TV-Comunicación

Tristán Ulloa supera el coronavirus en "condiciones tercermundistas"

  • El actor pide más medios para el personal sanitario, que está "con lo mínimo", tras ser atendido en el hospital Infanta Leonor en el barrio de Vallecas de Madrid

Tristán Ulloa, emocionado en su vídeo desde el hospital Tristán Ulloa, emocionado en su vídeo desde el hospital

Tristán Ulloa, emocionado en su vídeo desde el hospital

El actor Tristán Ulloa ha compartido en las redes sociales un emocionante vídeo en el que anuncia que ha sido dado de alta en el hospital Infanta Leonor, en Madrid, donde estaba ingresado desde hace unos días por coronavirus. El intérprete de películas como Lucía y el sexo y de series como Gran reserva tiene 49 años y ha vivido la peor experiencia de su vida.

Ya vuelve a tener voz y en estas horas volverá a estar en casa, donde pasará en principio una quincena en cuarentena.

Las palabras de Ulloa llegan a ser demoledoras, calificando de “tercemundistas” las condiciones de trabajo del profesional sanitario formado por “jóvenes, en primera línea de fuego” en una batallla cruel donde sólo cuentan “con lo mínimo”.

El actor ha querido “dar las gracias a todos” por arroparle a través de las redes ya que su hermano, el cineasta, David Ullloa, ha estado informando sobre su estado de salud. “Ha habido momentos muy jodidos”, asevera Tristán.

He ido remontando, las defensas han subido. Ya estoy sin fiebre, con voz, con energía”, desando “compartir con vosotros y abrazaros a todos”. Sobre el hospital resalta que deja “a gente espectacular, que se lo merece todo, que les escuchemos, que les dejemos hablar”.

Tras sentirse mal, en el Infanta Leonor fue atendido de manera provisional “compartiendo tiritonas con gente mayor en una butaca”, relata. De ahí pasó a una camilla en el pasillo, después a “un cubículo aislado”, para pasar a una cama en planta, donde se ha repuesto, relata en el vídeo.

Tritán Ulloa en su discurso Tritán Ulloa en su discurso

Tritán Ulloa en su discurso

“Mañana ya veremos qué pasa”, propone en un mensaje de esperanza mientras agita el puño en señal de haber conseguido la victoria en una batalla donde no lo tenía fácil. Se ha convertido en un testimonio cercano de los que está sucediendo en los hospitales.

Curiosamente en 2015 Tristán Ulloa protagonizó el spot navideño de Campofrío, Despertar, en el que un paciente regresaba de un coma al cabo de los años reencontrándose con los amigos, con un mensaje de disfrutar las cosas buenas de la vida.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios