Pepe Moral. Matador de toros “Al ‘miura’ hay que tratarlo como si fuera de cualquier otra ganadería”

  • El diestro palaciego cerrará la Feria con la legendaria ganadería de Miura, divisa con la que triunfó el año pasado, cortando dos orejas, en un ciclo en el que hará doblete, toreando en su primera tarde toros de El Pilar

El diestro palaciego Pepe Moral, en la Avenida de la Constitución, junto a la catedral. El diestro palaciego Pepe Moral, en la Avenida de la Constitución, junto a la catedral.

El diestro palaciego Pepe Moral, en la Avenida de la Constitución, junto a la catedral. / Juan Carlos Vázquez

El diestro Pepe Moral, uno de los triunfadores de la pasada edición abrileña, con un éxito importante ante miuras, hará doblete este año cerrando la feria con toros de la legendaria divisa sevillana.

–Pepe, ha comenzado su campaña en Las Ventas ¿Cómo ha sido su actuación ante victorinos?

–Fue una tarde difícil. El primer toro fue muy duro y desagradable y con el segundo, aunque tenía clase, el público no entraba. Hubo algunos muletazos despacio, que me los quedo para mí. Llegaba mal con la rodilla, pero no me molestó. Cuando Madrid se pone cuesta arriba es muy difícil.

–En Sevilla, dos tardes ¿Es lo que quería?

–Sí. No es fácil. No es una feria larga. Las figuras vienen varias tardes. En la de Miura está el aliciente de Castella, que no torea este tipo de corridas –el cartel lo completa Chacón– y en la de El Pilar estoy junto a dos jóvenes –Álvaro Lorenzo y Ginés Marín–.

–¿Qué cartel es más comprometido?

–Los dos. Con Miura hay un plus añadido y de El Pilar, con la que me une gran amistad con el ganadero, siempre han embestido muchos toros.

–Pero si tuviera que elegir una, ¿cuál sería?

–Por ética y respeto Miura porque ha sido la que me ha dado triunfos en Sevilla.

–¿Dónde está el secreto para triunfar con toros de esta ganadería?

–No hay secreto. Es adaptarte al tipo de embestida. Es un toro difícil. Hay que tratarlo como si fuera un toro de cualquier otra ganadería.

–En San Isidro también hará doblete...

–Sí. Con dos corridas de toros parecidas y a la vez diferentes. En la de Ibán, con Curro Díaz, un torero de arte y muy de Madrid y Emilio de Justo que salió el año pasado a hombros en Las Ventas. Y en la de Fuente Ymbro toreo junto a dos toreros emergentes, Garrido y Morenito de Aranda.

–Este año cumple una década de alternativa ¿Tiene pensado algún gesto especial?

–Ahora mismo no tengo nada encima de la mesa. Me gustaría hacer algo especial y que quede marcado. Lo tengo en mente.

–¿Qué fue lo más significativo del año pasado?

–Destaco la actuación de Miura en Sevilla en el mano a mano con mi amigo y compañero Manuel Escribano, en la que pude cortar dos orejas y en la que me pidieron con fuerza la tercera. También corté la primera oreja de la Feria a un toro de Las Ramblas. Otras especiales fueron la de Adolfo en Madrid, la de Victorino en Nimes, la de Miura de Albacete y una faena a un toro de Salvador Domecq en Bilbao, en la que más me he sentido. En esas tardes he toreado como quería.

"Más de la mitad de lo toreado han sido corridas duras en plazas de primera. Es muy difícil tener triunfos..."

–¿Y cómo es ese toreo?

–Despacio, dando importancia a la mano izquierda, asentado y que cada muletazo sea único, que dure mucho, que sea eterno. Es lo que busco cada día y siento.

–¿Y lo peor en su campaña?

–La cornada en Nimes. Aunque estoy contento porque fue una tarde especial en la que Octavio Chacón, Emilio de Justo y yo hicimos el toreo en una tarde bonita. Me siento orgulloso, aunque lo pagara con sangre.

–En su estadística prevalecen ganaderías duras en plazas de primer orden.

–Más de la mitad de lo que toreé el año pasado han sido corridas de las denominadas duras en plazas de primera y eso no es fácil. He cortado seis orejas a toros de Miura y varias a toros de Victorino, Dolores Aguirre, Partido de Resina. Es muy difícil tener triunfos importantes con este tipo de toros. Ha merecido la pena.

–¿Se sufre más ante este tipo de toro?

–Siempre se sufre ante un toro. Pero en este tipo de ganaderías de las denominadas duras hay un porcentaje más alto de que salgan complicados. Hay que llevarlo con tranquilidad y afrontarlo sin prejuicios.

–¿Cree que el público valora lo que hace con estos astados?

–Según. El toreo es algo de sensaciones. Pero el triunfo interior es mayor.

–¿Qué torero le está impresionando más este año?

–Muchos. El que revoluciona y lleva a la gente es Roca Rey. Le viene bien a la Fiesta. Por supuesto, las figuras. Y también toreros en buen momento, como Emilio de Justo, Diego Urdiales, Octavio Chacón.

–Planteamiento para 2019.

–Hacer el toreo que siento, siendo feliz y haciendo feliz al aficionado, tarde a tarde, sin pensar en un número determinado de corridas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios