Toros

"En mi toreo busco que la técnica no ahogue el sentimiento"

  • El torero sevillano, quien mantiene a Pepe Luis Vargas y a Juan Rodríguez, suma a su equipo de apoderamiento a Roberto Piles, de la empresa de Simón Casas

El torero sevillano Juan Ortega, delante del Ayuntamiento. El torero sevillano Juan Ortega, delante del Ayuntamiento.

El torero sevillano Juan Ortega, delante del Ayuntamiento. / Juan Carlos Vázquez

El torero Juan Ortega (Sevilla, 1990) ha sumado a su equipo de apoderamiento –hasta ahora compuesto por el maestro Pepe Luis Vargas y Juan Rodríguez– a Roberto Piles, un taurino de dilatada trayectoria y experiencia que trabaja para Simón Casas, quien dirige, entre otras muchas plazas, la Monumental de Las Ventas de Madrid, donde Juan Ortega impactó el año pasado en la corrida de la festividad de la Virgen de la Paloma, consiguiendo un trofeo y siendo elogiado por la crítica especializada.

–Juan, ¿que supone la incorporación de Roberto Piles?

–Sobre todo, la recompensa al último año de preparación y entrenamiento. Tal como están las circunstancias en el toreo era tener junto a mí a un maestro como Pepe Luis y a otra persona dedicada a los despachos, como ha surgido.

"La tarde de Madrid ha sido un punto de inflexión en mi carrera. Tras madurar, saqué lo que llevaba dentro"

–Con Piles entra bajo el paraguas de Simón Casas...

–Roberto Piles tiene los pies en la tierra y en un primer planteamiento me ha dicho que tengo asegurado torear en Madrid pero que a partir de ahí todo dependerá de mí. Me gustó que me hablara con franqueza.

–¿Continuarán con usted Pepe Luis Vargas y Juan Rodríguez?

–Así es. Juan es como mi padre. Me ha acompañado desde que comencé como torero y el maestro es fundamental tanto para el oficio como para la confianza y la mentalización. La gente que ha estado desde el principio es a la que tengo que respetar siempre. Lo poco que he conseguido es gracias a ellos. El maestro me lo ha puesto fácil. Él mismo tenía claro que era conveniente una persona con fuerza para los despachos. Con la incorporación de Piles hemos completado un equipo importante.

–¿Qué otras cosas ha supuesto el aldabonazo que dio en Las Ventas?

–La tarde de Madrid ha sido un punto de inflexión en mi carrera. Llega un momento en el que todo lo que has madurado y sientes, lo sacas y transmites. Madrid, a corto plazo, no me sirvió para torear más, pero fue un cambio importante.

"He tenido mucha fe en mi concepto. Había veces que incluso me preguntaba si me estaba equivocando"

–¿Cómo es ese proceso de maduración?

–Sobre todo he tenido mucha fe en mi concepto. Había veces que incluso me preguntaba si me estaba equivocando.

–¿Ha merecido la pena?

–Seguro que sí. Sin lugar a dudas.

–Vayamos a ese concepto

.–Quiero intentar hacer las cosas con pureza, entendiendo entre otras muchas cosas la colocación adecuada, presentar bien los chismes y sobre todo intentar que haya más sentimiento que técnica. En mi toreo busco que la técnica no ahogue el sentimiento.

"Estaré en San Isidro y esperamos que también me contraten para la Feria de Abril de Sevilla"

–¿Qué planteamiento tiene para 2019?

–De momento, sé que estaré en San Isidro y esperamos que también me contraten para la Feria de Abril de Sevilla.

–¿En qué punto de su carrera se encuentra?

–Lo que tengo en la cabeza es ser fiel a lo que me ha traído hasta aquí. Por nada, quiero cambiar.

–¿Está entrenando con más intensidad?

–Entreno de la misma manera. El maestro, en ese sentido, es intenso. Sí es verdad que la ilusión es mayor. Al tener fechas uno entrena con más motivación. Reinterpreto suertes que tengo en la mente. Es algo que me motiva mucho.

–Por último, ¿hará campaña en América?

–Torearé dos corridas en Texcoco, en México, en el mes de abril.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios