Entrevista. Emilio Silvera. Novillero

"Espero torear en Madrid y Sevilla y abrirme las puertas"

  • El diestro sevillano, quien cortó una oreja en su debut en Sevilla el pasado Corpus, estrena apoderado y prevé presentarse en Las Ventas en 2019

Emilio Silvera, ilusionado ante una nueva etapa en la que será apoderado por Francisco José Lorenzo. Emilio Silvera, ilusionado ante una nueva etapa en la que será apoderado por Francisco José Lorenzo.

Emilio Silvera, ilusionado ante una nueva etapa en la que será apoderado por Francisco José Lorenzo. / Juan Carlos Vázquez

El novillero Emilio Silvera (Sevilla, 1996) comienza una nueva etapa cargado de ilusión, estrenando apoderamiento en 2019, siendo representado por Francisco José Lorenzo. Únicamente ha toreado cinco novilladas, incluida la de su debut en Sevilla. Torero inédito –no alcanza la veintena de novilladas picadas en su carrera–, quiere estrenarse la próxima campaña en la Monumental de Las Ventas y retornar a La Maestranza, donde cortó una el pasado Corpus.

–Emilio, ¿por qué el nuevo apoderamiento?

–Esta temporada rompí en julio con Martínez Enamorado después de mi actuación en Sevilla. Corté una oreja y no tenía contratos. Ni siquiera entré en espectáculos que el organizó como empresario.

–¿Por qué ha apostado por Francisco José Lorenzo?

–Es un apoderado de Palencia que lleva a Miguel Ángel Pacheco, quien ha tomado la alternativa. El proyecto que me ha propuesto es interesante, con media docena de novilladas en Francia, debutar en Madrid, volver a Sevilla y si es posible sumar contratos en varias plazas del norte de España.

–¿Cómo valora su temporada?

–Ha sido un poco dura. No he estado en muchos festejos. Después del debut en Sevilla, cortando una oreja, apenas he toreado. Han sido cinco novilladas y tres festivales. A pesar de ello, he madurado y tengo las cosas muy claras.

"Estoy mentalizado para ir a por todo... No caben las medias tintas. Me estoy acercando al torero que quiero ser"

–¿En qué ha ganado más?

–Sobre todo veo las cosas más claras delante del toro. Estoy muy mentalizado para ir a por todo. No caben las medias tintas. Y a la hora de torear me estoy acercando al torero que quiero ser. Con el capote, que no lo veía muy claro, he mejorado. La espada es la única espinita clavada.

–¿Qué planteamiento tiene para la próxima temporada?

–Espero torear en Madrid y Sevilla y abrirme las puertas. En mi situación no debo fallar.

–¿Qué fue lo más destacado

–En Sevilla pude cortar una oreja. Iba con mucha presión y por los nervios y la presión no pude expresarme como lo siento. En Huelva hubo dos faenas bastantes completas, que eran de dos orejas cada una; en la primera pinché y corté una y en la otra, por la espada, se me fue la puerta grande. Pero pude sentirme. En Tordesillas, donde entré como sustituto, estuve muy bien. Ahí surgió el apoderamiento de Francisco. Y en Higuera de la Sierra, en un festival, donde corté un rabo y salí a hombros con mi padre, que cortó dos orejas, cobré mucha moral.

–¿Esperaba torear más tras su actuación en Sevilla?

–La verdad es que tenía la ilusión de volver a La Maestranza en San Miguel o al menos haber entrado en ferias como las de Arnedo, Villaseca, Calasparra, Algemesí, Guadarrama, donde no me han llamado de ninguna.

–¿Cómo le afectó?

–Me dolió mucho porque me sentía preparado y con ganas. Lo superé al final. Por todo esto, este año he dado un paso importante. También me afectó mucho la muerte de El Pío, quien me ayudó mucho.

–¿Se preparaba con la misma intensidad?

–Incluso con más; diría yo. Cuando estás fuera, cuando no toreas, tienes que estar más preparado que nunca.

–¿Cómo lo hace actualmente?

–Físicamente tengo un preparador y luego toreo de salón con compañeros de profesión, con algunos novilleros, como Manuel Rueda. En otras ocasiones entreno con mi padre y con José Fuentes. Lo alterno según me pide el cuerpo. Profesionalmente me ayudan mi padre, Fuentes y Litri.

–¿Qué toreros actuales son los que más le interesan?

–Morante, Manzanares y Roca Rey.

–¿Su objetivo inmediato?

–Ir paso a paso y mejorar como torero. Tengo en la cabeza que no puedo fallar y mis objetivos son Madrid y Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios