uno de los delanteros de moda, contribuyó con 20 tantos y 13 pases de gol a que su Lille acabara la Ligue 1 en puestos de Champions. La cotización de ambos jugadores está muy por encima de esos 18 millones de euros que vale la libertad de Sarabia. Y el sevillista acabó su campaña con registros aún mejores: 23 goles y 17 asistencias. Ayer, el diario As unía el Paris Saint-Germain a la lista de aspirantes a contratar a Sarabia, que ya engrosan opulentos clubes como el Real Madrid o el Inter. Para cualquiera de ellos, los 18 millones suponen una inversión muy secundaria. Y Sarabia podría multiplicar por cuatro o cinco la ficha que hoy percibe en el Sevilla.

Vista la dificultad, entra en juego Lopetegui. Aunque no contara con el atacante madrileño en su periplo como seleccionador, el vasco tiene cierta ascendencia sobre el jugador, al que dirigió en los combinados nacionales sub 19 y sub 21 (con la que fue campeón de Europa dos veces, en Rumanía 2011 e Israel 2013). Sarabia encaja perfectamente en el esquema favorito del nuevo preparador sevillista, ese 4-3-3 con dos extremos dinámicos, con llegada para apoyar al hombre de área en la faceta goleadora y capaces de engarzar juego por dentro y también ayudar cuando el rival tenga el balón. Monchi no está seguro “al cien por cien” de la continuidad de Sarabia. Ni mucho menos. Y aunque harán un último intento, ya están avisando al personal de una más que posible salida obligada.

En el caso de Éver Banega, las circunstancias son distintas. Si Sarabia, con 27 años, está en el mejor momento de su carrera, en el Sevilla tienen claro que el argentino, que cumple 31 el próximo día 29, describe ya una clara línea descendente y su traspaso, aun doloroso, no sería traumático.Precisamente ayer el portal Eldesmarque recogía una información procedente del portal argentino todapasion, que habla de una oferta inicial de 4 millones de dólares de Boca Juniors al Sevilla por el traspaso del manijero, una cantidad que estaría lejos de satisfacer las pretensiones sevillistas en caso de que Éver no se convenza de renovar.

Hoy, Sarabia y Banega están lejos de firmar. Ahí es donde entran algunas de las “decisiones difíciles” de Monchi. Que no todas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios