TV Muere la actriz Kirstie Alley, la que fuera protagonista de 'Cheers'

Toros Colombinas

Pablo Hermoso y ‘Berlín’ enamoran la tarde

  • Francisco Palha y Lea Vicens se alzan con las dos orejas de sus respectivos toros en sendas faenas con valentía y acierto con los aceros mientras que Guillermo y Andy consiguen una en sus lidias

Paseíllo de rejones en La Merced

Paseíllo de rejones en La Merced / Josué Correa (Huelva)

A lomos del viento. Con señoriales maneras se llevó la tarde una preciosa jornada taurina que comenzó bordando el navarro Pablo y su caballo Berlín, y que después abrocharían Lea Vicens y el portugués Palha, con la rotundidad que dan esas dos orejas en el esportón de ambos.

Lo de Pablo y Berlín fundiendo la tarde en un aplauso enorme con la hermosina elevada a temple y poderío forma parte de ese poso que la vida y el tiempo le ha dejado a uno de los grandes del rejoneo. A ese hombre que llegó con Cagancho al corazón de todas las plazas y que ayer volvió a conquistar, sin cortar orejas, a esta Huelva que tan exigente ha sido con él. Y él con Huelva. Hermoso ese amor de Pablo con la tarde en la que dejó escrito un precioso lance de parar y templar la nobleza del bohórquez que sustituyó al primero, lesionado en una mano. Allí desengañó la brusquedad del toro con ese primor de los maestros que se dejan estar a gusto y Pablo lo estuvo.Todos los terrenos le sirvieron a Pablo Hermoso para asentar temple y torería, añadido ese tercio de banderillas con Arsenio.El rejón solo se llevó las orejas, pero le dejó el cariño inmenso y la admiración de La Merced marcando lo más sublime del festejo.

Interesante encierro de Fermín Bohórquez con cuatro toros bravos y nobles para los montados

Bajó el tono de bravura con el segundo. Andy lo templó muchísimo en esa fase donde Cartago y Caramelo llevaron la parte más científica de la faena, si es que en el rejoneo de Andy hay algo científico. Pero sí, templó dentro de esa alharaca en la que profesionalmente centra bastantes de su tardes. Se le apagó demasiado pronto el oponente. Al tercer par de banderillas a Andy le faltaba la mitad del espectáculo: el toro. Aunque volvería a enganchar al tendido con ese espectáculo de Humano caminando sobre los posteriores. Un rejonazo a lomos de Pinto remató esa faena que termino destilando en la primera oreja de la tarde.Moura Caetano, frío y académico, enseñó ese espectáculo de rejoneo más técnico, pero carente de emoción, en el que rescatar el aplauso. Discreto en esas formas pero torero en su concepto de la lidia, la demora con el rejón dejó en silencio su labor tras rematar con un certero descabello.Lo de Palha fue retomar otra vez la emoción el espectáculo. Es portugués, sí, pero entiende la lidia en esa forma que busca la complicidad con el tendido. Osado en ese recibo a porta gayola para clavar el rejón de castigo, el primer fallo no fue obstáculo para que a la segunda dejara el hierro sobre el morrillo de otro bravo ejemplar de Bohórquez. Puesta en escena perfecta, vendiendo el pescao el portugués le llegó de nuevo al alma de una plaza en la que debutó al abrigo de esa encerrona de su amigo Ventura.Impecable con Gingao en banderillas, dejó llegar muy cerca después la nobleza del bohórquez con tres de las cortas estrechando el embroque.El rejonazo fulminante en sus efectos a lomos de Mosca le valió dos orejas. Uno de los triunfos más sólidos del festejo.Palha había devuelto el festejo al nivel de esa pasión del primer acto. La continuación de Lea no tuvo desperdicio, porque a lomos de ese compañero inestimable que sobre el ruedo significó Bético, la plaza se volcó con la francesa. Sin más argumentos que la garra y el afán que le puso Lea para disfrutar del excelente pupilo de Bohórquez, que por cierto echó una buena corrida de toros sobre el albero mercedario. Ahora les llego a eso un poco más adelante porque la crónica no debe desengañar el mérito de una rejoneadora que ya conoce lo que es triunfar en Huelva y que no se amilanó ante un toro que esperaba, que había que jugarle técnicamente esas teclas para que la faena tuviera continuidad y ahí acabó la tarde, encontrando el temple de la francesa a lomos de Diluvio y abrochando esa valentía que tuvo toda la tarde a lomos de Deseado, con el que culminó la grandeza de su actuación. El rejonazo culminó todo con esa efectividad que el tendido espera y éste le disputó con ahínco la segunda oreja al palco. No era fácil montarse a caballo después de la intensidad que la tarde venia gastándose. Cinco orejas por delante, toros y caballos funcionando y el hándicap de ser el más joven e inexperto de sexteto.Pues nada de eso le puso presión a este Guillermo Hermoso que tras parar con mucho temple la distraída condición del sexto, le disputó al padre la hermosina a lomos de Ecuador y en unos terrenos donde el rejoneador y el caballo tienen que ser valientes a narices. Y Guillermo lo fue. También en esa estrechura del embroque con las rosas con Esencial. Guillermo ha empezado a crecer y ayer fue un poquito menos el hijo de, para sacar carácter y decisión en su rejoneo. Se le espera.Buen conjunto de Bohórquez con dos toros aplaudidos y cuatro que sirvieron mucho.Lo mejor de todo, créanme, es que después de casi cuarenta caballos sobre el ruedo, la tarde se fue ágil y gentilmente para el espectador y eso se agradece, no saben cuanto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios