Coronavirus Trump evoluciona "muy bien", según la versión oficial, pero fuentes de la Casa Blanca lo desmienten

El doctor Sean Conley, médico de Donald Trump. El doctor Sean Conley, médico de Donald Trump.

El doctor Sean Conley, médico de Donald Trump. / Rod Lamkey, EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evoluciona favorablemente de la COVID-19, la enfermedad provocada por el coronavirus, según ha informado este sábado su equipo médico. Sin embargo, minutos después ha trascendido que fuentes de la Casa Blanca han advertido de que el estado de salud de Trump es "muy preocupante".

"El presidente está muy bien esta mañana, estamos extremadamente contentos con su progreso" según el médico del presidente, Sean Conley, que ha dado el primer parte desde que se informó el viernes de su hospitalización.

Así, Trump "lleva 24 horas sin fiebre, mantenemos un cauto optimismo, y satura a un 96 por ciento", diagnóstico que invita a un "cauto optimismo", según Conley, quien eludió dar una fecha concreta para su retorno. "Tuvo tos, fiebre y nunca ha tenido dificultades para respirar", ha añadido.

Contradicciones

De vuelta a los síntomas, Conley ha precisado que en las últimas horas Trump "tuvo tos y fiebre, pero nunca ha tenido dificultades para respirar", ha insistido el médico, frente a informaciones publicadas esta mañana en medios estadounidenses que apuntaban a lo contrario.

En la rueda de prensa se han dado datos contradictorios con lo que se sabía hasta ahora, ya que Conley ha afirmado en cierto momento que habían pasado 72 horas desde el diagnóstico, lo que sitúa el positivo de Trump en el miércoles y no en el viernes, antes de su desplazamiento a Minesota el pasado jueves para participar en un acto de campaña de recaudación y en un mitin al aire libre.

Otro miembro del equipo médico, Brian Garibaldi, ha explicado que el presidente se sometió "hace unas 48 horas" a una terapia experimental de anticuerpos, lo que sitúa su inicio a mediodía del jueves, también antes de un acto en Nueva Jersey. Se refería así al tratamiento de anticuerpos de Regeneron.

Posteriormente el propio Conley ha publicado un comunicado en el que ha matizado que cuando se dijo 72 horas se referían al "día tres" y cuando se dijo 48 horas, se refería al "día dos" desde el diagnóstico.

"El presidente fue diagnosticado con COVID-19 en la tarde del jueves 1 de octubre y se le suministró el cóctel de anticuerpos de Regeron (sic) el viernes, 2 de octubre", afirma Conley en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

El hecho de que se refiriera a Regeneron como Regeron ha puesto en duda esta rectificación. De hecho, una portavoz de Regeneron ha explicado en declaraciones a la CBS que es erróneo referirse a este tratamiento como "anticuerpos policlonales" como dice el comunicado de Conley, sino que se trata de "dos anticuerpos monoclonales". El comunicado de Conley no está firmado.

En lo que a las pruebas se refiere, en la rueda de prensa se ha insistido en que la confirmación por PCR del positivo se conoció en la tarde del jueves, aunque no se ha concretado si dio positivo en alguna prueba rápida anterior hecha con antígenos.

Poco después de la rueda de prensa ha trascendido que desde la Casa Blanca se ha informado a los periodistas que normalmente hacen el seguimiento de la Presidencia de que el estado de salud de Trump es "muy preocupante". Además, han advertido de que "las próximas 48 horas serán críticas".

"Los signos vitales de las últimas 24 horas han sido muy preocupantes y las próximas 48 horas serán críticas para su estado. Aún no estamos en el camino para una recuperación plena", ha explicado la fuente al grupo de prensa de la Casa Blanca.

El único responsable de la Casa Blanca durante la rueda de prensa del equipo médico en el Hospital Militar Nacional Walter Reed era el jefe de gabinete, Mark Meadows.

Mientras, el presidente estadounidense ha transmitido su agradecimiento al personal sanitario por su trabajo para combatir la pandemia. "Médicos, enfermeros y TODO el personal de GRAN Hospital Walter Reed y las demás instituciones similares son ESTUPENDAS!!! SE han conseguido enormes progresos en los últimos seis meses para combatir esta PLAGA. Con su ayuda, me siento bien!", ha publicado Trump en su cuenta personal en Twitter.

Lluvia de positivos en la Casa Blanca

Por otro lado, este sábado también se ha dado a conocer que Donald Trump Jr, uno de los hijos del magnate, ha dado negativo en la prueba de coronavirus. "Me doy unos días más por precaución, volveré a hacerme la prueba y si vuelve a dar negativo regresaré al trabajo", ha hecho saber en su cuenta de Twitter.

Quien sí ha dado positivo es el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, que ayudó a Trump a preparar el último debate presidencial. Con el positivo de Christie el entorno del presidente suma 14 personas diagnosticadas como contagiadas por el coronavirus.

Además de Trump, han dado positivo Christie, la primera dama, Melania Trump; los senadores republicanos Ron Johnson, Thom Tillis y Mike Lee; el director de campaña de Trump, Bill Stepien; la presidenta de la Convención Nacional Republicana, Ronna McDaniel; el presidente de la Universidad de Notre Dame, John Jenkins, un miembro del personal de la Casa Blanca y tres periodistas de la Casa Blanca.

El candidato demócrata, Joe Biden, ha enviado este sábado un mensaje a través de las redes sociales en el que ha vuelto a insistir en el uso de la mascarilla. "La mascarilla te protege. Pero también protege a los que están a tu alrededor: a tu madre, a tu padre, a tus hijos, a tus vecinos y a tus colegas. Sé un patriota, y cumple con tu parte", ha manifestado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios