Crisis sanitaria

Coronavirus en el mundo: Moscú se une a Israel y también considera a España país de riesgo

Personas con mascarilla en la iglesia de la Natividad de Belén.

Personas con mascarilla en la iglesia de la Natividad de Belén. / ABED AL HASHLAMOUN, EFE

Las autoridades de Moscú anunciaron que los ciudadanos llegados desde países con una "situación desfavorable" debido al coronavirus -entre ellos España, Italia, Francia y Alemania- tendrán que guardar un régimen de autoaislamiento en sus casas durante catorce días una vez que retornen a la capital rusa. La medida afectará también a los ciudadanos que regresen a Moscú desde China, Corea del Sur e Irán, precisa el decreto firmado por el alcalde de la capital, Serguéi Sobianin, que eleva la alerta en la ciudad, donde se ha detectado un solo caso, por la amenaza de la propagación de la enfermedad.

Reino Unido confirma el primer fallecido

Las autoridades británicas confirmaron la muerte del primer paciente por SARS-CoV-2 en el Reino Unido, un individuo de edad avanzada y con problemas de salud previos. A finales de febrero, un ciudadano británico falleció en Japón tras resultar afectado por el virus durante su estancia en el crucero Diamond Princess. El Gobierno informó hoy de que se han identificado hasta ahora 115 casos de infección en el país, 30 más respecto al miércoles, 25 de ellos en Londres.

Entre la incertidumbre y la normalidad

La epidemia de coronavirus, que ha costado ya la vida a 3.281 personas y cuyo final se ve lejano, está obligando a la gente a convivir con una situación que va de la incertidumbre y las restricciones en muchos aspectos de la vida cotidiana, a una obligada y casi paradójica normalidad.

Esta situación se agudiza con los datos que ha facilitado la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyo director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó que "nos preocupa que algunos países no estén tomándose el problema suficientemente en serio o que hayan decidido que no pueden hacer nada".

Italia

En Italia, donde han fallecido 148 personas por el coronavirus y 3.296 están contagiadas, según las últimas cifras oficiales, buena parte de la opinión pública considera un mal necesario la decisión del gobierno de cerrar hasta el 15 de marzo escuelas y universidades para evitar más riesgos. El Gobierno italiano dio este jueves el visto bueno a una partida de 7.500 millones de euros para impulsar medidas con las que ayudar a familias y empresas por la crisis del coronavirus.

Palestina

En otras partes del mundo el miedo a un contagio descontrolado ha llevado al cierre temporal de lugares como la iglesia de la Natividad de la ciudad cisjordana de Belén. El ministerio de Turismo palestino anunció la restricción de la entrada de turistas a la ciudad de Belén a partir de este viernes y la cancelación de las reservas hoteleras, a menos de un mes de que comience la Semana Santa.

Egipto

Por el contrario, las autoridades egipcias reabrieron este jueves la pirámide escalonada de Zoser, después de 14 años de trabajos de restauración que se vieron interrumpidos por la revolución de 2011 y a pesar de la incertidumbre que representa el coronavirus para el turismo.

Marruecos

El gobierno de Marruecos emitió una circular con medidas para frenar el coronavirus, que incluyen la prohibición de toda reunión que supere los 1.000 participantes y se celebre en recinto cerrado. Igualmente, se prohíben todos los foros con participación de personas "llegadas del extranjero" (sin distinción), incluyendo aquí las manifestaciones deportivas y culturales.

El coronavirus en la economía

En el terreno económico el coronavirus sigue causando un severo quebranto en sectores básicos como el turismo, el transporte o el energético. El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, dijo que los países de la Unión Europea (UE) tendrán que adoptar medidas, incluidas las de tipo fiscal, para garantizar la liquidez a las empresas, especialmente para las pymes, y evitar la pérdida de empleos por el brote del coronavirus.

El grupo de aerolíneas Lufthansa informó de que va a cancelar 7.100 vuelos hasta finales de marzo debido a la drástica caída de la demanda. La mayor parte de las cancelaciones son vuelos en Alemania, al norte de Italia, otros destinos de Europa, y a Israel a partir de este domingo, porque ese país ha prohibido la entrada a viajeros de Alemania, Austria y Suiza, así como a China e Irán, como ya había comunicado.

La aerolínea portuguesa TAP anunció la cancelación de 1.000 vuelos previstos para marzo y abril por una brusca caída de la demanda, especialmente en sus operaciones en Italia.

La OPEP se inclina por un recorte drástico de la oferta de crudo de un millón y medio de barriles diarios (mbd) por el impacto del coronavirus, pero para ello quiere la cooperación de Rusia, que hasta ahora se niega.

El Banco Central Europeo (BCE) ha pedido a los bancos que supervisa que estén preparados para garantizar su operativa ante la amenaza, que requiere que tengan en cuenta en sus planes de contingencia el riesgo potencial de una pandemia y que identifiquen a un responsable de ello en cada entidad.

Erasmus en Italia

Entretanto, miles de estudiantes Erasmus en las universidades italianas se han encontrado con la suspensión de las clases, lo que ha llevado a algunos a volverse a España y a otros a aprovechar para disfrutar de otras "vacaciones" o viajar.

"Aquí la vida sigue completamente normal, excepto que las discotecas han cerrado", cuenta Irene, estudiante española en la Universidad de Siena, y que ironiza al afirmar que la suspensión de las clases "es una ventaja, lo mires por donde lo mires". Preguntada por si ha pensado volver a España, Irene responde con un "no" tajante: "Si estoy un año estudiando en la Toscana, ¿cómo me voy a ir a estar dos semanas con mi madre, que la veo cuando quiera?".

Japón

El Gobierno de Japón pondrá en cuarentena obligatoria a todos los viajeros procedentes de China y Corea del Sur antes de autorizar su entrada en el país. El primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó que se ha tomado esta medida "ante la continuada entrada en Japón de viajeros chinos y surcoreanos pese al brote de coronavirus" y debido a la "inquietud de los ciudadanos japoneses".

La medida también conlleva la cancelación de todos los visados expedidos para la entrada de viajeros chinos y surcoreanos, así como el desvío de todos los vuelos procedentes de Corea del Sur y China con destino a Japón a los aeropuertos de Tokio y Kansai.

China

La tendencia descendente de los casos de nuevos infectados por coronavirus en China se mantiene, mientras que las restricciones que están permitiendo controlar su propagación obstaculizan la vuelta al trabajo, un proceso que Pekín trata de acelerar para minimizar el impacto económico de la epidemia.

Las muertes por COVID-19 fueron 31, siete menos que el día anterior, por 139 nuevos positivos que, si bien son veinte más, sigue tratándose de mínimos que no se registraban en el país asiático desde el pasado mes de enero.

A la vista de estas mejoras, el Gobierno de China empuja para que la crisis desatada por el virus no suponga un descalabro económico. El presidente chino, Xi Jinping, pidió mayores esfuerzos para la vuelta al trabajo y a la producción y para impulsar el consumo, un modelo económico, este último, que es el objetivo de las autoridades.

Sin embargo, esa cacareada vuelta al trabajo puede tener más de aparente que de real, tanto más cuanto la vida en ciudades como Pekín, Shanghái, Cantón o Shenzhen -por no mencionar la de las ciudades en cuarentena de la provincia de Hubei, cuna del virus- está lejos del bullicio habitual anterior a la epidemia.

Mientras tanto, en Wuhan se ha conocido el fallecimiento de un varón de 36 años de insuficiencia respiratoria a causa de la COVID-19, cinco días después de haber sido dado de alta.

La cifra total de muertos es ya de al menos 3.012 en China, según el último parte de la Comisión Nacional de Sanidad, y el acumulado de contagios diagnosticados de 80.409, 5,952 de los cuales se encuentran en estado grave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios