Acción solidaria Dos décadas de baño sin barreras

  • La iniciativa es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Huelva, Cruz Roja y la Obra Social La Caixa

Uno de los carritos anfibio que se utilizan. Uno de los carritos anfibio que se utilizan.

Uno de los carritos anfibio que se utilizan. / Landero (Huelva)

Algo tan sencillo para la mayoría de nosotros como darse un chapuzón en la playa en pleno verano, puede convertirse para determinadas personas en algo bastante complicado, y en algunas ocasiones hasta en un imposible sin la ayuda de otros.Precisamente con ese objetivo, con el de ayudar a quienes lo necesitan, nació hace ya veinte años Un baño sin barreras, un programa con carácter solidario del que más de un centenar de personas con problemas de movilidad se benefician cada verano, y que promueve el Ayuntamiento de Huelva, Cruz Roja y la Obra Social La Caixa.

Una voluntaria ayuda a un usuario a entrar en el agua. Una voluntaria ayuda a un usuario a entrar en el agua.

Una voluntaria ayuda a un usuario a entrar en el agua. / Landero (Portil)

Y es que el principal propósito de la iniciativa Un baño sin barreras pasa porque ningún onubense con discapacidad se quede sin la oportunidad de acudir a la playa en verano, y de darse un agradable chapuzón en el mar.Para hacerlo posible trabajan de forma totalmente altruista un total de 60 voluntarios de Cruz Roja pertenecientes a distintas áreas asistenciales: desde técnicos sanitarios a socorristas acuáticos, pasando por educadores sociales, hasta conductores de vehículos adaptados, de vehículos de apoyo y voluntariado de acompañamiento.

Todos perfectamente cualificados y, lo más importante, comprometidos e implicados en la tarea de mejorar la calidad de vida de las personas con problemas de movilidad.Por otra parte, y gracias al patrocinio de la Obra Social La Caixa, el programa cuenta con varios vehículos adaptados, entre ellos cinco anfi buggy o carritos anfibio que permiten que este colectivo pueda bañarse en la playa. También cuenta la iniciativa con dos carpas situadas en el puesto de Socorro que Cruz Roja instala cada verano en la playa del Caño de la Culata –Nuevo Portil–.

En dicho punto del litoral onubense, a lo largo de los meses de julio y agosto, cuatro días a la semana –de martes a viernes entre las 10:00 y las 14:00–, se ofrece este programa, que además incluye animación con paseos por la orilla del mar, charlas, talleres, juegos y otras actividades lúdicas que ayudan a normalizar la vida de estas personas. Para hacerlo posible, los voluntarios prestan un servicio integral, que incluye la recogida en su domicilio o en la sede de las asociaciones adscritas, tanto a los usuarios como a sus acompañantes, y el transporte hasta la playa, donde les ayudan a bañarse, al tiempo que hacen posible que pasen una jornada de convivencia y diversión.

El programa fue inaugurado este viernes de forma oficial por la concejala de Políticas Sociales e Igualdad en el Ayuntamiento de Huelva, María José Pulido; el presidente de Cruz Roja en Huelva, Juan José Blanco; y el director del Área de Negocio de La Caixa en Huelva, Juan Manuel Llinares, quienes visitaron la playa donde se desarrolla Un baño sin barreras.

Pulido agradeció a Cruz Roja “la gran labor y humanidad con la que desde hace ya 20 años viene llevando a cabo una iniciativa sin la que muchos onubenses no podrían disfrutar del verano en nuestras playas, y de las ventajas que supone el sol y un baño en el mar”. La edil onubense también puso en valor la estrecha colaboración con la Obra Social La Caixa en este programa, además de recordar que la actividad también está abierta a cualquier persona que estos días se encuentre en nuestras playas y presente algún problema de movilidad.

Por su parte Juan José Blanco puso en valor que Cruz Roja Huelva fue pionera en España de Un baño sin barreras, una iniciativa a la que auguró “un gran futuro, ya que en los últimos años se ha duplicado el número de asistentes, la cantidad de vehículos y los voluntarios”.Finalmente Juan Manuel Llinares subrayó que esta actividad “es una de las acciones más bonitas que apoya la Obra Social La Caixa, con la que se da vida a muchos usuarios que tienen limitaciones”, a lo que añadió que “también tiene una importante labor educativa”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios